Recetas plantas silvestres

Descubre

4 recetas sabrosas con plantas silvestres

Consideramos las plantas silvestres como "malas hierbas". Nada más lejos de la realidad, son muy nutritivas y podemos incorporarlas a nuestra cocina.

Jordi Cebrián

Las plantas silvestres crecen espontáneamente en los huertos, caminos y terrenos sin cultivar. Injustamente se han clasificado como "malas hierbas". Pero son alimentos con altas dosis de nutrientes esenciales.

Se consideran un tesoro de la dieta sostenible. Las plantas silvestres crecen de forma natural en el campo, son especies autóctonas y enriquecen la dieta.

4 recetas con plantas silvestres

Puedes incluir algunas plantas silvestres en tus platos y experimentar. Ten en cuenta que no todas son aptas para el consumo y conviene que, en tus primeras salidas al campo, te acompañe alguien que sepa distinguirlas.

Las siguientes recetas servirán para iniciarte con platos que incluyen plantas silvestres-

Potaje de collejas

Las collejas (Silene vulgaris) poseen omega-3 y relajan el intestino.

Ingredientes para 4 personas

  • 150 g de garbanzos
  • 50 g de trigo en grano
  • 1 cebolla grande
  • 1 tallo de apio -
  • 1 diente de ajo
  • un manojo de hojas frescas de colleja
  • 4 patatas medianas
  • un manojo de hinojo
  • 1 hoja de laurel
  • una ramita de romero
  • 1 cda. de perejil picado
  • aceite y una pizca de sal

Preparación

  1. Hierve los garbanzos y el trigo con el hinojo, el laurel, el romero y sal en una olla exprés, durante unos 60 minutos.
  2. En una sartén con aceite saltea la cebolla, el apio y el ajo.
  3. Incorpora a la olla a presión las verduras salteadas, las collejas, las patatas y el perejil, y cuece unos 10 minutos más con la olla tapada.

Ensalada de verdolaga

La verdolaga (Portulaca oleracea) posee un sabor suave y es antiinflamatoria, digestiva y laxante.

Ingredientes

  • lechuga
  • verdolaga
  • tomate
  • hojas de diente de león
  • hojas de aliaria
  • orégano
  • mentastro
  • aceite
  • vinagre
  • sal

Preparación

  1. Mezcla las hojas y el tomate en un bol y aliña.
  2. Espolvorea con orégano y mentastro.

Croquetas de apio caballar

El apio caballar (Smyrnium olusatrum) puede sustituir al perejil o al apio por su sabor parecido. Tiene propiedades diuréticas, depurativas y es rica en vitamina C.

Ingredientes

  • 300 g de polenta
  • 900 ml de agua
  • 1 plato de apio caballar
  • 3 cucharadas de tamari
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • cúrcuma
  • pimienta
  • laurel (para el agua)
  • sal

Preparación

  1. Sofríe bien la cebolla, la zanahoria y los ajos.
  2. Añade las hierbas, el tamari, un poco de cúrcuma y la polenta.
  3. Vierte en el agua caliente y deja reposar. Luego aplana la mezcla y deja que se enfríe.
  4. Forma las croquetas y rebózalas con harina de garbanzo.

Pesto de ajo de oso

Usa el ajo de oso (Allium ursinum), de propiedades similares al ajo, para preparar un pesto para pasta y arroces.

Pesto de moringa y cilantro

Antioxidantes en salsa

Pesto de moringa y cilantro

Ingredientes

  • un puñado de hojas de ajo de oso
  • 4 nueces
  • 2 cucharadas de copos de levadura de cerveza
  • aceite de oliva

Preparación

  1. Mezcla en la batidora todos los ingredientes.
  2. Puedes decorar el plato con las flores de ajo de oso, que también son comestibles.
suscribete Julio 2017