Come limpio
Carla Zaplana
Dietista-nutricionista y mentor de salud
Carla Zaplana
propósitos año nuevo hacerse vegano

Cumple tus objetivos

Propósito de año nuevo: una alimentación más vegetal

Si uno de tus propósitos para 2017 es pasarte a una alimentación vegana y llevar una vida más sana, no te puedes perder este post

Ya estamos en los últimos días del año, fechas en las que miramos a atrás y valoramos los últimos 12 meses pasados. Los momentos buenos, los no tan buenos, lo que hemos logrado y lo que nos ha quedado en el tintero. Es ahora cuando, por costumbre, desenfundamos papel y boli y escribimos una nueva lista de propósitos ha cumplir para el próximo año que está a punto de empezar.

Cómo no, uno de los clásicos de todos los tiempos es el de “ponerse en forma”, pero… ¿y cómo? Lo primero que nos viene a la cabeza es ir al gimnasio para sudar y ponernos a dieta para rebajar de peso. Desde mi punto de vista… !ERROR!

Destierra la palabra "dieta" de tu vocabulario en tus propósitos de año nuevo

Si queremos estar en forma para sentirnos bien debemos hacer eso que nos hace bien, eso que nos apetece y nos gratifica, por encima de todo, a nivel emocional. Si queremos mover el cuerpo busquemos una actividad que nos motive, un hobby que nos llene, unas clases de yoga, unas clases de baile, escalada, salir a correr, practicar ejercicio en compañía, cualquier modalidad y de alguna forma que nos guste, que alimente el nuestro corazón, en vez tomarlo como una obligación. De esta manera seguro que no nos cansamos y seguiremos el propósito a rajatabla.

En cuanto a la dieta se refiere, fuera. Fuera la palabra “dieta” si la usamos en connotación negativa. Fuera la idea de pasar hambre. Busquemos un estilo de vida que encaje con nosotros, que nos ayude a estar sanos, sentirnos ágiles, ligeros y con energía.

Para ello, mi propuesta es veganizar un poquito más tu alimentación, añadir más alimentos de origen vegetal en tus platos. Como con la actividad física, para no abandonar el propósito debemos aprender más sobre nuevos alimentos, tener ideas de cómo cocinar de forma atractiva estos nuevos platos, pero sobre todo, estar convencido.

Y no habrá mayor convencimiento que conocer algunas de las razones por las que apostar por está opción. Así que en este artículo este es mi objetivo, descubrirte algunos de los motivos que a mí también me hacen seguir este estilo de vida.

¿Por qué pasarte a una alimentación vegetariana o vegana?

Las personas que siguen una alimentación 100% vegetal tienen menor riesgo de padecer enfermedades degenerativas y otras como el cáncer, cardiopatías, diabetes, cataratas, obesidad, osteoporosis, hipertensión, hepatopatías y cálculos renales y en la vesícula.

¿A qué se debe esto? Os lo explico.

Consumo de menos grasas saturadas y grasas totales

Una alimentación alta en grasas está relacionada con un incremento del riesgo de padecer diabetes, obesidad y posibles cánceres. De media, para alguien que sigue una alimentación estándar, las grasas constituyen entre un 34-38% de su dieta. Los ovo-lacto-vegetarianos, entre un 30-34%, y los veganos menos del 30%.

El colesterol se encuentra solo en alimentos de origen animal

El colesterol de la dieta, es decir, aquel que se consume a través de los alimentos de origen animal, está relacionado con el aumento de cardiopatías y posibles cánceres. En una alimentación estándar se consumen unos 350mg de colesterol, un ovo-lacto-vegetariano entre 150-300mg y los veganos no consumen alimentos que contengan colesterol. Una alimentación vegetal no contiene colesterol, ya que el necesario para el mantenimiento de la salud se produce en el hígado.

Consumo de más fibra

La fibra dietética disminuye el riesgo de padecer cáncer de colon, enfermedades cardiovasculares y ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre (prevenir diabetes), entre otros. De media se consumen unos 15g de fibra diarios mientras que los veganos pueden incrementar este consumo hasta el 80%.

Consumo de más antioxidantes naturales

Las vitaminas, minerales y otros fitoelementos y enzimas naturales tienen propiedades antioxidantes que pueden contribuir en la reducción del riesgo a padecer cáncer, enfermedades del corazón, artritis o cataratas. Los antioxidantes dietéticos más conocidos son la vitamina C, la vitamina E y los betacarotenos.

Las personas que siguen una alimentación totalmente vegetal consumen entre un 50-100% más cantidad de vitaminas C y E, además de una mayor cantidad de fitoquímicos que refuerzan el sistema inmunológico, y combaten el daño de los radicales libres, disminuyendo así su velocidad de envejecimiento.

Consumo adecuado de proteína

Los veganos consumen menor cantidad de proteína, y si su alimentación es variada cumplen con las recomendaciones diarias necesarias. Los omnívoros suelen consumir una dieta que contiene entre un 14-20% de proteína, los ovo-lacto-vegetarianos entre 12-15% y los veganos entre un 10-12%. Un exceso de proteína, sobre todo de origen animal, puede estar relacionado a mayor riesgo de osteoporosis, piedras de riñón, y hepatopatías.

Sobre todo el cambio debe ser con consciencia y sin ningún tipo de sufrimiento, siempre desde el amor hacia uno mismo. No hace falta pasar del 100 al 0 de la noche a la mañana pero si ir haciendo pequeños cambios.

Empieza descartando el consumo de carnes rojas, seguido de carnes blancas y pescado, todo poquito a poco y verás como también tu apetito va cambiando. No se trata de pensar que limitamos nuestra alimentación sino que vamos a crear más abundancia descubriendo nuevos sabores con nuevos alimentos vegetales y que vamos a llenar aún más nuestros platos, pero a partir de ahora de más vida y color.

¡Felices fiestas y saludable año nuevo!

suscribete Julio 2017