Rafael Álvarez El Brujo

Rafael Álvarez, El Brujo

"Yogananda plantea ideas y pensamientos que son bombas mentales"

El actor Rafael Álvarez El Brujo, cautivado por la filosofía del yogui Paramahansa Yogananda, ofrece su particular visión de "Autobiografía de un yogui" sobre los escenarios. Yogananda, uno de los referentes místicos de la India, fue el impulsor del Rāja yoga en Occidente.

Ana Montes

El actor Rafael Álvarez, el Brujo, ha roto moldes llevando a la escena teatral el libro Autobiografía de un yogui (Editorial Self-Realization Fellowship), del hindú Paramahansa Yogananda (1893-1952).

De corazón a corazón, este devoto de Yogananda, que practica su línea de meditación y "habla" con el gurú cada día, ha apostado por una obra que, traducida a 50 idiomas, ha cambiado muchas vidas.

La representará en el Teatro Cofidis Alcázar, de Madrid, hasta el 12 de noviembre.

Rafael Álvarez el Brujo interpreta a Yogananda

–¿Qué es para ti Autobiografía de un yogui?
–El texto es un gran regalo para el que me he estado preparando, porque está conectado con mi compromiso personal con el maestro Yogananda, cuya autobiografía ha cambiado vidas y ha abierto puertas y mentes en muchas personas.

–¿En qué le ha cambiado a usted Yogananda?
–Su libro plantea ideas y pensamientos que son bombas mentales. Entró en mi vida como una fuerza que derriba muros y prejuicios de la mente, y formas enquistadas de ver el mundo a las que te aferras. Su dimensión de conocimiento es un impacto muy poderoso que te abre a sugerencias para retomar tu vida con un entusiasmo increíble. Yo he tenido diferentes momentos místicos de crisis y, tras ellos, ha entrado una gran luz y se ha formado otro paisaje con otra vegetación.

Mi camino evolutivo está lleno de puntos de inflexión que te llevan de un momento de tu conciencia a otros, más ricos, más amplios, más espirituales.

–“En la conciencia cósmica lo grande y lo pequeño tienen el mismo peso”, dice Yogananda.
–Esta frase es muy grande y una de las que más me llamaron la atención de su biografía. También dice que todo está previsto de forma minuciosa, no vaya a ser que en algún lugar el universo se caiga porque falte un alfiler. Entonces esta visión interconectiva da un valor a todo. Todos somos protagonistas, por pequeños que nos sintamos, y formamos parte del despliegue de la energía inmensa del universo.

"Todos somos protagonistas, por pequeños que nos sintamos"

La diferencia entre lo grande y lo pequeño solo existe en la mente humana pero no en la dimensión divina. Esto aplicado a la psicología puede devolver la autoestima a quien crea que no tiene nada que hacer en esta vida.

–¿Necesitamos un yogui en nuestras vidas?
–Necesitamos el yogui que podríamos ser cada uno de nosotros. Pero para despertar esa fuerza interior que todos llevamos hace falta un proceso y una orientación, como la del gurú, que es el que la despierta cuando uno no está aún convencido de su propio poder.

–¿Es casual que hoy se busque la espiritualidad?
–Nada es casual. La casualidad es la forma de decir que no entiendes las conexiones, los acontecimientos. Todo está sometido a una fuerza que ha originado otra y así sucesivamente. Hay cantidad de variables conectándose y eso produce un resultado, pero son concatenaciones de causas.

"Todo está sometido a una fuerza que ha originado otra y así sucesivamente"

–Usted practica la técnica de meditación del kriya yoga.
–Yogananda dice en sus escritos que esta potente técnica de respiración había sido diseñada por Babaji en una visión y encuentro con Cristo para ofrecerla al mundo y que las almas que buscan el camino de regreso a la fuente encontraran en ella una forma rápida de ir hacia Dios. Luego Babaji inició a su discípulo Lahiri Mahasaya en ella y le encargó difundirla en el siglo XX para sacar a la humanidad de sus complejidades.

–¿Por qué discutiría con Yogananda?
–Yo hablo con él siempre y siempre me da una respuesta y generalmente casi sé lo que me va a responder. Soy obstinado y a veces me rebelo y planteo incoherencias y entonces él me explica la raíz de ese mal, porque a veces uno quiere oír otra cosa, un bálsamo, no dónde está la raíz.

suscribete Julio 2017