Belleza desde la raíz
Diana Burillo
Fundadora de HandMade Beauty
Diana Burillo
Cómo leer un INCI - Blog Cosmética desde la raíz

Compra consciente

Etiquetas sin secretos

¡No te dejes engañar! Descubre lo que esconde el International Nomenclature of Cosmetic Ingredients

Como recordaréis, en el post anterior os comenté brevemente cómo se formulan los cosméticos convencionales y no convencionales.

Creo que es importante en este post enseñaros a leer dichas formulaciones a la hora de adquirir cualquier producto de belleza (orgánico, natural o convencional) en la famosa lista de ingredientes.

"Cuanto menor sea la calidad del producto y de los ingredientes activos, mayor será la cantidad de ingredientes sintéticos que sirven para abaratar costes y logran un producto utilizable"

Cómo leer un INCI - Blog Cosmética desde la raíz

Es muy importante no fiarnos de los nombres u adjetivos de los productos sin más. La mayoría de las veces son reclamos para facilitar su venta.

La palabra “eco” muchas veces suele ser sinónimo de “económico” y simplemente se utiliza como un juego de palabras para confundir al cliente. Lo mismo con “Natural”, “Bio”, etc.

También es muy importante aprender a leer el INCI de lo que compramos, para no dejarnos engañar sobre todo con aquellos productos milagro, que gritan a los cuatro vientos ser la solución para algún problema…arrugas, celulitis, envejecimiento, antiedad entre otras muchas cosas.

Recordad que los principios activos presentes en cualquier formulación suelen estar presentes en un porcentaje relativamente bajo. Y que cuanto más económico sea el producto, menor aún será el porcentaje.

Hay ocasiones en que las marcas venden algún producto con alguna cualidad específica y con un activo específico que luego si leemos e investigamos no llega a suponer ni un 0,5 % dentro de la formulación.

Lista de ingredientes

Comienzo por contaros que la llamada lista INCI (International Nomenclature of Cosmetic Ingredients) es la lista detallada de los ingredientes que contienen los productos de cosmética.

Dicha lista se exige por la legislación a los fabricantes de los cosméticos para informar al cliente de forma detallada de los ingredientes de la formulación.

Cada ingrediente debe de figurar en esta lista sin excepción y por orden descendente de concentración. Por tanto, si una lista INCI comienza con Hidrolato de Lavanda por ejemplo, este sería el ingrediente más abundante en la formulación.

Si, por ejemplo, el INCI comenzara con Prunus dulcis oil (Aceite de Almendra) quiere decir que el ingrediente de mayor porcentaje presente en dicha formulación es el aceite de almendras.

Sin embargo los porcentajes reales de cada ingrediente nunca se saben con total certeza, ya que la formulación es un secreto de laboratorio y no es obligatorio indicarlos con tal precisión.

Normativa

Dentro de las normativas, si la dosis de un ingrediente es menor del 1%, se puede modificar el lugar que ocupa de la lista. Por ello, muchas veces hay productos que indican tener extracto de rosa damascena, por poner un ejemplo, y solo está presente en un 0,3% de la formulación.

El fabricante puede modificar su orden y colocarlo entre los primeros puestos. En cierta forma engañando al consumidor final y logrando así un mejor marketing para la venta del producto.

Esta normativa es algo incongruente pero sin embargo tenemos que darle un voto de confianza a la línea de producto que estamos adquiriendo.

Esta lista siempre tiene que estar visible en cualquier producto. Si la línea de cosmética es realmente transparente y honesta dicha lista estará de forma visible y en una zona fácil localizable. Evidentemente, cuanto menos honesta sea la firma, más difícil será encontrar el INCI y la lectura será más complicada.

Una observación que yo he hecho con el tiempo, es que cuanto más natural sea el producto y más orgánico la longitud de la lista de los ingredientes disminuye drásticamente, y cuanto menos natural y mas “química” la formula, dicha lista de ingredientes se expande considerablemente.

Y, ¿por qué es esto? La respuesta es muy sencilla: a productos de mejor calidad y más natural, no hace falta camuflarlos con perfumes, conservantes, parafinas, siliconas y otros químicos que sirven para mejorar la textura, el olor o el color.

Nomenclatura

No es sencillo leer los INCIS la primera vez, ni la segunda, ni la tercera vez… Pero con el tiempo os familiarizareis con los términos y nomenclaturas. Hay ingredientes que son fáciles de entender y otros que nos suenan completamente extraños. Os podéis apoyar en internet o libros de consulta hasta que comencéis a dominar mas la terminología.

Los ingredientes naturales (generalmente procedentes de plantas), siempre vienen con su nombre en latín y por lo general entre paréntesis su nombre en ingles. Los alcoholes o derivados del petróleo por lo general terminan en alcohol o paraffinum. Los colorantes por lo general son nombrados con letras y números y los conservantes o siliconas suelen tener terminaciones en one o ane y/o terminologías como paraben.

Ejemplos de listas de ingredientes

Aquí os dejo unos ejemplos de tres INCIS de firmas diferentes. La formulación esta pensada para lograr el mismo efecto pero os invito a que las comparéis y así podáis decidir cual consideráis la mas orgánica, la más natural y la menos.

Crema 1

Aloe Barbadensis Leaf Juice*, Cetyl Alcohol, Glyceryl Stearate SE, Caprylic/Capric Triglyceride, Propanediol, Glycerin,Isoamyl Laurate, Isoamyl Cocoate, Alaria Esculenta Extract, Crambe Maritima Extract, Water (Aqua), Pelvetia Canaliculata Extract, Water (Aqua), Squalane, Butyrospermum Parkii* (Shea Butter), Olea Eurapaea (Olive) Fruit Oil*, Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil*, Tocopheryl Acetate, Sodium Stearoyl Glutamate, Sodium Hyaluronate,Glyceryl Caprylate, Parfum, Dehydroacetic Acid, Benzyl Alcohol, Benzoic Acid. (* Ingredientes procedentes de agricultura orgánica).

Crema 2

Aqua (Mineral Spring Water), Butyrospermum Parkii (Shea) Butter, Cetearyl Alcohol, PEG-20 Stearate, Butylene Glycol, Acetyl Dipeptide-1 Cetyl Ester, Hydroxyethylcellulose, Sorbitan Laurate, Chondrus Crispus Extract, Glyceryl Stearate, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Isohexadecane, Glycerin, Caprylyl Methicone, PEG-12 Dimethicone/PPG-20 Crosspolymer, Diisobutyl Adipate, Pichia/Sea Silt Ferment Lysate Extract, Xanthan Gum, Plantago Lanceolata Leaf Extract, Hydroxypropyl Cyclodextrin, Palmitoyl Tripeptide -38, Linum Usitatissimum (Linseed) Seed Extract, Phenoxyethanol, Ethylhexylglycerin, PEG-100 Stearate, Cyclomethicone, Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil, Myristyl Myristate, Squalene (Phytosqualene), Polysorbate-20, Polyisobutene, Polyacrylate-13, PEG-4 Olivate, Mentha Piperita (Peppermint) Leaf Juice, Propylene Glycol, Chamomilla Recutita (Matricaria) Flower Extract, Allantoin, Parfum (Fragrance), Bisabolol, Maris Aqua (Dead Sea Water), Potassium Sorbate, Tocopheryl (Vitamin E) Acetate, Kaolin, Tocopherol (Vitamin E), Benzyl Salicylate, Limonene, Hexyl Cinnamal, Linalool, Citronellol, Hydroxycitronellal, Butylphenyl Methylpropional, Alpha- Isomethyl, Ionone, Geraniol.

Crema 3

Aqua [water]; ethylhexyl stearate; olus oil; sorbitan stearate; butyrospermum parkii butter [shea]; sorbitol; behenyl alcohol; arachis hypogaea oil [peanut]; phenoxyethanol; sucrose stearate; glycerin; sucrose distearate; triticum vulgare germ oil [wheat]; phytantriol; zea mays oil [corn]; panthenol; rosa centifolia flower cera; cera alba [beeswax]; stearic acid; alcohol; palmitic acid; aroma [fragrance]; allantoin; benzyl benzoate; ethylhexylglycerin; tocopheryl acetate; xanthan gum; ascorbyl palmitate; lecithin; glycine soja oil [soybean]; cucumis sativus fruit extract [cucumber]; equisetum arvense extract; tocopherol; ubiquinone; hydrogenated palm glycerides citrate; linalool; hexyl cinnamal; arginine; benzyl salicylate; geraniol; citronellol; coumarin.

En el próximo post me adentraré más en ciertos ingredientes que pueden confundirnos a la hora de escoger un producto de cosmética. Hasta entonces cuidaos y mimaos desde la raíz.

Artículos relacionados