Claves para viajar con total seguridad digestiva

Vacaciones

Viaja con total seguridad... digestiva

Los alimentos y las bebidas contaminadas son la causa más frecuente de enfermedad al viajar a zonas cálidas

Carlota Máñez

La mejor forma de protegerse es seleccionar todo lo que se come y se bebe. Se trata de medidas simples.

Lavarse las manos con frecuencia, sobre todo antes y después de comer, al manipular alimentos, ir al baño, etc.

• Si se come en establecimientos de restauración, procurar hacerlo en locales que ofrezcan garantías de limpieza y con personal aseado.

• Asegurarse de que el agua que se bebe sea potable (mejor embotellada y abierta por uno mismo). Es igualmente importante que las frutas y verduras que se tomen crudas estén lavadas con agua potable.

• Con las bebidas, no tomar hielo que no haya sido preparado con agua segura.

No consumir alimentos perecederos que no hayan estado refrigerados.

• Rechazar los alimentos preparados que no estén protegidos del ambiente exterior.

• Prestar atención a la repostería y a los helados ya que, por sus ingredientes, pueden ser origen de enfermedades.

• Las comidas deben estar correctamente cocinadas y servirse calientes.

• Tener cuidado con las salsas y alimentos preparados.

• Preferir pelar la fruta personalmente y no arriesgarse con las verduras crudas. Las ensaladas pueden ser peligrosas si no se han lavado bien. Por ello es mejor no pedirlas.

Evitar la comida de los puestos callejeros, que no suelen contar con medidas higiénicas suficientes.

• Comprar alimentos en buenas condiciones y en lugares autorizados, prestar atención al etiquetado de los productos con su fecha de caducidad o consumo preferente y seguir las recomendaciones de almacenamiento, conservación y uso.

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017