Belleza desde la raíz
Diana Burillo
Fundadora de HandMade Beauty
Diana Burillo

Hidratación y nutrición

Labios suaves y besables

Recetas para mantener unos labios naturalmente cuidados y perfectos este verano

Los labios son extremadamente delicados a los cambios de temperatura, ya que, a diferencia de otras partes de nuestro cuerpo, siempre están expuestos a los diferentes elementos climáticos.

Los labios tienen una pequeña capa de piel para protegerlos y si no la cuidamos propiamente, exfoliándola y manteniéndola hidratada, da como resultado unos labios de piel quebradiza, reseca y que ocasiona no solo molestias a la hora de hablar, reír o comer, sino que puede ocasionarnos heridas desagradables.

Los bálsamos y los labiales están a la orden del día gracias a esta necesidad que tenemos de mantener nuestros labios hidratados. Sin embargo, gran parte de dichos labiales ocasionan una especie de adicción compulsiva en lugar de resolvernos el problema.

Seguro que te has preguntado alguna vez por qué cuando te aplicas algún labial o bálsamo comercial tienes la sensación de alivio momentáneo, pero al cabo de un par de horas desaparece, dando como resultado una mayor resequedad y una necesidad constante de aplicar nuevamente dicho bálsamo ¨curativo¨.

Receta de labial natural - Blog Cosméstica desde la raíz

No a los ingredientes sintéticos

Pues bien, la mayoría de los bálsamos y labiales comerciales contienen ingredientes sintéticos, como el petróleo, parabenes, fragancias artificiales, colorantes artificiales y algunos otros elementos químicos con la única funcionalidad de abaratar costes y prometer efectos milagros a precios competitivos.

El aloe vera puede llamarse el serum de la naturaleza.

Todos estos ingredientes, no son curativos, regenerantes y ni siquiera son hidratantes. Estos ingredientes tienen la misión de crear una especie de barrera que impermeabiliza los labios evitando así cualquier tipo de hidratación o deshidratación de los mismos.

Son ingredientes que imitan una sensación de curación y de hidratación momentánea a base de siliconas que al cabo del tiempo evidentemente desaparecen dejando peor la piel ya que no han permitido una sanación propia de la dermis, si no que han camuflado la sensación molesta momentáneamente.

Para evitar este tipo de existen muchas maneras e ingredientes que nos suponen un gasto mínimo y que la mayoría de ellos los podemos encontrar en nuestra propia cocina.

Nos vamos a centrar a continuación en varios ingredientes clave para que unos labios perfectos.

Azúcar

Para cuidar de nuestros labios de forma natural en esta época, es muy importante exfoliarlos e hidratarlos correctamente y con ingredientes que verdaderamente tengan un efecto real en nuestra piel; sanándola y regenerándola desde dentro.

El azúcar es un gran aliado para exfoliar la piel de nuestros labios. Podemos utilizar azúcar blanco o azúcar moreno…incluso si deseamos podemos triturarla con un mortero para refinar aún mas sus granos.

Receta de exfoliante natural - Blog Cosméstica desde la raíz

Para preparar tu exfoliante puedes mezclar en un cuenco el azúcar con algún aceite vegetal de tu elección (oliva, de girasol, jojoba…).

Te recomiendo exfolies tus labios dos veces por semana como mucho. Recuerda que la piel de los labios es muy frágil, así que cuando te realices la exfoliación hazlo de forma delicada y en movimientos circulares.

Papaya

La papaya es un fruto que contiene un enzimas naturales e hidroxiácidos naturales que hacen un efecto peeling en la piel. Estas enzimas y ácidos frutales actúan sobre la piel de una forma mas delicada, pero no por ello menos efectiva, ya que actúan a niveles mas profundos de la dermis y no solo eliminando la capa superior como ocurre con el azúcar.

Puedes mezclar unos trocitos triturados de papaya, con aceite de oliva y unas gotitas de limón y aplicarlas en tus labios unos 10 minutos para dejar actuar dichos ácidos y enzimas en tu piel.

En épocas de verano puedes dejarlo en el refrigerador para una sensación de frescor.

Aceites y mantecas vegetales

Los aceites vegetales y mantecas vegetales son grandes hidratantes de la piel en general. Es una pena que con tal variedad natural, las empresas decidan utilizar derivados de petróleo y parafinas para hidratar la piel.

Tanto los aceites vegetales como las mantecas son absorbidos por la piel fácilmente. La piel acepta estos aceites y estas mantecas vegetales y por ello logran una hidratación mucho más profunda y real en nuestra piel.

Además, dichos aceites y mantecas vegetales contienen ácidos grasos naturales que protegen las células de la piel para que puedan retener mejor el agua en las mismas, logrando una producción natural de lípidos por parte de nuestra piel y de esta forma recuperando la hidratación propia de nuestra dermis.

Cuando compres algún labial, fíjate que en su composición primen aceites vegetales o mantecas ya que realmente son las que te proporcionarán esa profunda hidratación. Huye de los que contienen petróleo (petrolatum) o algún derivado como cualquier parafina.

Aloe Vera

El aloe vera puede llamarse el serum de la naturaleza. Esta planta milagro es un gran regenerante tópico: alivia quemaduras, regenera la piel dañada por el sol y alivia el dolor de las heridas.

Lo puedes utilizar tantas veces sea necesario en tus labios para potenciar la hidratación de los aceites vegetales y de las mantecas vegetales.

Existen en herbolario geles naturales de aloe, pero si puedes obtenerlo directamente de la planta es mucho mejor.

Remolacha

Unos labios con buen color son mucho más atractivos. No hace falta acudir a labiales para lograr un tono rosado o rojizo en nuestros labios. La naturaleza nos proporciona vegetales como la remolacha que logran colorear nuestros labios, además de proporcionarles vitaminas y minerales.

Receta de labial natural con remolacha y zanahoria - Blog Cosméstica desde la raíz

Puedes aplicarte la remolacha pelada y cortada en rebanadas directamente sobre los labios, aplicándola con un paño para que no te manches las manos o bien con un bastoncillo.

El zumo de remolacha es no solo beneficioso para el sistema cardiovascular, si no que tiñe aún más y su duración es aún mayor.

Puedes prepararte un rico zumo de remolacha y zanahoria y dejar un poco para aplicarlo en tus labios cuando lo necesites. Al ser zumo natural, guárdalo en la nevera y solo por un par de días.

Espero que estos tips os resulten útiles. Nos vemos en el siguiente post, hasta entonces, mimaos y cuidaos desde la raíz.

Artículos relacionados