Dieta vegana y emisiones de CO2

Día Mundial del Veganismo

Atención, Houston: todos veganos

Si te preocupa el cambio climático, toma nota: en tan solo una semana 10.000 veganos ahorran al planeta tanto C02 como el que emitiría un avión que cubriera la distancia a la luna.

¿Te imaginas el reto? Encontrar esa arma que nos permitiera ahorrar entre todos suficiente CO2 al planeta como para compensar lo que podríamos emitir yendo y volviendo a la luna o dando varias veces la vuelta al mundo en coche. O aún mejor, un arma que nos permitiera compensar lo que ya emitimos iluminando durante días toda una gran ciudad.

Un arma que además nos diera salud y que no se cobrara vidas. Al contrario, que las salvara.

Pues esa arma existe y se llama... dieta vegana. ¿Te parece exagerado?

La dieta vegana ahorra al planeta toneladas de CO2

La Vegan Society del Reino Unido, la asociación vegana más antigua del mundo, quiso calcular cuántas emisiones de CO2 podría ahorrar un grupo de personas que asumiera el reto de seguir una dieta vegana durante una semana. La campaña, lanzada a lo grande y apoyada por diversas personalidades, fue todo un éxito y hasta la fecha se ha rebasado ya la cifra de 10.000 participantes.

Se calculó que en una semana esas 10.000 personas redujeron conjuntamente sus emisiones de CO2 en 147.000 kg. La cantidad es enorme. Y, si no, fíjate en las comparaciones, que a veces sí son buenas.

147.000 kg de emisiones de CO2 equivalen a cualquiera de estos ejemplos:

  • Un viaje de ida y vuelta a la luna: en realidad, 767.143 km de un vuelo de larga distancia
  • Dar 11,5 vueltas al mundo en coche: o lo que es lo mismo, recorrer en automóvil 1.019.064 km
  • Hacer la colada de toda la población de Cardiff dos veces: o de Bilbao, por buscar una ciudad de población similar, por las emisiones que supondrían unos 539.000 ciclos de lavadora
  • Iluminar todas las casas de la ciudad de Brighton durante 3 días: en este caso sería algo como la ciudad de Gijón, el equivalente en emisiones a 19.510.909 horas de bombillas de bajo consumo

A las personas que se apuntaron al desafío de 7 días la Vegan Society les facilitó las cifras de las emisiones de CO2 que habían ahorrado comparando las de sus menús con diferentes opciones equivalentes no veganas.

El planeta necesita más veganos

“Lo que habían ahorrado al planeta a lo largo de una semana es espectacular y sorprendió a mucha gente", comenta Louise Davies, directora de la campaña Plate Up For the Planet.

Un 19% de los participantes en el estudio (1 de cada 5) afirmó que se plantearía hacerse vegano después de conocer las cifras. "Esperamos que esto lleve a más personas preocupadas por el medio ambiente a abrazar un estilo de vida vegano", añade Davies. "Hacerse vegano es una de las cosas más potentes que uno puede hacer individualmente para contribuir a la lucha contra el cambio climático".

¿Y por qué no un mes en lugar de una semana?

La campaña #PlateUpforthePlanet sigue abierta hasta el 3 de noviembre y anima a la gente a cambiar su mirada sobre aquello que come y sobre el impacto que ello tiene sobre el planeta.

Sin embargo, hoy es un día especial para el movimiento vegano. El 1 de noviembre se celebra el Día Mundial del Veganismo y la Vegan Society invita a otro reto un poquito más grande: probar la dieta vegana durante un mes o, si ya eres vegano, a animar a tus amigos a hacerlo. También propone varias iniciativas para celebrarlo durante todo el mes, como organizar una comida vegana en el trabajo, un cineforum vegano en casa o preparar un pastel vegano y compartirlo.

Este año 2017 la Vegan Society prepara además para este mes el lanzamiento de su nueva app VNutrition, desarrollada por una nutricionista para ayudar a las personas que siguen una dieta vegana a cumplir sus objetivos nutricionales.

suscribete Julio 2017