Come con ciencia
Lucía Martínez
Dietista-nutricionista
Lucía Martínez
Snacks saludables

Fuera bollería

5 snacks saludables para picar fuera de casa

Es muy fácil comer sano si somos previsores. Pero ¿qué pasa cuando nos da el hambre fuera de casa y no nos hemos metido nada en el bolso o la mochila?

¿Qué hacemos esos días que salimos de casa pensando en que estaremos de vuelta a una hora y el día se complica y se nos alargan las gestiones? Parece que en ese caso, no hay más opciones que recurrir a la comida insana: patatillas, chocolatinas, bollería o lo que podamos conseguir en una máquina de vending.

En realidad hay algunas opciones mejores, y que no son difíciles de encontrar. Raro será que no tengamos a mano ninguna tienda de comestibles, super, ni frutería.

Un tentempié más sano

¿Se te habían ocurrido estas opciones?

1. Castañas asadas

En esta época del año no es difícil encontrar un puesto de castañas asadas. Aprovechemos la temporada. Las castañas son una merienda perfecta y además nos calentamos las manos.

La opción del boniato asado que también ofrecen en muchos de estos puestos también es buena, eso sí ¡sin azúcar por encima! Si tienen, que nos pongan simplemente un poco de canela.

Y aunque menos habitual, si tienen mazorcas hechas a las brasas, también las aceptamos como snack sano.

2. Pieza de fruta

Parece una obviedad, pero hay a quien no se le ocurre. No hay nada más fácil de conseguir que una pera, una naranja o una manzana. En la primera frutería, tienda de comestibles o super con que te cruces, raro será que no dispongan de una pieza de fruta.

Si no la vas a poder lavar, mejor optar por frutas que se comen peladas y podemos pelar con las manos, como unas mandarinas o un plátano.

En tiendas bien surtidas puede que en la zona de verduras pre-cortadas, haya paquetitos de zanahorias baby limpias o tomates cherry. Ambas son también opciones excelentes.

3. Paleo-barrita

En muchas tiendas ya tienen las llamadas “paleo barritas” o “barritas primal”, que son barritas energéticas fabricadas solo con frutos secos, fruta desecada y algún ingrediente para dar sabor como cacao, coco rallado o fruta iofilizada. La inmensa mayoría son además veganas.

No tienen nada que ver con las barritas de supermercado hechas a base de cereales refinados, grasas de mala calidad y azúcar.

Una solución parecida es el pan de higo que en esta época suelen tener muchas tiendas. Pero que los ingredientes solo sean higos. Algunos pueden llevar nueces o almendras.

Y como solución alternativa y aún más fácil de encontrar: una simple bolsa de frutos secos tostados es un snack excelente. O una bolsa de pasas, orejones o ciruelas secas.

4. Yogur

De nuevo, un recurso que encontramos en cualquier tienda o supermercado que se cruce en nuestro camino. Un yogur natural sin azucarar ni edulcorar, de soja si somos veganos.

Como me imagino que puede que no llevéis una cucharilla en el bolso, está el truco de romper un trocito del envase por abajo y “sorber” el yogur por el agujero.

5. Picos integrales o tortitas de arroz

Estos palitos de pan están tan extendidos que rara será la tienda de alimentación que no los tenga. Si hay alguna referencia que solo lleve harina integral, aceite de oliva y sal, pueden ser una opción aceptable. Desde luego mucho mejor que las patatas fritas, las chocolatinas, las galletas o la bollería.

También son mejor opción que todo lo listado al final del párrafo anterior las tortitas de arroz o maíz, a poder ser con la lista de ingredientes más corta posible, y eligiendo aquella opción que contenga menos sal. Eso sí, mejor el plátano.

Y al día siguiente, recordemos salir de casa precavidos.

Etiquetas:  Lucía Martínez

suscribete Julio 2017