A voz alzada
Amanda Romero
Activista por los animales
Amanda Romero
Mitos dieta vegana

Sal de dudas

5 mitos sobre el veganismo que debes dejar de creer

"¿De dónde sacas las proteínas?" "Solo comes ensalada." Desmontamos las concepciones erróneas más extendidas sobre los veganos y su alimentación.

Cuando nos planteamos por primera vez la posibilidad de cambiar nuestra alimentación hacia una dieta vegana nos asaltan un montón de dudas. Y es normal.

Como todo proceso de cambio, necesitamos información y es si cabe más importante cuando se trata de modificar hábitos en algo tan importante como nuestra alimentación.

Pero más allá de las dudas que podemos enfrentar cuando nos falta información, es cierto que alrededor del veganismo existen toda una serie de mitos (algunos llegan a ser incluso divertidos) que en ocasiones nos frenan por asentarse sobre creencias muy arraigadas en nuestra sociedad.

Las concepciones erróneas más habituales sobre la dieta vegana

Vamos a desmontar los 5 más frecuentes, esos que probablemente escucharás en cualquier cena familiar o al comentar en el trabajo la posibilidad de comenzar a sustituir la carne en tu alimentación.

1. Una alimentación vegana es más cara

Lo cierto es que una cesta de la compra llena de productos vegetales no solo no es más cara sino que, por lo general, es más económica que una con carne, pescado o lácteos, pues estos productos elevan de forma importante el precio final.

Las legumbres, los cereales y las verduras ya forman parte de nuestra dieta y son la base de una alimentación vegana.

Existen también productos especializados para sustituir la carne en nuestra alimentación pero no son necesarios, entran dentro de la categoría de “caprichos” que podemos darnos igual que hacemos cuando llevamos una dieta omnívora.

Cuando se dice que estos “caprichos” como embutidos, quesos o carne vegetal son más caros que su versión de origen animal es importante que nos preguntemos por qué.

Y es que, además de la ley de la oferta y la demanda, para que la carne y los productos animales sean más económicos, los animales se encuentran viviendo verdaderos infiernos de hacinamiento y maltrato en las granjas industriales.

2. Los veganos solo comen lechuga y tofu

Uno de los mitos por excelencia es que la alimentación vegana es poco más que ensalada y tofu, algo completamente falso y basta echar un vistazo a todos los platos que hay en nuestra dieta que ya son completamente veganos.

Arroces, pastas, guisos, bocadillos, dulces... Nuestra nevera ya está llena de opciones veganas incluso cuando no somos conscientes de ello.

Además, la variedad de una alimentación 100% vegetal es enormemente amplia y nos permite descubrir un montón de sabores, texturas, combinaciones de alimentos y recetas de todo el mundo que son una auténtica experiencia para el paladar.

La alimentación vegana es una puerta abierta a todo un mundo de posibilidades y la enorme cantidad de bloggers e instagramers que comparten a diario sus deliciosas recetas son buena prueba de ello.

3. “¿Y de dónde vas a sacar las proteínas?”

¡Qué sería de una conversación sobre veganismo sin una buena mención al mito de las proteínas!

Esta es una de las creencias más extendidas pero lo cierto es que existen numerosas fuentes de proteína vegetal así como combinaciones de alimentos (como las legumbres combinadas con cereales) que nos proporcionan sin dificultad la cantidad de proteína que necesita nuestro organismo.

Muchos alimentos que ya están habitualmente en una dieta omnívora como legumbres, frutos secos, semillas y otros como el tofu, el tempeh o el seitán, son deliciosas opciones para cubrir sobradamente nuestra necesidad diaria de esta macromolécula.

4. No vale para toda la familia

¡Falso! Las dietas vegetarianas y veganas bien planificadas son perfectamente saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden aportar beneficios para la salud en la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades.

Son apropiadas durante todas las etapas del ciclo vital, incluyendo embarazo, lactancia, infancia, niñez y adolescencia, y para atletas.

Y lo dice la Asociación Americana de Dietética, la mayor organización estadounidense de profesionales de la nutrición, con más de 72.000 miembros.

5. Las personas veganas son debiluchas

Otro de los mitos más frecuentes es que con una alimentación vegana perderemos fuerza, resistencia o nos encontraremos débiles, algo que es completamente falso como demuestra el cada vez mayor número de atletas de élite veganos, es decir, que llevan una alimentación 100% vegetal.

Por ejemplo, Patrik Baboumian obtuvo el título “El hombre más fuerte de Alemania” y afirma que una dieta basada en frutas, vegetales, cereales y legumbres, le proporciona la proteína y los nutrientes suficientes para construir músculo y fortalecer su sistema inmunológico sin obstruir las arterias con grasa saturada.

El atleta Carl Lewis, las tenistas Venus y Serena Williams, el creador del Street Workout y Calistenia, Frank Medrano o el ultramaratonista Scott Jurek demuestran que una alimentación vegana es perfectamente compatible incluso con la práctica deportiva de más alto nivel.

Que los mitos no sean una barrera, porque tanto tu salud, como el planeta y los animales agradecerán que llenes tu menú de solidaridad.

suscribete Julio 2017