Gastronomía consciente
Virginia García
Chef vegana
Virginia García
organizar picnic vegano

Al aire libre

Móntate un picnic vegano ¡y a disfrutar!

Con el calor, pasar el tiempo al aire libre apetece más que nunca. Organiza un picnic vegano con estos consejos y tu será un éxito rotundo.

Ahora con el verano y las vacaciones es normal pasar más tiempo fuera de casa, relajarse en la playa o en la piscina y organizar comidas de picnic.

Hacer un picnic vegano es igual de fácil que preparar comida a diario, solo hemos de tener en cuenta tres cosas:

  1. Que no lo vamos a comer recién hecho.
  2. Que tenemos que transportarlo.
  3. Que debe ser fácil de racionar.

Lo primero es hacerse con una nevera de playa o bolsa de refrigeración. Con el calor se nos puede poner malo lo que llevemos, así que necesitaremos un lugar donde llevarlo que mantenga el frío. Por supuesto, no lo dejes al sol.

Refrigera la comida antes de meterla en la nevera. No la guardes recién hecha, es mejor prepararla con un poco de antelación para que conserve el frío.

Refrigera también lo que te vayas a llevar de bebida: agua, batidos, infusiones, etc. Ponlos en botellas individuales y guárdalos en el refrigerador antes de llevártelos.

11 platos infalibles para que tu picnic sea un éxito

Personalmente prefiero todo aquello fácil de racionar y que se pueda coger con las manos, así evitamos el engorro de andar sacando platos y cubiertos.

Bebidas

Para la deshidratación y para estar fresquitas lo mejor es llevar agua. Aparte puedes llevar también infusiones y batidos que contengan menta y/o hierbabuena, que tienen efecto refrescante. Por ejemplo té helado con hierbabuena y limón, batido de melón con menta, gazpacho, etc.

Frutas y frutos secos

Lleva piezas enteras, también refrigeradas, preferiblemente de frutas que no sean muy delicadas: plátano, aguacate, melocotón, manzana, uvas etc.

Los frutos secos no necesitan refrigeración, así que puedes llevar un táper o una bolsita con nueces, avellanas, pipas de calabaza, etc.

También puedes añadir frutas desecadas como manzana, mango, orejones, pasas… Se pueden comer tal cual o poner en el centro para que quien quiera los añada a su comida.

Encurtidos

Pepinillos, aceitunas, berenjenas, cebollitas, etc. Con un botecito es suficiente y si los mantienes fríos son una delicia para picar.

Tortilla de patatas vegana

Hazla el día anterior y guárdala en la nevera, así te la llevarás fresquita. A diferencia de la tortilla con huevos, no tienes que preocuparte por la salmonela.

Empanadas y empanadillas

Con relleno de carbonara de lentejas o de soja texturizada, o de grelos con bechamel, o de setas. Si es en porciones individuales, mucho mejor.

Sushi

Makis de pepino, aguacate y zanahoria. Córtalos antes de refrigerarlos y llévalo en un táper rígido para evitar que se aplasten. Es una buena opción para ofrecer pequeñas delicatessen.

Patés vegetales

Hummus, guacamole, paté de champiñones o de lo que quieras. Llévalo refrigerado en un táper y aparte palitos de zanahoria o de pan integral para mojar.

Si quieres puedes llevar pan de centeno o pan alemán precortado para que cada una se unte sus tostadas o se haga montaditos con el resto de ingredientes que lleves.

Sándwiches y bocadillos

Preferiblemente de tamaño pequeño y que no se salga el relleno por todas partes.

Si no te gusta la textura que adquieren los panes cuando los envuelves y te los llevas, tienes la opción de llevar el pan por un lado y el relleno por otro. Por ejemplo un táper de lechuga cortada, tomate en rodajas, lonchas de pepinillo, etc.

En botellitas o tápers pequeños aparte puedes llevar salsas (veganesa, de tomate…). Con esto y otros ingredientes que puedas llevar (por ejemplo patés y frutos secos) te montas un bocadillo en un momento.

Paella

Si puedes llevarla en la propia paella, bien tapada, tendrás ese plus visual. Si no, en un táper grande también sirve.

Necesitarás platos y cubiertos, pero merece la pena si el objetivo era hacer una paella al aire libre. No olvides echar un par de limones en la bolsa refrigerante y, si quieres, un botecito con all i oli casero.

Ensaladas

Igual que en el caso de sándwiches y bocadillos, puedes llevar los ingredientes separados o todos juntos en un recipiente grande. Aprovecha para poner contrastes de colores, sabores y texturas. Por ejemplo garbanzos cocidos (escurridos), pipas, semillas crujientes, alcaparras, lechugas frescas, col rizada, zanahoria en tiras, calabacín espiralizado, palitos de pepino, tomates cherry, cebollitas encurtidas, espinacas tiernas, mazorquitas de maíz…

También puedes optar por ensaladas camperas con patata cocida, zanahoria al vapor, etc., o por ensaladas de pasta o arroz fresquitas. Combínalo siempre con cantidades generosas de verduras frescas.

Postres

Con el calor es un poco complicado llevar, por ejemplo, helados, pero podemos llevar frutas variadas o una macedonia fresquita con frutas de temporada, o un trozo de sandía, un melón cantalupo o galia, plátanos, manzanas, etc.

También podemos llevar yogures de soja (natural o con sabores) o algún postre vegetal que se nos antoje (flan, crema, natillas, mousse…). Mantenlo siempre refrigerado.

suscribete Julio 2017