Botiquín natural contra los radicales libres - hoja verde

Antioxidantes

Botiquín natural contra los radicales libres

Para funcionar bien, las células necesitan más oxígeno y menos radicales libres que las ataquen

Carmen Méndez

Estos suplementos y plantas favorecen la buena oxigenación intercelular.

1. Coenzima Q10 con germanio orgánico

Regulan la oxidación intracelular, pues aumentan los niveles de oxígeno disponible. Resultan muy necesarios para la síntesis en las mitocondrias de trifosfato de adenosina (ATP, «alimento» imprescindible para el funcionamiento normal de las células).

2. Clorofila

La gran desintoxicante: elimina metales pesados y todo tipo de tóxicos. Fortalece los glóbulos rojos y, por tanto, la distribución del oxígeno (tiene una estructura molecular parecida a la hemoglobina).

La tenemos concentrada en la hierba de trigo, la espirulina, la chlorella, la hierba de cebada y todas las verduras de hoja verde.

Sustancias que protegen a las plantas frente a agresores externos funcionan de manera similar en el cuerpo humano

3. Astrágalo

Fortalece el chi, la energía vital, según la medicina tradicional china. Es una planta adaptógena, cardioprotectora, inmunoestimulante y eficaz coadyuvante en el tratamiento del cáncer.

Protege la replicación correcta del ADN al activar la telomerasa (enzima que evita el acortamiento de los telómeros y, en consecuencia, su muerte prematura y el envejecimiento celular).

4. Fo-ti

He shou wu es una planta básica en la fitoterapia china. Se asocia a la longevidad gracias a su efecto sobre la energía del riñón y el hígado.

Rejuvenece ayudando a la formación de glóbulos rojos (tradicionalmente era un remedio chino contra la anemia). Fortifica los músculos, estimula las glándulas suprarrenales, depura la sangre y mejora la respuesta inmunitaria.

5. Raíz de suma

Los pueblos de América utilizan la Pfaffia paniculata desde hace más de 2.000 años como tónico general, energizante, afrodisiaco, estimulante o calmante del apetito, antiinflamatorio y analgésico.

Incrementa la resistencia del cuerpo (pues, como el ginseng, es una raíz adaptógena), equilibra los niveles de azúcar, protege el sistema inmunitario y estimula la circulación sanguínea.

6. Chaga

Este hongo (Inonotus obliquus) ha sido investigado por su efecto anticancerígeno y estimulante de las defensas. Al parecer, sus polifenoles protegen las células del estrés oxidativo causado por el peróxido de hidrógeno.

suscribete Julio 2017