Come con ciencia
Lucía Martínez
Dietista-nutricionista
Lucía Martínez
Caldos cremas saludables de brick

Procesados saludables

Cómo elegir caldos y cremas envasadas (que sean saludables)

Los caldos y las cremas de brick, aunque no son la mejor opción, pueden sacarnos de algún que otro apuro. Aprende a escoger los más saludables.

La estantería de caldos de brick no deja de crecer en los supermercados, ello significa que es un producto con demanda, que lo compra mucha gente. A él se están sumando poco a poco las cremas de verduras, cada vez hay más referencias, y las tenemos tanto en brick como en la zona de refrigerados.

Así que aunque lo ideal es prepararlo en casa, está claro que la opción precocinada está ganando terreno, por lo que al menos, debemos procurar elegir bien si somos consumidores de este tipo de productos.

¿En qué nos fijamos para comprar cremas y caldos preparados?

Vamos a ver en que nos tendríamos que fijar para lidiar con tanta oferta:

Caldos

En cuando empieza el otoño y caen las temperaturas, los platos calientes de cuchara vuelven a la mesa. Y el caldo es un producto imprescindible para sopas, para arroces, potajes, etc.

Vamos a asumir que aunque es muy sencillo hacer caldo en casa, con esta preparación está pasando lo mismo que con el gazpacho: desde que lo venden en bricks listo para usar cada vez es menos la gente la que lo prepara.

Es cierto que los primeros caldos envasados eran de pollo o carne, con lo que las personas vegetarianas no los compraban. Pero hoy en día casi todas las marcas incluyen al menos un caldo vegetal en su oferta, así que si tenemos varios entre los que elegir, por tanto vamos a ver en qué fijarnos:

  • Comprueba bien los ingredientes: no será la primera vez que un caldo de verduras o de setas lleva extracto de pollo o ternera.
  • Fíjate en si lleva algún tipo de grasa, en el caso de que la lleve, que sea aceite de oliva, mejor si es virgen extra.
  • Un caldo de brick, está pasteurizado, no necesita conservantes ni otros aditivos, descarta aquellos que los lleven. Es habitual que les pongan glutamato monosódico (E-621), un potenciador del sabor, sobre todo a caldos aguachirri para que sepan más ricos.
  • Controla la cantidad de sal, otro clásico para que sepan a algo. Recuerda que por encima de 1’25g de sal por cada 100g o 100ml es “mucha sal”.

Cremas

Otro producto envasado cada vez más habitual, son las cremas de verduras. Con ellas aplicaremos los mismos criterios que con los caldos respecto a aditivos, sal e ingredientes.

En este caso, es relativamente frecuente que lleven mantequilla, leche o leche en polvo, con lo que no sería un producto vegano. De nuevo revisar la lista de ingredientes es imprescindible aunque las letras grandes pongan ”de verduras”.

Pero además procuraremos que no nos timen, me explico: no es raro que cremas etiquetadas por ejemplo “de espárragos” lleven un 5% de esta verdura, siendo la mayor parte otras verduras más baratas o incluso patata.

Así que para asegurarnos, en el primer lugar de la lista de ingredientes debe figurar la verdura de la que nos dicen que es la crema (calabacín, calabaza, champiñones, espinacas…) y no otra.

Así mismo, no debería contener patata (se usan copos para espesar, que son muy baratos y así hay que poner menos verdura) o de hacerlo debería ser en poca cantidad (no en los primeros lugares de la lista de ingredientes). Si el primer ingrediente es patata, que vendan crema de patata, no de verduras.

En ocasiones pueden llevar goma xantana, que es un polisacárido que se usa para espesar y también para que la crema no se “separe”. Es un ingrediente que no tiene problemas a nivel de salud, aunque no es necesario que lo lleve.

Mejor casero

Por supuesto, un caldo o crema caseros, hecho con verdura fresca de temporada, van a ser mucho mejor opción. Además son preparaciones que se congelan muy bien, con lo que podemos preparar cantidades grandes e ir usándolas poco a poco.

Y hay que tener en cuenta, en el caso de las cremas, que las hechas en casa conservarán toda su fibra, mientras que las industriales es habitual que vengan coladas para que tengan una textura mejor y hayan perdido una parte de ella en el proceso.

suscribete Julio 2017