Gastronomía consciente
Virginia García
Chef vegana
Virginia García
Endulzantes caseros

Dulce y sano

¡Sin azúcar! 5 endulzantes saludables que puedes preparar en casa

Tomamos demasiado azúcar y estamos acostumbrados a los sabores dulces. Resta azúcar y suma salud y sabor con estos endulzantes a base de frutas.

A la hora de cocinar sin azúcar son muchas las opciones que tenemos, desde las frutas secas o desecadas hasta especias como la canela. Hoy os voy a enseñar unas recetas caseras de siropes y cremas hechos sin azúcar con los que puedes endulzar el café, el yogur, tus bizcochos caseros, etc.

Cada uno tiene su sabor característico y una textura más o menos viscosa, por eso incluyo recomendaciones de uso.

Cómo preparar endulzantes sin azúcar en casa

En todos los casos lo mejor es guardar en la nevera lo que no vayas a usar, te durará hasta 7 días. El zumo de limón que añado es como conservante, así que lo puedes omitir si lo vas a usar todo en el mismo día.

1. Sirope de dátiles

Este sirope te sirve para endulzar cualquier cosa, desde unas tortitas hasta un bizcocho. Recuerda que además del dulzor estás añadiendo líquido, así que tus masas quedarán un poco más líquidas (puedes corregir añadiendo un poco más de harina o del resto de ingredientes secos de tu receta, o reduciendo líquidos).

Ingredientes

  • 250 g de dátiles
  • 1,5 tazas de agua
  • Unas gotas de zumo de limón

Preparación

  1. Primero quita los huesos de los dátiles y déjalos en remojo en agua templada al menos 30 minutos.
  2. Escúrrelos muy bien y ponlos en la batidora con el agua y el limón.
  3. Bátelo todo junto 3-4 minutos, hasta que se forme una crema parecida al caramelo blando.
  4. Pruébalo de sabor y textura. Si lo quieres menos denso añade un poco más de agua y bátelo de nuevo.
  5. Guárdalo en un recipiente bien cerrado en la nevera.

2. Crema de higos

Esta crema de higos se puede usar para todo tipo de dulces, aunque como más destaca es como mermelada. El proceso es muy parecido, solo que no añadimos azúcar ni otras frutas con pectina para darle la textura de gel de las mermeladas.

Se puede usar para untar, para hacer magdalenas y bizcochos, etc. No es tan dulce como el sirope de dátiles pero tiene muy buen sabor.

Ingredientes

  • 300 g de higos frescos
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 taza de agua

Preparación

  1. Pela los higos y córtalos en cuartos.
  2. Ponlos en una cacerola mediana antiadherente a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que empiecen a estar blandos y melosos. Añade entonces el zumo de limón y el agua y remuévelo muy bien. Deja que hierva hasta que se deshagan un poco los trozos (unos 5 minutos).
  3. Sácalo, bátelo con la batidora 2-3 minutos y cuélalo con un colador de agujeros finos.
  4. Guárdalo en un recipiente bien cerrado en la nevera.

3. Sirope de pasas

El sirope de pasas es más viscoso y pegajoso que los anteriores por las características de las propias pasas. Tenlo en cuenta al hacer bizcochos y masas en general que tengan que subir, ya que puede añadir bastante peso y hacer que queden muy densas.

Funciona muy bien en preparaciones con canela y/o chocolate como los brownies, arroz con leche vegetal, etc., y en crudas como bolitas con frutos secos o bombones de frutas. También para untar.

Ingredientes

  • 200 g de uvas pasas
  • ½ taza de agua
  • Unas gotas de limón

Preparación

  1. Deja las pasas en remojo en agua templada al menos 30 minutos.
  2. Escúrrelas muy bien y bátelas con el agua y limón 3-4 minutos, hasta que se forme una crema homogénea. Si lo quieres más líquido solo añade un poquito más de agua y bátelo de nuevo.
  3. Guárdalo en un recipiente bien cerrado en la nevera.

4. Cabello de ángel sin azúcar

El cabello de ángel es un dulce muy popular que usamos poco para lo fácil que es de preparar. Lo único complicado es abrir la calabaza, que es muy dura. Puedes ayudarte con una hachuela o un cuchillo de cocina grande y un martillo, o bien dejarla caer al suelo un par de veces para que se parta.

Puedes usar el cabello de ángel tal cual sobre unas tostadas, para acompañar frutas y yogures vegetales, para rellenar pastas dulces, etc.

Es una pasta muy pegajosa, complicada de trabajar en algunas masas (bizcochos, brownies, panes dulces, etc) pero fácilmente usable como topping o como relleno.

Ingredientes

  • Una calabaza cabello de ángel (pequeña)
  • La piel de 1 limón
  • El zumo de ½ limón

Preparación

  1. Corta la calabaza en 4-6 trozos y hiérvela en una olla grande a fuego medio-alto durante 20-25 minutos, hasta que veas que está tierna.
  2. Escúrrela y deja que se temple.
  3. Quita la piel y las pipas y pon el resto en una cacerola antiadherente junto con el limón y piel de limón a fuego medio removiendo de vez en cuando.
  4. Cuando hierva ponlo a fuego lento y cuécelo hasta que esté de un color ámbar oscuro y de textura melosa.
  5. Retíralo del fuego, quita las pieles de limón y deja que se enfríe.
  6. Guárdalo en un recipiente bien cerrado en la nevera.

5. Sirope de canela

Este sirope va genial con frutas, frutos secos, yogures vegetales, tortitas, etc. También para dar dulzor y sabor a canela a magdalenas, panes y bizcochos.

Ingredientes

  • ½ taza de sirope de dátiles o de higos
  • 4 ramitas de canela
  • ½ taza de agua

Preparación

  1. Para hacer sirope de canela dulce partiremos de alguna de las dos primeras recetas. La canela por sí sola no es dulce, así que se trata de hacer un sirope dulce en el que predomine el sabor a canela.
  2. Pon a fuego medio el agua y la canela en una cacerola mediana-pequeña. Remueve ocasionalmente.
  3. Justo antes de que entre en ebullición apaga el fuego y deja que se enfríe del todo.
  4. Saca las ramas de canela, vierte el sirope en el agua y ponlo a fuego lento-medio. Remuévelo bien hasta que esté bien mezclado y con la consistencia que quieras. Tardará 3-4 minutos para un sirope meloso.
  5. Deja que se enfríe y guárdalo en la nevera en un recipiente bien cerrado.
suscribete Julio 2017