Come limpio
Carla Zaplana
Dietista-nutricionista y mentor de salud
Carla Zaplana
remedios caseros candidiasis

Salud intestinal

Cómo reconocer, prevenir y curar la candidiasis

La cándida aparece en nuestro cuerpo de forma natural, pero un sobrecrecimiento de este hongo puede causar problemas graves de salud.

El tema de la candidiasis es muy recurrente en mi consulta, ¡yo misma me libré de ella ahora hará casi 1 año!

lo incómodo que resulta el sobrecrecimiento de este hongo, y he conocido a pacientes que lo han sufrido durante años y años. Dolores de cabeza, irritabilidad, subir de peso e incluso falta de libido, son algunos de los síntomas que se relacionan con este sobrecrecimiento.

Hay muchísima información al respecto, así que en este pequeño manual me gustaría recordarte qué es la candidiasis, cómo detectarla y qué hacer para prevenir y aliviar sus síntomas.

Siendo riguroso puedes liberarte de ello en 6 meses o menos. Este es el método que yo he usado, así que te lo garantizo de primera mano.

¿Qué es la candidiasis?

La candidiasis la produce la cándida, conocida con el nombre de Cándida Albicans. Es un hongo que se encuentra en nuestro organismo. En nuestra piel, en algunas partes de nuestro tracto digestivo (boca y intestinos) y órganos genitales.

Cuando nuestro cuerpo está en armonía, tenemos una flora bacteriana equilibrada y un sistema inmunológico fuerte, la cándida no supone ningún problema.

Pero cuando entramos en un estado de debilidad, estrés, ansiedad, no seguimos una alimentación limpia y/o estamos tomando medicación como los antibióticos, nuestras defensas bajan y no pueden mantener a raya su sobrecrecimiento, originándose entonces una candidiasis.

Síntomas de la candidiasis

Algunos de los síntomas más frecuentes de la candidiasis con los que este sobrecrecimiento se manifiesta en nuestro cuerpo son:

  • Hongos en los pies y en las uñas del a mano y pies
  • Picor en el área genital
  • Hinchazón o malestar intestinal como diarreas agudas o síndrome de colon irritable
  • Antojos continuos por dulces y harinas
  • Dolor de cabeza y poca claridad mental
  • Cansancio crónico y poca energía

Cómo prevenir y eliminar la candidiasis de forma natural

La clave está en seguir una alimentación anti candidiasis y tener las defensas a punto.

1. Evita el azúcar, las harinas refinadas y el alcohol

El azúcar es lo que alimenta la cándida, así que si no le damos “de comer” podremos controlar su sobrecrecimiento. Debemos hacer algunas modificaciones en nuestra dieta como:

  1. Eliminar los productos procesados.
  2. Eliminar los fermentados como la cerveza, vino o cualquier tipo de alcohol.
  3. Reducir o eliminar los alimentos ricos en azúcar. No sólo los que contengan azúcar blanco, también los que lleven miel, agave y sirope de arce u otros edulcorantes naturales que contengan azúcar.
  4. Sustituir los cereales refinados por integrales y libres de gluten como la quinoa, mijo, trigo sarraceno o avena.
  5. Y por último eliminar los lácteos, ya que contienen azúcares simples.
7 cereales sin gluten

Más allá del trigo

7 cereales sin gluten

Si tenemos una candidiasis muy severa también deberemos incluir otros cambios:

  • Eliminar de nuestra dieta los vegetales que contienen almidón como la patata, el boniato, la remolacha, la calabaza y la zanahoria.
  • Eliminar la fruta con un índice glucémico medio-alto como el plátano, la chirimoya, el caqui, los higos, el melocotón o el mango durante un buen tiempo.

Cada paciente es diferente, así que te recomiendo que te en manos de un especialista en nutrición que trate la candidiasis de una forma holística e integradora. Tus necesidades son únicas y un nutricionista especializado podrá pautarte mejor cuando y cómo eliminar o reintroducir los alimentos.

2. Añade probióticos y alimentos fermentados a tu dieta

Otra manera de mantener la flora intestinal bajo control es reforzando el crecimiento de las bacterias beneficiosas para tus intestinos con alimentos fermentados y probióticos. Te cuento algunos de mis alimentos favoritos para ello.

  • Chucrut crudo
  • Kimchi
  • Kefir de agua
  • Yogures de almendra o coco
  • Te kombucha
  • Vinagre de manzana

Es muy recomendable tomar un complemento de probióticos 2 veces al día, por la mañana y antes de acostarse, sobre todo si estás siguiendo un tratamiento antibiótico. Este complemento contiene organismos vivos que se instalan en los intestinos y contribuyen a la salud intestinal y al control del sobrecrecimiento de levaduras.

Asegúrate de comprar un probiótico con cubierta entérica, ya que este formato protege los probióticos del ácido del estómago que podría matarlos y así asegurando que lleguen vivos a los intestinos.

3. Mantén tus defensas altas

Seguir una alimentación limpia, natural y repleta de vegetales te ayudará a mantener tu sistema inmunológico en su máximo esplendor. Ahora bien, cada vez vemos más evidencias de que un estado emocional desequilibrado afecta directamente al estado de nuestra salud intestinal, que es elhogar de las bacterias intestinales, nuestra primera y más fuerte barrera protectora.

Trabaja para mantener un estilo de vida con momentos donde respirar profundamente, meditar, gestionar el estrés y dedicar tiempo para uno mismo y seres queridos. Éste será sin duda el nutriente clave para un estado de salud óptimo.