Gastronomía consciente
Virginia García
Chef vegana
Virginia García
Desayunos que puedes dejar listos el día antes

Sin esfuerzo

¡Que no te de pereza! 5 desayunos que se preparan solos

Muchas personas no desayunan por la pereza que puede dar ponerse a cocinar por la mañana. Estos desayunos no necesitan más que unas horas en la nevera.

Si nos gusta desayunar bien pero nos cuesta ponernos a cocinar por la mañana, la solución está en dejar por la noche algo que no necesite después nada más que destapar y comer.

Hoy os doy unas cuantas ideas muy sencillas, fresquitas y dulces, para las que no tenéis que cocinar, se hacen solitas durante el reposo por la noche. Todas ellas se pueden variar a vuestro gusto, añadiendo otras bebidas vegetales, cambiando frutas, frutos secos, etc.

Porridge de avena

Es un desayuno muy fácil y rápido que podemos dejar “haciéndose” por la noche sin ningún problema. Además se puede variar de muchas formas añadiendo frutas y sabores a nuestro gusto (cacao, vainilla, etc).

Durante el reposo por la noche la avena se hidratará y se irá expandiendo a la vez que suelta sus almidones en la bebida vegetal que hayamos elegido, haciéndola mucho más cremosa. La cantidad de avena dependerá de cómo te guste tu porridge (más o menos denso).

Porridge de avena con plátano

Ingredientes

  • 4 cucharadas de avena en copos
  • 1 plátano
  • ¾ de taza de bebida vegetal (la que tú quieras, preferiblemente sin azucarar)
  • una pizca de canela

Preparación

  1. Mezcla en un bol la avena con la bebida vegetal y la canela.
  2. Corta el plátano en rodajitas y ponlo también en el bol. Remuévelo bien todo.
  3. Tápalo y guárdalo en la nevera hasta el día siguiente.
  4. Remuévelo antes de comerlo.

Pudding de chia

Es otro de los desayunos que se popularizaron en los últimos años. Si te gustan los puddings densos y elásticos, puedes probar a hacer alguno.

También puedes mezclar semillas de chía y de lino, el efecto es casi el mismo: durante el remojo parte de los compuestos mucilaginosos de la semilla pasan al líquido, espesándolo.

Pudding de chía con chocolate y frutos secos

Ingredientes

  • 2 cucharadas de semillas de chía
  • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete
  • 1 cucharadita de cacao puro
  • ¾ de taza de bebida de almendras (u otra bebida vegetal)
  • un puñado de frutos secos variados (sin sal)
  • un trocito de chocolate negro (mínimo 70% de cacao)

Preparación

  1. Mezcla la mantequilla de cacahuete con la babida vegetal (puedes ayudarte con un tenedor).
  2. Añade el cacao y sigue mezclando. Agrega las semillas de chía y remuévelo muy bien.
  3. Tápalo y déjalo en la nevera hasta la mañana siguiente.
  4. Remuévelo antes de servir con un puñadito de frutos secos y un trocito de chocolate por encima.

Fresas con leche

Era un desayuno o postre muy popular cuando era pequeña. Es super sencillo y lo que obtenemos es una delicia de fresas con una bebida vegetal cremosa. Todo lo hace también el reposo, que puede ser de hasta 24 horas sin que se ponga malo.

Se puede hacer añadiendo más frutas que combinen bien, como frambuesas o manzana.

Ingredientes

  • 6-8 fresas maduras
  • bebida vegetal (a elección, preferiblemente sin azucarar)

Preparación

  1. Lava las fresas y córtalas a lo largo y después a lo ancho para hacerlas en cuartos.
  2. Ponlas en un bol y rellénalo con bebida vegetal. Remuévelo.
  3. Tápalo y guárdalo en la nevera hasta el día siguiente.
  4. Remuévelo antes de comerlo.

Arroz con leche

Lo bueno de cocer arroz de más es que al día siguiente puedes desayunar arroz con leche. Funciona con cualquier tipo de arroz, siempre que lo cuezas sin sal, y lo podemos hacer de sabores (cacao, fresas, vainilla…) y con otros ingredientes y colores (frambuesas, arándanos, etc).

Para un desayuno más completo podemos ponerle unos gajos de mandarina si están de temporada, o nectarina, nísperos, etc., y un puñado de nueces peladas.

Ingredientes

  • ¾ de taza de arroz cocido (seco, escurrido)
  • unas tiras de piel de limón
  • ⅛ de cucharadita de canela en polvo
  • bebida vegetal (preferiblemente de soja o de coco)

Preparación

  1. Pon el arroz, limón y canela en un bol. Rellénalo con la bebida vegetal y mézclalo bien.
  2. Tápalo y déjalo en la nevera hasta el día siguiente.

Yogur de sabores

Igual de sencillo que las fresas con leche. Se trata únicamente de mezclar las frutas con el yogur y dejarlo reposar toda la noche para que se mezclen jugos y sabores. Lo bueno es que lo podemos hacer siempre a nuestro gusto y añadir solo lo que nos guste.

Ingredientes

  • 2 yogures de soja sin azucarar y sin sabores
  • Un puñadito de arándanos
  • 2-3 trozos de piña fresca
  • 4-5 frambuesas

Preparación

  1. Corta en trocitos pequeños las frutas. Ponlas en un bol y mézclalas con los yogures.
  2. Tápalo y déjalo en la nevera hasta el día siguiente.
  3. Remuévelo antes de servir. Puedes ponerle por encima frutas desecadas o frutos secos antes de comer.
suscribete Abril 2018

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?