Come con ciencia
Lucía Martínez
Dietista-nutricionista
Lucía Martínez
soja y salud

Mitos nutricionales

No, la soja no perjudica tu salud

Sobre pocos alimentos pesan tantos mitos como sobre la soja, y además a pocos se les atribuyen de forma tan inmerecida como a esta legumbre. Desmentimos los más extendidos.

No hay post o publicación en redes sociales que incluya alguna mención a la soja o a alguno de sus derivados en el que no comente alguien acusándola de mil males. En general de manera totalmente injustificada.

No hay ninguna alerta de organizaciones relacionados con la salud o la alimentación sobre el consumo de soja. Ni una sola.

Y recordemos que en España tenemos alertas sobre muchos otros alimentos. Sin ir más lejos, alertas para que niños y embarazadas no consuman algunos pescados o alerta sobre los nitritos de acelgas y espinacas en bebés.

A nivel europeo tenemos alertas de la ESPAGHAN sobre el arsénico en las bebidas de arroz, o qué decir de las recomendaciones de la OMS sobre el consumo de azúcar o de carne roja y procesada.

5 mitos sobre la soja que debes desterrar

¿No os parece curioso que ningún organismo alerte sobre el consumo de una legumbre que supuestamente causa disrupción hormonal, riesgo de cáncer, feminización o esterilidad y no sé cuántas cosas más? ¿Sois conscientes de que se difunden alertas oficiales por infinitamente menos?

Pues bien, aquí van algunos de los mitos que pesan sobre la soja, lo que se dice y lo que hay de realidad:

1. Toda la soja es transgénica

Mucha gente no consume soja o derivados porque cree que es inevitable eludir el consumo de transgénicos.

En Europa esto no se ajusta en absoluto a la realidad. Este tema está ampliamente desarrollado en un post de hace unas semanas que podéis consultar en esta misma web, por lo que no me voy a detener de nuevo sobre él.

2. La soja es un disruptor hormonal

Lo primero es no confundir alimentos con suplementos de fitoestrógenos o isoflavonas, cosa que se hace a menudo al citar estudios.

Asimismo, es habitual también argumentar sobre este tema usando estudios realizados en modelos animales. Lo cierto es que la soja no tiene efectos estrogénicos en humanos (3).

3. Los niños no deben tomar soja

No hay ninguna indicación que afirme tal cosa por parte de ningún organismo de salud. Al contrario, su consumo no se relaciona con efectos adversos y las fórmulas de soja para lactantes son seguras (4, 5, 8).

4. Si tienes hipotiroidismo, no debes tomar soja

Se dice que, como la soja es bociógena, si tienes hipotiroidismo no debes tomarla. Los alimentos bociógenos son aquellos que impiden la absorción de yodo, por lo que podrían provocar problemas de tiroides.

Sin embargo, muchos alimentos tienen efecto bociógeno, como las crucíferas, y no por ello recomendamos su total eliminación de la dieta.

Cualquier persona que tome hormona tiroidea sintética, debe tomarla en ayunas, separada de la ingesta de alimentos en más de una hora. Con esta precaución, y una dosis de medicación bien adaptada a nuestra dieta y necesidades, la soja y sus derivados se pueden consumir (1).

Informa a tu médico endocrino de tu dieta habitual para que lo pueda valorar y te pueda aconsejar y pautar la dosis de medicación de manera adecuada. Recuerda, además, que el tratamiento por calor inactiva los goitrógenos (6).

5. La soja causa cáncer de mama

Más bien al contrario, el consumo de soja se ha observado que tiene un efecto protector frente al riesgo de sufrir cáncer de mama e incluso puede disminuir el riesgo de recaída. Sobre este tema, si queréis ahondar y conocer los detalles, os recomiendo leer el magnífico artículo de mi compañera Liliana Cabo en su Blog Vive Nutrición (2).

¡Puedes tomar soja cada día!

Por último señalar que el National Institute of Health de Estados Unidos, concluyó tras una amplia revisión que en base a los estudios en humanos no hay evidencia para atribuirle a la soja efectos negativos preocupantes más allá de leves molestias digestivas, también a atribuibles a otras legumbres (7).

Así que sería genial dejar de leer todo tipo de acusaciones infundadas sobre un alimento tan versátil y calidad nutricional tan alta como es la soja y sus derivados.

La soja no es imprescindible, pero tampoco es peligrosa y un consumo normal, de 1 a 3 raciones al día no presenta ningún problema. Al contrario, si produce algún efecto este es beneficioso.

Referencias

  1. Effects of soy protein and soybean isoflavones on thyroid function in healthy adults and hypothyroid patients: a review of the relevant literature. Messina M, Redmond G. Thyroid. 2006 Mar;16(3):249-58.
  2. http://www.nutricionvive.com/index.php/el-cancer-de-mama-y-la-soja-beneficia-o-perjudica/
  3. Soy, red clover, and isoflavones and breast cancer: a systematic review. Fritz H1, Seely D, Flower G, Skidmore B, Fernandes R, Vadeboncoeur S, Kennedy D, Cooley K, Wong R, Sagar S, Sabri E, Fergusson D. PLoS One. 2013 Nov 28;8(11):e81968. doi: 10.1371/journal.pone.0081968. eCollection 2013.
  4. Use of soy protein-based formulas in infant feeding. Bhatia J, Greer F; American Academy of Pediatrics Committee on Nutrition Pediatrics. 2008 May;121(5):1062-8. doi: 10.1542/peds.2008-0564.
  5. Safety of soya-based infant formulas in children. Vandenplas Y1, Castrellon PG2, Rivas R3, Gutiérrez CJ, Garcia LD, Jimenez JE2 Anzo A, Hegar B, Alarcon P. Br J Nutr. 2014 Apr 28;111(8):1340-60. doi: 10.1017/S0007114513003942. Epub 2014 Feb 10.
  6. Are There Foods that Support Thyroid Health? Eleese Cunningham JAND April 2012Volume 112, Issue 4, Page 588
  7. https://archive.ahrq.gov/clinic/tp/soytp.htm
  8. https://vegetariannutrition.net/docs/Soy-Safety.pdf

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017