Come limpio
Carla Zaplana
Dietista-nutricionista y mentor de salud
Carla Zaplana
Ejercicio de yoga

Belleza desde el interior

8 consejos para una piel perfecta sin necesidad de usar productos caros

Una piel bonita está al alcance de todos

La piel es el primer órgano que podemos ver e identificar en nuestro cuerpo a simple vista. Un órgano que refleja al 100% la salud de nuestro organismo. Si tenemos la piel tersa, firme, sana, brillante y limpia así estaremos por dentro. Cuando mostremos una piel seca, rugosa, llena de impurezas y acné, será señal de deshidratación y que sufrimos ciertos desequilibrios hormonales o altos grados de toxicidad.

Y sin saber todo esto, sobre todo nosotras las mujeres, hacemos las mil y una para lucir una piel radiante, utilizando métodos a veces no demasiado naturales ni los más convenientes para nuestro bolsillo.

Cómo lucir una piel sana sin usar productos de belleza

Tener una piel bonita está al alcance de todos, y en las próximas líneas te cuento cómo…

1. Depura

Tu piel es un reflejo de tu salud. Es el órgano más grande del cuerpo y además participa en la eliminación de toxinas a través de sus poros. Las toxinas dañan y degeneran las células por dentro y esto se nota por fuera.

Cuando consumimos alimentos con ingredientes más tóxicos, se refleja rápidamente en nuestra piel, sobre todo en el rostro. Comer Limpio nos dará salud y belleza ya que creará un efecto depurativo en nuestro cuerpo de forma natural.

Algunas recomendaciones son:

  • Tomar un vaso de agua tibia con unas gotas de zumo de limón en ayunas.
  • Tomar un zumo o batido verde a diario.
  • Eliminar los alimentos procesados, los azúcares refinados, los que contienen gluten, lácteos y sus derivados.
  • Incrementa el consumo de alimentos crudos.
  • Siempre que sea posible, comprar productos orgánicos.
  • Mueve el cuerpo, practica deporte o haz actividad física a diario.
  • Mantente hidratado todo el día. Lleva siempre una botellita de agua contigo.

Ejercicio de yoga

2. Nutre

Somos lo que comemos, y esto también se refleja en nuestra piel. Comer alimentos no tan limpios y cargados de toxinas nos puede dejar con una piel sin vida, apagada y seca. Además, una falta de nutrición acelera la aparición de arrugas y granitos de acné.

Nutrir la piel empieza por dentro, y lo haremos con una buena elección de los alimentos que consumimos.

  • Sigue una alimentación muy rica en productos de origen vegetal: frutas, verduras, cereales integrales, semillas, frutos secos y algas.
  • Come una gran variedad de colores. Los pigmentos de las verduras y frutas son potentes antioxidantes que combaten la acción de los radicales libres, responsables del envejecimiento de nuestras células.
  • Reduce o elimina el consumo de proteína de origen animal. Y si la consumes que sea de calidad, orgánica.
  • Enriquece tu dieta con alimentos ricos en ácidos grasos esenciales (omega 3 y 6), como las algas, las semillas (chía, lino, cáñamo), vegetales de hoja verde y frutos secos (nueces).

3. Limpia

Mantener tu piel limpia es muy importante. Muchas personas usan productos agresivos para la piel que pueden provocar una falta de hidratación de la piel del rostro y dejarla completamente sin brillo. Debemos utilizar un limpiador neutro y usarlo cada noche antes de acostarnos.

Recomiendo usar jabones naturales a base de extractos de lavanda, o con árbol del té si tenemos tendencia a acné o piel más grasa.

4. Exfolia

Nos sirve para eliminar las células muertas de la superficie de nuestra piel y que pueden estar apagando nuestro color. Para ello no necesitamos comprar productos excesivamente claro, es más, estoy segura que tenéis los ingredientes necesarios en casa.

Mezcla 6 cucharadas de aceite de coco con 1 cucharada de sal marina. Remueve bien hasta que el aceite se deshaga y la mezcla quede homogénea y ya tendrás tu exfoliante.

5. Hidrata

Somos entre un 60-70% agua, así que nuestro buen estado de la piel dependerá de si estamos bien hidratados o no.

  • Bebe agua de calidad durante todo el día.
  • Toma tu generoso zumo/batido verde cada día (300-500ml).
  • Consume al menos el 70% de tus vegetales en crudo, como en las ensaladas (nos aportarán mayor contenido de agua, minerales y enzimas activos).
  • Reduce o elimina el consumo de cafeína y alcohol, ya que tienen un efecto deshidratante.

Agua con limón

6. Protégete

Es muy importante exponernos al sol durante unos 10-15 minutos diariamente para la producción natural de vitamina D, sin el uso de bloqueadores para que esta vitamina se pueda sintetizar correctamente.

Sin embargo, una sobreexposición al sol, sobre todo en horas críticas del mediodía, puede ser contraproducente y dañar nuestra piel, aumentando el riesgo de aparición de manchas, quemaduras y cáncer de piel.

7. Mejora la circulación

Estimular la circulación y el drenaje linfático te ayudará a lucir una piel radiante. El cepillado de la piel en seco es la técnica más sencilla y práctica para ello.

  • Busca un cepillo de cerdas suaves y naturales.
  • Cepíllate antes de ducharte.
  • No presiones demasiado al cepillar y empieza siempre por tus pies, haciendo movimientos circulares siempre dirección hacia tu corazón.

8. Reduce el maquillaje

Una piel limpia y sana no necesita tapar impurezas, aun así, a veces nos gusta usar algo de pinturas para resaltar nuestros rasgos. En este caso, utilizaremos productos de cosmética lo más naturales posible, libres de parabenos y sulfitos, y que sean veganos. Muchas marcas de maquillaje contienen toxinas que obstruyen los poros de la piel, asfixiándola y provocando aparición de puntos negros y granitos de acné.

Una piel brillante, fresca y limpia está a la vuelta de la esquina, basta con seguir unas simples pautas saludables. Y tú, ¿cuál de estas recomendaciones has probado o cuáles funcionan para ti?

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017