Claves cocina sana

Comer bien

Los 5 pilares de la cocina sana y ligera

Come Limpio es un estilo de alimentación basado en los ingredientes vegetales, las elaboraciones mínimas y el respeto por el medio ambiente.

Carla Zaplana

Hay un estilo de alimentación que podemos mantener durante toda la vida, que no cuenta calorías, que es compatible con nuestras obligaciones y nos hace sentir llenos, que nos permite sentir que estamos viviendo nuestro mejor potencial y nos hace apreciar nuestro cuerpo y manera de ser, que mantiene la coherencia con nuestros valores y nos permite alcanzar metas personales.

Ese estilo tiene una filosofía sencilla: volver a lo natural, a lo que nos pertenece. Después de experimentar durante años con mi propio cuerpo y viendo las mejoras y éxitos en mí misma y en mis pacientes y alumnos, desarrollé esta filosofía, a la que empecé a llamar Come Limpio.

Este estilo de alimentación no solamente da años a nuestra vida, sino que suma vida a nuestros años, porque ofrece al organismo aquello que le hace sentir bien, sin activar mecanismos de compensación que, a la larga, nos enferman.

Los 5 pilares de la cocina sana para una dieta que te cuida

Los pilares de este nuevo estilo de vida saludable que puse en práctica los podría recoger en 5 sencillos puntos.

1. De la granja a la mesa

Es importante comer alimentos lo menos procesados posible, tal como la naturaleza los ofrece, de origen ecológico siempre que podamos, de temporada y de cultivo local.

16 buenas razones para comer bio

Alternativa sostenible

16 buenas razones para comer bio

Esto permite evitar el máximo de toxinas, a menudo responsables de los cúmulos extra de grasa y precursoras de enfermedades degenerativas; concretamente evitaremos tóxicos presentes en la comida como herbicidas, pesticidas, edulcorantes artificiales y otros aditivos alimentarios.

También es una vía para dejar el mínimo de huella de carbono en el medio ambiente. Buscamos la mayor sostenibilidad para el planeta.

2. Los vegetales son la base

Nuestra alimentación estará compuesta principalmente por vegetales, en especial los de hoja verde, pues son depurativos, tonificantes y antioxidantes. Hay que incluir vegetales crudos y vivos (probióticos, brotes y germinados), ya que conservan el máximo de vitaminas, minerales, antioxidantes, enzimas activas y otras sustancias clave para irradiar salud y belleza.

Utiliza cocciones a baja temperatura y lentas (horno) o cortas (vapor o salteado). Los ingredientes estrella serán los zumos verdes y los superalimentos (muy nutritivos). Toda esta base permite seguir una dieta alcalina.

3. Evita algunos alimentos

Elimina de tu dieta todos aquellos alimentos que te pueden causar irritación, hipersensibilidad en el sistema digestivo, alergia o intolerancia, como el gluten, los productos lácteos y la cafeína.

4. Combina bien los alimentos

Una adecuada combinación de alimentos ayuda a agilizar la digestión, cuidar la flora intestinal, reforzar las defensas, ganar energía, mejorar el estado de la piel, deshincharse y perder o mantener el peso.

Te recomiendo que no mezcles los alimentos muy ricos en carbohidratos con los más proteicos y, por separado, sírvelos siempre con vegetales. Por ejemplo, una ensalada de quinoa o filetes de tofu con salsa de cacahuete y verduras al horno.

5. No olvides los ingredientes inmateriales

Hay otros factores que forman parte de la vida y que no son comida, pero que nos llenan el alma… o bien secuestran nuestra energía. Básicamente son las emociones generadas en el trabajo, las relaciones sociales, la pareja…, así como la actividad física y la espiritualidad.

"Comer limpio" implica realizar prácticas de reconexión con uno mismo y saber establecer límites para conservar el espacio propio. De esta manera seguimos nuestro verdadero propósito y atraemos a nuestra vida aquello que estamos buscando. 

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017