baobab superalimento

Superalimento

Tan fuerte como un león: Baobab, el superalimento africano

El fruto del baobab está cargado de micronutrientes de lo más saludables y se ha convertido en el superalimento de moda.

Carla Zaplana

El fruto de este árbol africano aporta gran cantidad de micronutrientes saludables y se ha convertido en una poderosa ayuda para mantener en forma los huesos, la sangre, la piel y el corazón. ¡Todo en uno!

El fruto del baobab, una bomba nutritiva

El árbol baobab es originario de África y su fruto ha sido una de las fuentes principales de nutrición en la dieta sudafricana. El fruto tiene un aspecto similar al coco, ronda el kilo y medio de peso por unidad y tiene un sabor agridulce.

La pulpa –que se consume en forma de polvo una vez que se ha secado naturalmente– tiene un gran valor nutricional. Se suele tomar como suplemento, pero también se integra como espesante en recetas culinarias. De las hojas verdes del árbol se extraen también potentes aceites esenciales antisépticos.

Contra la anemia y la fatiga

En el fruto del baobab, uno de los minerales más abundantes es el hierro. Este mineral es un componente clave en la hemoglobina, una proteína de la sangre encargada de transportar el oxígeno a cada una de nuestras células. Y esta es la razón por la que este superalimento está totalmente indicado en casos de anemia y para cuando necesitamos una dosis de energía instantánea.

Regula la presión arterial

Su elevado contenido en potasio, un mineral que posee un efecto vasodilatador, ayuda a regular la presión arterial y a prevenir el taponamiento de las vasos. Reduce así el riesgo de padecer arteriosclerosis, embolias y enfermedades del corazón.

Fortalece los huesos

El calcio y el magnesio son otros dos minerales muy presentes en este fruto, y son esenciales para cuidar de la salud ósea. Por ello, el baobab está muy indicado para enriquecer dietas preventivas y paliativas de la osteopenia, la osteoporosis y otras enfermedades relacionadas con la descalcificación y degeneración de los huesos.

Ayuda a tu sistema inmunitario

También es muy rico en ácido ascórbico, más conocido como vitamina C. El contenido de este antioxidante otorga a esta fruta la capacidad de incrementar los niveles de células blancas y fortalecer el sistema inmunitario.

Frena el envejecimiento la piel

La vitamina C es también un componente esencial del colágeno, una proteína indispensable para estimular el crecimiento de los tejidos, huesos y cartílagos. Dosis elevadas de ácido ascórbico no solamente estimulan el sistema inmunitario, sino que ayudan en la reparación y cicatrización de tejidos dañados.

También es un elemento clave en la producción de elastina, otra proteína que da elasticidad y tonifica la piel; por eso al fruto del baobab se le otorgan propiedades antienvejecimiento.

Cómo tomar baobab

Se comercializa en forma de polvo, que fácilmente podemos agregar como topping a nuestros zumos y batidos verdes, o como ingrediente extra a cualquier postre, al que aportará su sabor agridulce con pinceladas de cítrico.

Con una cucharadita diaria tenemos suficiente para experimentar sus muchos beneficios.

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017