Gastronomía consciente
Virginia García
Chef vegana
Virginia García
Recetas de boles de desayuno

Energízate

5 boles de desayuno calientes que te ponen las pilas

Desayunar en bol no significa desayunar cereales de supermercado. Estos desayunos calientes son deliciosos, nutritivos y no podrían estar más de moda.

Ahora que empieza a venir el frío quizá te apetezcan opciones de desayuno diferentes, más energéticas, o templadas o calientes. Es igual de fácil que en verano disponer de frutas frescas o porridge.

Ahora que empieza a venir el frío quizá te apetezcan opciones de desayuno diferentes, más energéticas, o templadas o calientes. Es igual de fácil que en verano disponer de frutas frescas o porridge. Con estas ideas tendrás más variedad de desayunos tanto salados como dulces, más calentitos pero igualmente combinables con otros elementos como tostadas, café, té o infusiones.

Para hacer un buen bol de desayuno no necesitas cientos de ingredientes, solo los que te gusten y combinen bien. Puedes aprovechar cereales y legumbres que tengas en la nevera ya cocidos, fruta, verduras, semillas y frutos secos.

Gachas o porridge

Si para el verano lo más cómodo es dejar en remojo toda la noche la avena con la leche vegetal, en invierno es calentarlo todo junto unos minutos. Así las tendrás recién hechas y tiernas, gracias a la cocción, como si las dejases toda la noche. También vale dejarlas en la nevera y calentarlas al día siguiente.

Prueba combinaciones tanto dulces como saladas: con frutas, chocolate, frutos secos, semillas, hortalizas al vapor o cocidas (calabaza, zanahoria, etc) o a la plancha (champiñones, setas, etc).

Para completar tus gachas ponles un puñadito de semillas de chía o de lino rotas y otro puñadito de frutos secos pelados.

Puddings y cremas

Solo necesitas una batidora para hacer una crema muy sabrosa: la base es plátano o aguacate, y para el sabor puedes usar cacao, canela, vainilla, otras frutas al gusto, etc.

Corona tu crema con semillas y frutos secos para un extra de proteínas y omega 3.

Si te gusta desayunar salado también puedes hacer rápidamente cremas muy apetitosas: con zanahoria, calabaza, patata, etc. Más o menos igual que una crema que nos prepararíamos para cenar o para comer. Para desayunar prefiero las cremas sin cebolla y con un puñado de legumbres cocidas por encima.

Boles mixtos

Para desayunar “un poco de todo” equilibrado. Puedes mezclar legumbres cocidas y escurridas como judías, lentejas o garbanzos, con quinoa, arroz integral, alguna hortaliza al vapor (por ejemplo boniato), y unas rodajas de aguacate y tomate.

Si tienes cosas preparadas de días anteriores solo tienes que mezclarlas y calentarlas. Planifícate las comidas de forma que te sobre siempre un poco y así podrás comer siempre lo que te apetezca incluso cuando tengas prisa.

1. Bol de gachas de avena con coco, quinoa, frutos secos y chocolate

Ingredientes

  • ⅓ de taza de avena
  • ¾ de taza de leche de coco
  • 1 plátano
  • ½ taza de quinoa cocida
  • ¼ de taza de almendras peladas
  • ¼ de taza de nueces peladas
  • 2 cuadritos de chocolate negro (más del 85% de cacao)

Preparación

  1. Mezcla en un bol la avena con la leche de coco y el plátano machacado (o bátelo todo con la batidora) y caliéntalo hasta que esté templado.
  2. Mientras, tuesta en una sartén sin aceite la quinoa con los frutos secos, a fuego medio, hasta que estén fragantes.
  3. Pon la quinoa y frutos secos sobre tu porridge y acábalo con el chocolate picado en trocitos.

2. Bol de cacao con frutas y semillas

Ingredientes

  • 1/2 taza de bebida de soja o de coco
  • 1 cucharada de cacao puro en polvo
  • 1 plátano
  • 4 dátiles (sin hueso)
  • 1 cucharadita de semillas de chía
  • 1 cucharadita de semillas de lino
  • Un puñado de frutas desecadas (manzana, pasas, etc)

Preparación

  1. Bate con la batidora todos los ingredientes excepto las frutas desecadas y caliéntalo hasta que esté templado.
  2. Pon las frutas desecadas por encima y sírvelo.

3. Bol de desayuno mixto

Ingredientes

  • ¼ de taza de judías pintas cocidas y escurridas
  • ¼ de taza de quinoa cocida
  • 1 tomate de pera
  • ½ aguacate
  • 2 cucharadas de pipas de calabaza

Preparación

  1. Pica el tomate y el aguacate y mézclalo en un bol con el resto de ingredientes.
  2. Caliéntalo para que esté templado o caliente y añade alguna hierba o especia que te guste (por ejemplo cilantro).

4. Bol de boniato

Ingredientes

  • ½ boniato cocido o al vapor
  • ½ aguacate
  • 6-8 tomatitos cherry
  • Un puñadito de semillas de sésamo tostado
  • Una pizca de sal

Preparación

  1. Corta el boniato en dados, el aguacate en daditos o lonchas y los tomates en mitades.
  2. Mézclalo todo en un bol y caliéntalo un par de minutos.
  3. Añade por encima el sésamo y sal al gusto.

5. Bol de tofu revuelto con guisantes

Ingredientes

  • 200 g de tofu duro
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • ½ taza de guisantes frescos, tiernos o congelados
  • 1 pimiento de piquillo asado, en tiras
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharadita de semillas de lino rotas
  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • Sal kala namak
  • Unas rodajas de limón para servir

Preparación

  1. Calienta el aceite en una sartén antiadherente a fuego medio-alto. Desmenuza el tofu con las manos sobre la sartén y saltéalo un par de minutos. Agrega los guisantes, pimiento, salsa de soja, cúrcuma y perejil y saltéalo unos minutos más.
  2. Sácalo y mézclalo con las semillas de lino. Espolvorea con la sal kala namak y sírvelo con el limón.
suscribete Julio 2017