Agustín Pániker

Entrevista

"Hay una demanda de espiritualidad"

Entrevista a Agustín Pániker, editor de Kairós y autor de ensayos sobre la espiritualidad en la India. Nos habla de espiritualidad para el día a día.

Francesc Miralles

Kairós, la editorial que dirige Agustín Pániker y que fundó supadre, el ingeniero y filósofo Salvador Pániker, ya ha cumplido 50 años.

Agustín Pániker es un ejemplo vivo de la confluencia de Oriente y Occidente en una misma alma, algo que ha sabido llevar fértilmente al catálogo de Kairós, que lleva más de medio siglo aportando a los lectores sabiduría de ambos mundos.

─Eres hijo de Salvador Pániker y sobrino de Raimón Panikkar, ¿cómo se crece en un ambiente tan espiritual?
─Probablemente la educación que recibí por parte de mi padre fue un poco diferente a la del resto de niños, aunque a mí no me lo parecía.

Mi apellido me marcó para bien y para mal, porque me reconocían como hijo y sobrino de estos filósofos pero, por otro lado, esperaban que tuviese el mismo discurso místico. Yo soy un editor al que gusta divulgar sus ideas, que tienen como foco de interés la India.

Espiritualidad práctica de Oriente adaptada a Occidente

─Kairós se relaciona mucho con la psicología transpersonal, ¿crees que este género sigue de moda?
─El término transpersonal lo inventó Maslow, que estaba desvinculado de la religión.

Apunta a una introspección que va más allá del paradigma psicoanalítico, conductista o incluso humanista, incorporando dimensiones místicas y meditativas.

Quizás hoy en día la psicología transpersonal no tiene le tono vanguardista de los años ochenta de autores como Wilber, Grof, Wals o Vaulhan, pero existe una nueva aproximación a otras corrientes de psicología profunda. Yo no la doy por muerta.

─Vuestro catálogo presta mucha atención al budismo y a la meditación. ¿Tienes un interés personal en profundizar en estos temas?
─Sí, hay tres líneas que convergen.

Por un lado mi interés personal, porque me siento muy próximo al budismo y a sus tradiciones meditativas; por otro lado Kairós, que lleva en su ADN la introducción de las filosofías, el pensamiento y las tradiciones de Oriente; y por último, el hecho de que hoy en día existe más demanda de espiritualidad práctica. Somos pioneros en publicar mindfulness como consecuencia lógica de haber editado antes sobre budismo.

─¿Qué otros temas te interesan?
─Quizás ahora, porque tengo hijos relativamente pequeños, me interesa todo el tema pedagógico.

─¿Qué opinas de las llamadas "escuelas alternativas"?
─Me gustan mucho, lo que no me gusta es el nombre alternativo porque las sitúa en los márgenes de la sociedad.

Deberían incluirse en la educación común los métodos Waldorf, Montessori u otros, y debería haber menos obsesión por el curriculum escolar, el informe PISA y toda esa competitividad. Solo se evalúan los resultados porque la inteligencia emocional no es cuantificable. La obsesión por los exámenes, la pizarra y el profesor me parece en realidad antipedagógica.

suscribete Julio 2017