Abrótano hembra

Para digerir mejor

En junio, alrededor de las fiestas de San Juan, florecen los ramilletes del abrótano hembra (Santolina chamaecyparissus), exhibiendo sus apretados capítulos dorados al sol. Es una planta característica del Mediterráneo occidental, muy abundante en la mitad este de la península Ibérica y con una subespecie propia en las costas de Mallorca y Menorca: la famosa «manzanilla de Mahón». 
 

Conocida también como «hierba lombriguera», el abrótano es una mata leñosa y densa, muy ramificada, con las hojas grisáceas, segmentadas, y pequeños capítulos florales de bonito color amarillo, protegidos por brácteas externas. Es muy rica en aceite esencial, con alcanfor y cineol, y contiene flavonoides, taninos y ácidos fenólicos.

Propiedades medicinales

  • El abrótano destaca como tónico estomacal, con virtudes antiespasmódicas, digestivas y carminativas. Es un gran remedio para aliviar los espasmos gastrointestinales y los retortijones que aparecen tras comidas en mal estado o que simplemente sientan mal. Ayuda a recobrar el apetito y resulta muy eficaz para combatir los gases, la halitosis y el reflujo gastroesofágico, así como para evitar la flatulencia.
  •  
  • El abrótano se considera emenagogo. Ayuda a normalizar la regla y alivia los dolores espasmódicos del periodo.
  •  
  • También se indica frente a trastornos de la menopausia como dolor de espalda y migrañas.
  •  
  • Por vía externa el abrótano se aplica como antiinflamatorio y emoliente sobre heridas inflamadas.
  •  
  • En gargarismos se utiliza para curar llagas bucales, lengua y encías inflamadas y dolorosas.
  •  
  • Se indica asimismo para hongos de la piel y candidiasis, así como para tratar la conjuntivitis, la inflamación de párpados y la irritación de ojos.

 

Fórmulas de herbolario

  • Tisana para las digestiones pesadas. En caso de gases y meteorismos se recomienda combinar el abrótano con achicoria, diente de león y anís verde a partes iguales.
  • Cómo prepararla: Se añade una cucharada sopera de la mezcla por cada vaso de agua. Se hierve medio minuto, se deja otros cinco en reposo y se toma después de comidas fuertes y copiosas. La infusión simple de abrótano -o bien combinada con tomillo y dientes de ajo- se ha usado mucho en ambientes rurales contra los parásitos intestinales como los oxiuros y los áscaris limbricoides. 
  •  
  • Infusión para las menstruaciones dolorosas: Existe una fórmula muy ajustada que combina abrótano con caléndula, sauzgatillo y artemisa.
  • Cómo prepararla: Se infunde diez minutos, se cuela y se va tomando desde los nueve días antes de la llegada de la regla, tres veces al día.
  •  
  • Colirio natural para la conjuntivitis. Esta infusión para la conjuntivitis y la vista cansada combina el abrótano con aciano, eufrasia y flores de saúco a partes iguales.
  • Cómo prepararlo: Se hierve una cucharada de la mezcla por taza de agua dos minutos, se deja reposar cinco y se filtra. Se empapan compresas o trozos de algodón con la infusión tibia y se aplica repetidamente sobre los ojos cerrados y alrededor, renovando el algodón cada vez que se cambie de ojo.

 

Precauciones

El aceite esencial, sobre todo si es puro, no se debe tomar por vía oral.

Presentación

Además de la planta seca para infusión, el abrótano se encuentra en polvos, infusión con cloruro sódico para aplicar en colirio, y aceite esencial para masaje.
 

Jordi Cebrián. Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»

suscribete Julio 2017