Productos de limpieza tóxicos

Casa sana

6 ingredientes tóxicos ocultos en tus productos de limpieza

Los productos convencionales de limpieza para el hogar contienen sustancias nocivas para la salud y el medio ambiente. Aprende a identificarlos.

Montse Cano

El dolor en el hombro no remitía. Beth Greer, periodista de profesión, seguía una dieta saludable con alimentos de cultivo ecológico, así que fue al médico confiada en que no sería nada serio. Pero una resonancia magnética reveló un tumor en el tórax –por suerte benigno– que requería una compleja operación de cirugía.

Beth Greer decidió no operarse de inmediato y ayudar a su cuerpo a recobrar el equilibrio desintoxicando su vida por completo.

Empezó por los "venenos" ambientales que podían contribuir al crecimiento de su tumor. Se deshizo de todos los productos de limpieza de su casa y comenzó a hacerlos ella misma con ingredientes como agua oxigenada, vinagre, bicarbonato o limón.

Inspeccionó a fondo todo lo que entraba en su casa y en su cuerpo. Eliminar tóxicos funcionó. Nueve meses más tarde, el tumor había desaparecido y esta experiencia le sirvió para escribir un libro, Super Natural Home, que fue un superventas en Estados Unidos.

Actualmente Beth Greer imparte talleres y charlas sobre cómo llevar un estilo de vida natural en casa, sin tóxicos y libre de química sintética.

Destierra los productos de limpieza nocivos para la salud

Más del 50% de los productos de limpieza que se usan en el hogar contienen ingredientes que dañan los pulmones y el sistema respiratorio. En algunos podemos encontrar componentes cancerígenos como el formaldehído o el cloroformo, o compuestos que causan ceguera, asma y otras enfermedades graves.

Son las conclusiones de un minucioso análisis de estos productos llevado a cabo por el Environmental Working Group (EWG) en 2012.

Descubrieron que incluyen ingredientes como el 2-butoxietanol, un disolvente que puede dañar los glóbulos rojos, o hidróxido de sodio o de potasio (sosa o potasa cáusticas), usados en limpiadores de hornos y que pueden quemar la piel, los pulmones y los ojos.

En nuestras casas se pueden encontrar hasta 62 sustancias químicas tóxicas que se han relacionado con enfermedades como el asma, el cáncer, trastornos reproductivos e infertilidad, trastornos hormonales, enfermedades neurotóxicas o malestares inespecíficos, además de dañar los frágiles ecosistemas de la naturaleza.

Los niños son los más perjudicados por esta plaga invisible y poco conocida por quienes suelen hacer la limpieza en casa. Los investigadores médicos han hallado una clara asociación entre asma infantil y uso frecuente de lejía, desinfectantes y ambientadores. Usarlos solo una vez por semana ya puede desencadenar un ataque de asma, y el riesgo aumenta con los aerosoles.

Estos son los ingredientes más peligrosos:

1. Ftalatos, son disruptores endocrinos

Se usan en productos con "fragancia" y "perfume" sintéticos como limpiadores multiusos, limpiasuelos, ambientadores o jabón lavavajillas, e incluso papel higiénico. Pero, cuidado, también en muchos productos de higiene personal.

Son disruptores endocrinos, es decir, perjudican el equilibrio hormonal de adultos y niños, causan infertilidad (disminución de espermatozoides en hombres), migrañas y asma.

2. Percloroetileno, limpiador neurotóxico

El percloroetileno (tetracloroetileno, PCE o PERC) se halla en soluciones para limpieza en seco, quitamanchas y limpiadores de alfombras y tapicería, limpiadores de madera, de zapatos, etc.

Es una neurotoxina y un "posible carcinógeno". Produce mareos, irritaciones oculares y respiratorias graves, o pérdida de coordinación.

3. Triclosán, lejos de tu vajilla

En la mayoría de lavavajillas líquidos y jabones etiquetados como "antibacterianos".

No sirve en la práctica para nada, pero puede alterar los ecosistemas naturales y favorece la aparición de bacterias resistentes a los antibióticos. Es un probable cancerígeno.

Su uso en jabones se ha prohibido ya en EE.UU.

4. Compuestos de amonio cuaternario (QAC), causantes de dermatitis

Presentes en suavizantes de ropa y la mayoría de los limpiadores y desinfectantes que incluyen la etiqueta "antibacteriano".

Plantean el mismo problema que el triclosán, causan dermatitis y hay sospechas de que originan trastornos respiratorios.

5. 2-butoxietanol, eficaz limpiador pero muy tóxico

En limpiadores para la cocina, limpiacristales y limpiadores multiuso.

Pertenece a la categoría de "éteres de glicol", un conjunto de disolventes muy eficaces en la limpieza, pero que causan dolores de garganta, y en concentraciones altas, narcosis, edema pulmonar y daño hepático y de riñones severo.

6. Hay muchos otros en la lista

Añade a esta ominosa lista el amoniaco, el cloro, el hipoclorito de sodio (lejía), el formaldehído y otros tantos que, aunque no pueden considerarse especialmente peligrosos para las personas, tienen un impacto muy perjudicial en la naturaleza al llegar al agua de ríos y manantiales (como los fosfatos –en detergentes de ropa– o los tensioactivos).

Y lo peor es que las etiquetas no sirven para informarse, tendrías que ser experto en química para identificarlos. Los ftalatos, por ejemplo, no suelen aparecer, pero si ves la palabra "perfume", probablemente sean ftalatos.

Etiquetas:  Hogar Medio Ambiente

suscribete Abril 2018

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?