Alimentos contra el reuma

Sin dolor

Dieta para el reúma: 7 alimentos que alivian el dolor

Muchos alimentos vegetales poseen una acción antiinflamatoria que resulta muy útil frente a dolencias como el reúma. Y también actúan de forma preventiva.

Martina Ferrer

El reúma se considera una patología inflamatoria crónica. En el caso de la artritis reumatoide, existe un componente autoinmune.

Algunos factores favorecen un estado inflamatorio del organismo, como la hiperpermeabilidad intestinal, el estrés, la falta de sueño, los tóxicos, alteraciones del sistema endocrino y la alimentación. Esta debe ser básicamente antiinflamatoria.

Las grasas vegetales, en general, y el omega-3 en concreto desinflaman a nivel sistémico.

Las frutas y verduras son muy útiles por su riqueza en antioxidantes: clorofila, resveratrol, vitamina C, quercitina o betacarotenos, entre otros.

Hierbas y especias poseen gran poder antiinflamatorio. Entre las especias, la cúrcuma multiplica su acción con pimienta negra.

Conviene no consumir aquellas sustancias que favorecen los procesos inflamatorios: la carne procesada, el exceso de carne roja, el gluten, los lácteos, los azúcares y alimentos refinados, y las grasas transformadas.

También evita las solanáceas. Pimientos, tomates, berenjenas y patatas contienen solanina, que favorece la inflamación articular. Sobre todo no las tomes fuera de temporada, crudas y con la piel.

7 alimentos antiinflamatorios contra el reúma

Estos alimentos son especialmente antiinflamatorios. Son útiles si sufres dolores articulares y también como prevención de los mismos.

1. Semillas de lino, ricas en omega-3

Contienen abundante omega-3 en su interior y para aprovecharlo conviene molerlas en el momento, o bien molerlas y reservarlas en un tarro de vidrio, preferiblemente en el congelador.

Toma 2 cucharadas soperas al día, por ejemplo en salsas o en un smoothie.

También puedes elegir el aceite de lino para usar siempre en crudo y conservarlo en la nevera para que no se oxide.

Nueces y semillas como la chía y el cáñamo son otras buenas fuentes de omega-3.

2. Cebolla, útil gracias a su contenido en quercitina

Es rica en quercitina, que inhibe la formación de sustancias pro-inflamatorias.

Consume 1 cebolla fresca al día en las ensaladas o 1 seca cocinada.

Las manzanas son otro de los alimentos ricos en quercitina.

3. Ajo, mejor machacado

Gracias a un contenido elevado de compuestos azufrados (alicina y sus derivados) frena la producción de sustancias inflamatorias y la expresión de proteínas con acción inflamatoria.

Cada día toma 2 dientes de ajo, mejor crudos y machacados con perejil picado o en forma de alioli.

4. Moras negras, ricas en antioxidantes

Los frutos del bosque en general son muy ricos en antioxidantes de elevada acción antiinflamatoria. Cuanto más oscuros son, más riqueza en esas sustancias.

Si además son silvestres, todavía mejor.

Disfruta de 1 puñado de moras negras al día, para merendar o a media mañana como tentempié.

5. Zanahorias, para prevenir y aliviar el reúma

Son ricas en betacaroteno, precursor de la vitamina A. Esta sustancia antioxidante, de acción antiinflamatoria, está indicada para prevenir o aliviar el reúma.

Toma 1 o 2 al día. Para mejorar su absorción en el intestino toma la zanahoria ligeramente cocida y con un poco de aceite o algún alimento graso, ya que el betacaroteno es liposoluble y el organismo lo asimila mejor así.

Las calabazas y los alimentos naranjas también tienen betacaroteno.

6. Col, bien masticada

Las coles en general tienen muchas propiedades para la salud. En este caso destaca por su riqueza en vitamina C y glucosinolatos.

Ambas sustancias actúan desinflamando y reduciendo factores inflamatorios. Los glucosinolatos son más efectivos si los masticamos bien para romper sus enlaces.

Come 1 trozo al día, macerada con limón o vinagre de manzana, o bien ligeramente cocida al vapor o en zumo.

7. Romero fresco, antioxidante y antiinflamatorio

Una de las plantas aromáticas más mediterráneas, contiene sus sustancias y aceites con acción antioxidante y antiinflamatoria en las hojas.

Para aprovecharlas hay que consumirlo fresco y masticarlo. Además es fácil de encontrar y de cultivar en casa.

Úsalo a diario para aliñar sopas, ensaladas, verduras, legumbres o cereales.

suscribete Abril 2018

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?