Gastronomía consciente
Virginia García
Chef vegana
Virginia García
menu vegano de navidad

Fiestas veganas

Cómo hacer una cena de Navidad vegetariana

Los veganos y vegetarianos no suelen tener muchas opciones en el menú de Navidad, pero incluir opciones vegetarianas es muy fácil

Como todos los años llegan las fiestas de navidad y en muchas familias se preparan banquetes para invitar a los más allegados a una cena o comida de lujo.

Podemos seguir teniendo una cena o comida tradicional, pero sin su tradicional pesadez y malestar por habernos atiborrado de alimentos extremadamente grasos y azucarados. Podemos hacer un festín por todo lo alto innovando en ingredientes y preparaciones, que sea incluso más rico y variado y utilizando solo ingredientes vegetales.

Recetas vegetarianas para la cena de navidad

Aperitivos y entrantes fáciles y rápidos

Como aperitivo navideño podemos elegir platos y preparaciones poco elaboradas pero que siempre gustan: frutos secos (nueces, avellanas, pistachos, etc), frutas desecadas (higos, orejones…), encurtidos (aceitunas, pepinillos, berenjenas, altramuces, etc) y chips vegetales.

Con poco esfuerzo también podemos hacer patés vegetales como el hummus, paté de aceitunas, de alcachofas, etc., y servirlos junto con los anteriores y unos palitos crujientes para mojar.

Con patés vegetales también podemos rellenar tiras de pepino, hojas de endibias y otras verduras, o un hojaldre, masa quebrada, masa de pan o de pizza…

Puedes hacer los patés hasta dos días antes y guardarlos en envases bien cerrados en la nevera.

Primeros platos

Podemos empezar la cena de Navidad con platos ligeros pero con mucho sabor y contraste de texturas. Por ejemplo cremas de verduras como una vichyssoise caliente o una crema de calabaza a la que añadir por encima una chorrito de nata vegetal y semillas crujientes como el sésamo, el lino o la quinoa inflada, brotes frescos, chips vegetales o frutos secos.

Las cremas de verduras se pueden preparar con uno o dos días de antelación y refrigerar. Después solo hay que calentarlas y servirlas.

Platos principales

Para facilitar la labor de cocinar para mucha gente podemos optar por hacer preparaciones variadas de las que cada comensal pueda llenar su plato, en lugar de elaboraciones costosas y que tarden horas en hacerse.

Un seitán relleno de verduras, tofu en salsa, una lasaña de verduras o de soja texturizada, canelones, milanesas de avena con salsas… Todos ellos son platos que se pueden cortar fácilmente en porciones, que se pueden hacer con tiempo, que se pueden servir juntos y además que llenan bastante.

Si quieres puedes utilizar algunas carnes vegetales que venden en tiendas veganas y que vienen muy bien para estas fechas: “gambas” gabardina, pollo vegetal, bacon vegetal, quesos veganos, embutidos 100% vegetales… Hay muchísima variedad y se pueden hacer montones de cosas además de servirlos tal cual o calientes.

Postres navideños veganos

Elige dulces con aromas navideños como la naranja, la canela, el clavo o las almendras. Puedes hacer flanes de turrón, pannacottas de naranja con canela, arroz con leche de soja, turrones caseros, tartas de almendra y chocolate, galletas especiadas, helado de turrón… ¡Tienes muchísimas opciones!

Además de un postre elaborado puedes servir también frutas de temporada o una macedonia.

Todo influye en la percepción del sabor: la impresión visual tanto de los platos como de la composición de la mesa, los olores, los sabores, los sonidos y la propia experiencia de preparar y servir. El éxito de nuestra comida o cena navideña reside en el ambiente que creamos, en el estar en familia, compartir y disfrutar alrededor de la comida.

Por eso es muy importante que colabores en la preparación de todo el evento, incluso aunque no seas el anfitrión o anfitriona. Ofrécete a preparar algunos platos. Pon la mesa y alenta a los demás a que lo hagan. Sirve tú también la comida. Cuando terminéis, recoge al menos tus platos y cubiertos y lávalos. Hacer las cosas en familia también nos une y refuerza nuestros lazos.

A todas las personas nos gusta pasarlo bien antes y después de un buen ágape. Será mucho más agradable para todas si no tiene que cargar con todas las responsabilidades una sola persona. ¿O a ti te apetece después fregar todos los platos, cubiertos, bandejas y cuencos? ;)