Being Biotiful de Chloé Sucré

Alimentación saludable

Chloé Sucrée, compartiendo un estilo de vida sencillo y natural

Recuperó la salud con un estilo de vida sencillo y natural. Motivada por su experiencia, creó un blog para explicar su caso y dar a conocer sus recetas.

Chloé Sucrée

Me llamo Chloé, tengo 30 años y ¡estoy esperando a mi segundo bebé! Soy belga-suiza, pero me siento española, ya que he vivido aquí durante más de 20 años. Actualmente resido en Barcelona, pero los últimos años he vivido en Perú y Vietnam.

Mi pasión por la comida saludable viene de lejos. Mis padres siempre cocinaban y supieron transmitirme ese mimo, ese gusto por una comida bien hecha y casera. Nací prematura y, desde pequeña, sufrí de algunas enfermedades que afectaron a mi sistema inmunitario y, sobre todo, a mi sistema digestivo.

Pasó mucho tiempo hasta que encontré mi equilibrio físico, emocional y digestivo a través de la alimentación orgánica, basada en el mundo vegetal, de elaboración sencilla y sana. No siempre fue fácil, ya que el proceso de aprendizaje y de prueba y error puede ser largo y se pasa mal muchas veces.

De la experiencia a Being Biotiful

Hoy en día me encuentro mejor que nunca, con energía, conozco mi cuerpo y sé lo que me sienta bien y mal, y me doy cuenta de la importancia de mantener una vida coherente con una alimentación saludable. Es decir, atenta a cómo te afectan las emociones, cómo vives tu vida y cómo cuidas tu entorno.

Una vez que me di cuenta de lo importante que era para mí comer de esta forma –sobre todo priorizando los alimentos orgánicos, no procesados, limpios–, sentí que quería compartir mi experiencia con el resto de la gente, porque otros estarían pasando por la misma situación que yo y podía ayudarles.

Como bien dicen, el intestino es el "segundo cerebro" y, si se ve alterado, puede afectarnos mucho, hasta favorecer incluso las depresiones.

Soy psicóloga, aunque especializada en el mundo de la comunicación, y siempre he sentido una conexión muy fuerte con los niños. Por eso, empecé dando cursos de cocina básicos para los más pequeños, centrándome en recetas sencillas, las de siempre, pero con un toque saludable, evitando azúcares y harinas refinadas e intentando explicarles el porqué de cada alimento.

Poco a poco, fui ganando seguridad en la cocina, creando mis propias recetas. Y decidí iniciar un blog. Pero me di cuenta de la importancia de un buen texto y unas buenas fotografías. Quería crear recetas que fuesen acompañadas de fotos coloridas, cautivadoras y bonitas, pero además contar una historia o anécdota sobre esos platos.

Cada vez había más interés por mis recetas y cómo cambiar la forma de alimentarse. Noté mucha inquietud sobre cómo cuidarse y alimentarse de manera más consciente y saludable.

Beingbiotiful, el blog creado por Chloé se ha convertido con el tiempo en un entorno (biotiful) donde expone sus creaciones gastronómicas y fotográficas. Cuenta con más de cinco mil seguidores en Facebook y es muy activa en Instagram.

Las redes son un medio para darse a conocer y acceder a gente con tus mismos intereses, dice Chloé. Pero hay que ser persistente y coherente en el fondo y la forma. A ella le ha servido para mejorar su escritura y crear poco a poco un estilo personal en fotografía.

De esto trata mi blog, de cómo puede uno sentirse bien y con energía comiendo saludable, con alimentos vegetales: frutas y verduras, legumbres, semillas, frutos secos, harinas no refinadas, azúcares naturales…

Una alimentación sencilla, sin complicaciones, etiquetas o restricciones. Sin obsesionarse por imponer reglas, y más si tienes pequeños en casa. Ahora que soy madre me doy cuenta de lo importante que es empezar desde pequeños con hábitos saludables y naturales, pero sin forzarles ni querer imponerse, porque muchas veces obtienes el resultado inverso.

Mis nuevas pasiones

Hoy, aparte de mi blog, también me dedico a elaborar recetas para marcas o productos que encajen con mi filosofía de vida y creo estilismo y fotografías para productos de cocina…

Una pasión que descubrí hace relativamente poco y que me llena cada vez más. Hace poco más de año y medio, mi pareja me regaló una cámara fotográfica semiprofesional cuando me di cuenta de lo importante que es cuidar la estética de las fotos, los colores, la luz, los contrastes…

Sigue siendo todo un aprendizaje, ya que no es fácil, pero me encanta. No hay día que no tome una foto, siguiendo el valioso consejo que me dio un gran amigo fotógrafo: "Práctica, práctica, y práctica".

Luego ya aprenderás la parte técnica de la cámara, a trabajar con la luz y las composiciones, que es lo más duro para mí… Pero creo que poco a poco he sabido desarrollar un estilo personal y confío en seguir aprendiendo.

Un inicio difícil le sirvió a Chloé Sucrée para acceder a un estilo de vida saludable Nació a los seis meses y le quedaron secuelas digestivas e intestinales y problemas autoinmunitarios.

Descubrió el poder de curación de una alimentación saludable, vegetariana, sin gluten ni lácteos. Y hoy le chiflan la crema de avellanas, el tahini, los dátiles, el jengibre…

Ha vivido en Bruselas, Marruecos, París, San Diego, Perú… Y sueña con irse a vivir a Biarritz con su familia.

Artículos relacionados

suscribete Abril 2018

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?