Come limpio
Carla Zaplana
Dietista-nutricionista y mentor de salud
Carla Zaplana

Alimentos saludables

Alimentación vegetal: años a la vida y vida a los años

Decidirte a hacer un cambio de vida con la intención de ganar salud puede ser todo un reto

Hoy en día existen un sinfín de opciones, pero muchas de ellas son en forma de dieta en vez de un estilo de vida sostenible, y entonces es difícil diferenciar entre una moda pasajera o unos principios con sentido que pueden durar para siempre.

En algunas de estas dietas (como la Paleo o la del Grupo Sanguíneo) se dan realmente argumentos convincentes, pero desde mi punto de vista, lo que las hace exitosas es el simple hecho de sacar de su lista de ingredientes aptos los productos procesados, alimentos que pueden crear alergias o hipersensibilidad, fast food y alcoholes, y están a favor de comer productos de temporada, naturales y de km 0.

A veces se dice que debemos tener en cuenta los alimentos que comían nuestros ancestros; los gorilas, con quienes compartimos ancestros primarios, siguen una alimentación prácticamente vegetal.

Actualmente, lo miremos desde la perspectiva que lo miremos, la alimentación en los países del hemisferio norte está llena de químicos tóxicos –conservantes, estabilizantes, todo son “E”, que no sabemos ni identificar–, nada que ver con lo que comían nuestros ancestros. Su alimentación se basaba en vegetales frescos, raíces, cereales integrales, frutas y bayas. Además, ahora el estilo de vida es mucho más sedentario. Y es que, ¿quién no ha pecado alguna vez de dar diez vueltas con el coche en el parking para encontrar un espacio libre más cerca de la puerta del supermercado? Comparemos esto con salir a recolectar cada día la comida necesaria para ti y tu familia.

Ensalada Bol de madera

¿Una alimentación vegetariana es realmente más sana?

Según un estudio realizado por la comunidad adventista de la Universidad Loma Linda, California, los veganos tienden a pesar menos que los que comen carne, tienen menos resistencia a la insulina (menor riesgo de padecer diabetes) y suelen realizar más actividad física. Además, los vegetarianos suelen vivir de media unos 10 años más que el resto de la población, suelen tomar menos alcohol y no tienden tanto al tabaquismo. Todos estos factores juegan un rol positivo cuando a longevidad nos referimos.

Uno de los mayores beneficios de seguir una alimentación basada en vegetales es la menor susceptibilidad a padecer enfermedades. Aquí van algunos datos:

  1. La incidencia de padecer cáncer es inferior: una alimentación vegetal durante dos semanas puede aumentar las defensas en una mujer ante el cáncer de mama.
  2. Los vegetarianos también son menos propensos a sufrir enfermedades cardiovasculares, debido a que éstas se asocian más al consumo de grasa animal. El alto consumo de fibra en una alimentación vegetal nos protege de altos niveles de colesterol y azúcar (diabetes) en sangre.
  3. Estudios realizados durante la última década también han demostrado que las frutas y verduras son potentes inhibidores de enfermedades respiratorias. Una alimentación rica en vegetales de hoja verde son ricos en potasio y otros fitonutrientes que disminuyen el riesgo de padecer embolias e infecciones pulmonares.
  4. Los vegetarianos suelen sufrir menos Alzheimer, de hecho, quienes consumen carne de forma regular sufren doble riesgo de padecer algún tipo de demencia.

¿Será el secreto de la felicidad?

Está claro que somos lo que comemos, pero no solo esto, también nuestro estado de ánimo puede variar según nuestra alimentación.

Estudios han demostrado que personas que siguen una alimentación rica en frutas y verduras frescas son las personas más felices. Eliminar la carne de la dieta durante dos semanas ha dado resultados significativos en la mejora del estado de ánimo, incluso más rápido que tomar antidepresivos.

También es cierto que hay muchos vegetarianos que se alimentan a base de comida basura (patatas fritas, barritas de cereales altamente procesadas, etc) pero, en general, siguen un estilo de vida que incluye más alimentos naturales, más hábitos saludables que reducen la exposición del organismo a toxinas, y mayor actividad física. Y, por si fuera poco, también tienden a ver y responder al mundo de una forma más positiva y optimista.

Así que con todo esto dicho, creo que tenemos razones suficientes como para incrementar un poquito más el consumo de vegetales o directamente hacer de estos la base de tu alimentación.

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017