Prevenir la diabetes

Estilo de vida

Entender y prevenir la diabetes

La falta de actividad física y una dieta demasiado rica en harinas refinadas pueden favorecer su aparición

En España afecta a un 7% de la población y una de cada cinco personas será diabética a partir de los 65 años. Conviene, pues, saber de qué se trata y no olvidar que desarrollar o no una diabetes de tipo II, la más frecuente, depende en gran parte del estilo de vida.

Existen dos tipos de diabetes: la de tipo I aparece a edad temprana y se caracteriza por la ausencia total de insulina, lo que obliga a inyectarla. Se supone que la causa es autoinmune o genética, y representa un 5-10% de las diabetes. La de tipo II se da en el 80-85% de los casos. El cuerpo genera insulina pero no es efectiva o suficiente. Aparece a partir de los 45 o 50 años, aunque se diagnostica a edades cada vez más tempranas.

1. Vigila el peso

Evita la obesidad y el sobrepeso. Y para ello es crucial seguir una dieta equilibrada, no abuses de los carbohidratos de absorción rápida, pues provocan un aumento más brusco de la glucosa sanguínea, es decir, poseen un índice glucémico alto y por tanto provocan una mayor descarga de insulina. Las bebidas azucaradas, la bollería y, en general, los alimentos ricos en azúcar se deben limitar al máximo. Las comidas copiosas también hacen trabajar más al páncreas.

2. Sigue la dieta mediterránea

En general, te conviene seguir las conocidas pautas de la dieta mediterránea (frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos y aceite de oliva), así como moderar al máximo las bebidas alcohólicas, la sal y los alimentos procesados.

3. Haz ejercicio y evita el sedentarismo

Tan solo andar cada día una hora ya es un buen preventivo. Caminar, como otros tipos de ejercicios, consume glucosa y por tanto previene y mejora su presencia excesiva en la sangre.

Síntomas que pueden alertarte

El nivel alto de glucosa en sangre y el hecho de que no llegue a entrar en las células se manifiestan de varias maneras.

· Sensación de hambre: puede ser que tengas más apetito, pues de alguna manera las células no están “nutridas”.

· Más sed: el organismo elimina por la orina glucosa sobrante junto con agua, lo que provoca más diuresis y más sed.

· Pérdida de peso: a larga el hecho de beber más agua e ir al baño acarrea pérdida de peso y cansancio.

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017