Consumo responsable

¿Son fiables las apps de alimentación sana?

Claudina Navarro

Seguramente conoces o usas alguna app para analizar alimentos y te habrás preguntado si son de fiar. Te explicamos cómo funcionan Yuka, El Coco, MyRealFood y OpenFoodFacts.

Los criterios para elegir alimentos saludables son realmente sencillos y en el fondo, a estas alturas, ya los conocemos: los alimentos vegetales sanos son los enteros, de temporada, frescos y ecológicos. Son los que compramos en los mercados o los que podríamos adquirir directamente a un agricultor. No tienen o no necesitan ni envases, ni marcas, ni listas de ingredientes: su calidad salta a la vista.

Sin embargo, por comodidad, por capricho o por gusto seguimos comprando productos envasados, con su lista de ingredientes y su código de barras. En realidad, un alimento elaborado no tiene por qué ser del todo malo. Hay elaborados o procesados aceptables, incluso buenos, pero reconozcamos que resulta difícil encontrarlos. Seguramente es por eso que las apps que valoran al instante un producto son una revolución.

En lugar de arriesgarnos a interpretar la lista de ingredientes, escaneamos el código de barras con el móvil y al momento tenemos una recomendación que tomamos como si fuera la de un experto o, al menos, la de un buen amigo. Parece que nuestros problemas se han acabado, pero... ¿cómo sabemos si el consejo es correcto?

No nos queda otro remedio que investigar las apps. Nos fijamos en las apps para escanear alimentos más populares.

Yuka

Es la aplicación más descargada con diferencia (más de 5 millones de usuarios en este momento, con una calificación de 4,6 de media sobre 5). Sus creadores son unos jóvenes emprendedores franceses y su secreto es un algoritmo que ofrece un código de color (excelente, bueno, mediocre y malo) y una puntuación de 0 a 100 a partir de datos nutricionales (los que se utilizan para la etiqueta NutriScore) y dos criterios añadidos: si el alimento es ecológico o si contiene aditivos (estos restan más o menos según su grado de seguridad).

Los criterios de Yuka han recibido críticas. Por un lado, se critica que NutriScore castigue siempre a los alimentos muy calóricos, ricos en grasas saturadas y dulces, lo que lleva a que alimentos absolutamente saludables como un aceite de oliva ecológico reciba una nota de 70 sobre 100, con la calificación de "bueno" y no "excelente", solo porque aporta demasiadas calorías por 100 g (siendo un aceite puro, no puede ser de otra manera). En cambio una galleta que es prescindible puede ser "excelente". Fallos de las matemáticas...

Hay que decir que NutriScore no es un invento de Yuka, sino un sistema de medición de la calidad nutricional, creado por la sanidad pública francesa, que valora positivamente el contenido en frutas, verduras, frutos secos, fibra, proteínas y grasas poliinsaturadas, y negativamente las grasas saturadas, los azúcares y las calorías. Las autoridades de varios países europeos lo recomiendan a las empresas alimentarias para mejorar la información que ofrecen en sus etiquetas.

La debilidad apuntada puede ser corregida por los consumidores: no hay que comparar productos de diferentes categorías, sino solo productos similares y elegir el mejor de ellos (de hecho, la app incorpora la recomendación de productos alternativos como una función).

Yuka tiene en cuenta el contenido en aditivos y si el alimento es ecológico

Otra crítica a Yuka viene de nutricionistas ortodoxos que no ven bien que algnos aditivos bajen la nota de un producto. Esta es una crítica que suscriben las industrias alimentarias que los emplean (los aditivos y frecuentemente a los nutricionistas). Según ellos, todos los aditivos permitidos por la ley no pueden ser puestos en duda y acusan de charlatanes irresponsables quimiofobos a quienes lo hagan... En realidad, el riesgo de los aditivos se puede valorar con estudios científicos y así lo hace Yuka.

Alguno de estos "escépticos" de las apps añade que lo de puntuar más alto a los productos ecológicos tampoco está justificado desde el punto de vista de la nutrición o de la salud. El interés de los productos ecológicos para la salud es tan obvio que no hace falta decir mucho más sobre esta crítica.

Los creadores de Yuka aseguran que sus calificaciones sobre aditivos están basadas en investigaciones científicas, recomendaciones de la EFSA (Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos ), la ANSES (Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de la Alimentación, el Medioambiente y el Trabajo en Francia) y el IARC (Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer​, dependiente de la OMS).

En función de toda esta información, a cada aditivo se le adjudica un nivel de riesgo y un color: sin riesgo/verde; riesgo limitado/amarillo, riesgo moderado/naranja y riesgo alto/rojo. En futuras versiones de la aplicación el usuario podrá consultar la información que justifica la calificación del aditivo. De esta manera esperan desactivar otra crítica que se les ha hecho: la falta de transparencia sobre los criterios utilizados para llegar a la calificación final.

Yuka ha conseguido que se mejore la calidad de los alimentos

Todo criterio puede discutirse pero la mayoría de usuarios están encantados con Yuka y su influencia ya ha tenido un espectacular efecto positivo sobre la calidad de los productos en el mercado: la cadena de supermercados Intermarché ha modificado la composición de 900 productos de su línea blanca para que no sean calificados como "mediocres" o "malos", con la esperanza de que los clientes vuelvan a comprarlos.

Algunos usuarios se preguntan qué hay detrás de Yuka, dónde está el beneficio para sus creadores. ¿No es posible que una calificación positiva se deba a que la empresa alimentaria ha pagado? Los creadores de Yuka aseguran que son completamente independientes, no reciben dinero por eso, no ponen publicidad y no trafican con los datos de los usuarios. Su beneficio viene de la versión Premium, en que los usuarios pagan por servicios añadidos como poder buscar el producto en su base de datos sin necesidad de escanearlo y alertas personalizadas, entre otros.

Yuka es una app colaborativa que crece gracias a los propios usuarios. La base de datos inicial de Yuka con los ingredientes y la información nutricional fue la de OpenFoodFacts, un proyecto colaborativo independiente (también tiene una app que explicamos más abajo) que se enriquece constantemente. Pero si encuentras algún producto que todavía no esté incluido, puedes hacerle una foto al alimento, al código de barras y a la lista de ingredientes y en menos de 4 horas la app habrá emitido una sentencia y estará disponible para todo los demás usuarios.

Por otra parte, hay que añadir que Yuka también ofrece valoración de productos cosméticos.

El Coco

El Coco (de consumidor consciente) es una app que ha contado para su desarrollo con la asesoría del nutricionista Juan Revenga, bien conocido por su independencia frente a la industria alimentaria, y de Maira Bes-Rastrollo, especialista en Salud Pública y Medicina Preventiva.

Esta aplicación también recurre a OpenFoodFacts como base de datos y a NutriScore para valorar la calidad nutricional del producto, pero además la combina con Nova, un sistema de clasificación según el grado de procesamiento. La recomendación de este sistema es consumir sobre todo alimentos con calificación 1 y 2, esporádicamente los 3 y evitar los 4.

De esta manera, sugieren, la información que ofrece a los usuarios es nutricionalmente más objetiva que la de Yuka y destaca un aspecto muy importante de la calidad como es el nivel de procesamiento.

Lo que ofrece al consumidor es simplemente eso: las calificaciones NutriScore y Nova (esta calificación no está disponible para todos los productos) y el valor energético, los hidratos de carbono, el porcentaje de azúcares, grasas y grasas saturadas, pero no explicita si el producto es bueno o malo, recomendable o no, ni hay una puntuación.

Es una información aparentemente más neutral y transparente que la de Yuka, pero a muchos usuarios les resulta una app menos atractiva. Quizá por eso los desarrolladores aseguran que están preparando un nuevo algoritmo que ofrecerá un resultado más directo, comprensible y concluyente.

Por otra parte, esta app, que supera las 100.000 descargas, no valora positivamente que el producto sea ecológico ni la ausencia de aditivos.

MyRealFood

Esta app, con más de medio millón de descargas, ha sido desarrollada por el nutricionista Carlos Ríos. Adopta el criterio Nova, como El Coco, y lo combina con el sistema de "sellos negros" desarrollado por las autoridades sanitarias chilenas para llamar la atención sobre los productos con un alto contenido calórico, de grasas saturadas, azúcares o sal.

El resultado es una calificación final para el producto de "comida real", "buen procesado" o "ultraprocesado" (es decir, malo) con indicadores informativos para alto en azúcar, sal, grasa saturada o calorías. Además indica la presencia de aditivos "inocuos" o “controvertidos”, basándose en informe de la EFSA y estudios independientes.

Además esta app ofrece recomendaciones para comer mejor, alternativas más saludables que el producto escaneado si este resulta ser un "ultraprocesado", y la posibilidad de puntuar y comentar el producto. Este es quizá el aspecto más interesante de esta app, que funciona como una red social donde compartir recetas, opiniones, consejos de todo tipo, etc.

OpenFoodFacts

Esta es la aplicación de la iniciativa colaborativa y sin ánimo de lucro Open Food Facts, que está creando una base de datos mundial con información nutricional sobre alimentos (como hemos dicho, a esta base de datos se conectan Yuka y El Coco).

También supera el medio millón de descargas y ofrece al usuario las clasificaciones NutriSocre y Nova, con advertencias cuando hay un contenido elevado de grasa total, grasa saturada, azúcares o sal. También dice si el producto es ecológico y ofrece información sobre los aditivos, con advertencias como "riesgo de sobreexposición" cuando es el caso (siempre pone un vínculo a la entrada del aditivo en la Wikipedia para quien quiera saber más sobre él). Pero no ofrece la valoración global del producto que tanto agrada a los consumidores.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de cuerpomente?