alimentos antidepresivos

Aumenta tu felicidad

Más vegetales y menos Prozac

Que nuestra alimentación afecta a nuestro estado de ánimo es innegable. Cuantas más frutas y verduras frescas consumamos, más felices nos sentiremos

Se acostumbra a pensar que estar de buen o mal humor depende de las preocupaciones del momento, las tendencias de la personalidad o las ocupaciones cotidianas. Sin duda todos estos aspectos influyen sobre el estado de ánimo, pero muchas personas no saben que la dieta también es importante para favorecer las emociones positivas.

Es costumbre muy extendida el tomar, en cualquier momento del día, un café, chocolate o algo dulce con la esperanza de sentirse mejor. Estos alimentos te hacen sentir bien de inmediato pero no son los mejores ni a medio ni a largo plazo.

Es mucho más acertado elegir los alimentos adecuados a lo largo del día, pues a través de la alimentación pueden obtenerse mejores resultados sin efectos indeseables.

4 frutas y verduras para alimentar las emociones positivas

Un estudio realizado por las universidades de Warwick (Reino Unido) y Queensland (Australia) concluye que el consumo de frutas y verduras frescas ayuda a aumentar la felicidad.

1. El betacaroteno de las zanahorias

El betacaroteno, el antioxidante precursor de la vitamina A, reduce la inflamación y favorece el bienestar. Se encuentra en alimentos amarillos y anaranjados como la zanahoria, tanto cruda como cocida. Otros alimentos ricos en betacarotenos son el pimiento, el boniato y la calabaza.

2. Las coles, ricas en selenio, mejoran el ánimo

Las coles aportan selenio, uno de los nutrientes cuyo efecto sobre el estado de ánimo está más probado. También se encuentra en cereales, especialmente el maíz y la avena, y en los frutos secos. De estos, el que contiene mayor cantidad de selenio son la nueces de Brasil o coquitos, le siguen las demás variedades de nueces, almendras, anacardos y pistachos.

3. Una manzana al día... o dos

Las beneficiosas propiedades de la manzana justifican su consumo diario, antes de la comida principal o bien como tentempié entre comidas. La manzana contiene una proporción alta de pectina. Esta fibra soluble alimenta las bacterias beneficiosa que potencian la producción del neurotransmisor del bienestar, la serotonina.

4. Equilibrio nervioso con hortalizas verdes

Las hortalizas de color verde como espinacas y canónigos proporcionan ácido fólico o vitamina B9. Esta es esencial para el buen funcionamiento y equilibrio del sistema nervioso.

Cómo distribuir las comidas para ser más feliz

Un mismo alimento puede aprovecharse mejor según cuando se tome. La distribución de la ingesta de alimentos a lo largo del día tiene mucha relación con el estado de ánimo. Ten en cuenta algunos consejos:

  • Lo ideal es comenzar con un desayuno muy energético. Por ejemplo: una taza de avena con leche de soja, una manzana, una tostada con aceite de oliva y un zumo de naranja.
  • La comida puede aportar la dosis mayor de proteínas, que ayudarán a mantenerse en forma el resto de la jornada.
  • El plato central de la cena será a base de hidratos de carbono, que permitirán conciliar el sueño y descansar.
  • Aunque la costumbre es realizar tres comidas diarias, desde el punto de vista del abastecimiento de energía puede ser una buena idea picar entre comidas, siempre que esto no suponga una suma excesiva de calorías.
  • Ir tomando pequeñas cantidades de comida reduce la ansiedad.
suscribete Julio 2017