Más allá del trigo

7 cereales sin gluten

Estos alimentos de grano enriquecen una dieta sana y sin trigo, con su variedad de nutrientes y sabores.

Los cereales son una gran fuente de nutrientes para tu dieta. Tanto si eres celíaco o alérgico al gluten como si has decidido dejar de tomar gluten por otros motivos, seguramente has restringido tu consumo de cereales para adaptarlo a tu alimentación.

Para obtener toda la energía que te aportan los cereales y evitar el consumo de gluten, puedes optar por granos libres de gluten que aportarán variedad y sabor a tus platos.

Lista de cereales libres de gluten

Te contamos cuales son los mejores cereales sin gluten.

1. Quinoa

Esta “semilla madre”, como se conoce en quechua, ha sido considerada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) como el alimento del futuro.

La quinoa contiene un 15% de proteínas y se aprovechan mejor que las de cualquier otro cereal. Sus granos son crujientes y quedan bien tanto en platos salados como en dulces. Si se germinan son perfectos en ensaladas.

2. Mijo

Los granos mantecosos del mijo son idóneos para preparar croquetas vegetales y, en forma de copos, es delicioso en el muesli. Es un superalimento beneficioso para el cerebro gracias a su contenido en lecitina, magnesio y fósforo.

Para cocinarlo, saltéalo un poco en la sartén para que se abra y suelte su sabor y luego cuécelo 20 minutos en una proporción de dos partes de agua por una parte de mijo.

3. Arroz integral

Es el cereal sin gluten más práctico porque se adapta a sinfín de recetas, no aburre y absorbe bien los sabores.

Al no haber sido descascarillado, conserva mucha más fibra que el arroz blanco, lo que reduce su índice glucémico y lo hace más saludable. Y además es abundante en minerales, vitaminas del grupo B y vitamina E.

4. Amaranto

Su nombre, originario del griego, significa “el que no se marchita”, ya que puede crecer en tierras poco fértiles. Posee más proteínas que muchos cereales, así como magnesio, hierro y manganeso. Cocínalo en dos partes de agua por cada parte de amaranto hasta que la absorba.

5. Maíz

Es un cereal tierno, dulce y jugoso que se puede comer como verdura. También es uno de los cereales sin gluten más versátiles. Puedes tómarlo hervido, asado, tostado, en salmuera, como “palomitas” o usando su harina en tortas y repostería. Destaca por su aporte en hidratos de carbono, fibra, betacaroteno y vitamina C.

6. Trigo sarraceno

Su sabor a frutos secos va bien en ensalada y su harina, aunque no es panificable, se considera una de las mejores opciones para hacer crepes. Consérvalo en la nevera, pues se enrancia con facilidad. Contiene un flavonoide llamado rutina que lo hace antiinflamatorio y cardioprotector.

7. Teff

Estos diminutos granos proporcionan hierro, cinc y manganeso; son además una fuente de energía saludable gracias a su bajo índice glucémico. Con su harina se puede preparar una masa fermentada con la que se hace la torta etíope injera.