Ajedrea

Una ayuda digestiva

La ajedrea (Satureja montana) es una de las más apreciadas plantas aromáticas que se viene utilizando desde tiempos antiguos por la gente del campo como condimento de cocina, para aromatizar sopas, ensaladas, verduras, guisos y como una alternativa saludable y original a la sal. Es tenida como una planta estimulante y afrodisiaca, y su esencia se ha indicado en baños para combatir la impotencia.

La ajedrea florece a mediados o finales de verano y se puede encontrar florida durante el otoño. En sus hojas se aprecian unos diminutos hoyuelos, que son unas glándulas que contienen la esencia aromática. Este aceite esencial es muy rico en carvacrol, timol y limoneno y la planta contiene además ácidos fenólicos y taninos.

Propiedades medicinales

  • El uso principal que se da a la ajedrea es como planta digestiva, para estimular el apetito, para combatir la acidez estomacal y la gastritis, y como solución natural para evitar la acumulación de gases y evitar las flatulencias. Muestra además un claro efecto astringente, útil en caso de diarreas, y se ha empleado de forma tradicional para favorecer la expulsión de los parásitos intestinales, sean lombrices u oxiuros.
  •  
  • Por su poder balsámico, la ajedrea puede ser de gran ayuda para enfrentarse a los resfriados y para aliviar en caso de gripe, bronquitis y laringitis, y se ha indicado como apoyo contra el asma.
  •  
  • La ajedrea comparte con su pariente el romero sus virtudes estimulantes, y se le atribuye además un cierto poder como planta afrodisiaca, útil como apoyo contra la impotencia, especialmente cuando es combinada con plantas afines.
  •  

Fórmulas de herbolario

  • Para una buena digestión: mezclar ajedrea con poleo, hierbaluisa y menta, a partes iguales.
  • Cómo preparar la infusión: Con una cucharada sopera rasa por taza de agua de estas hierbas se hace una infusión durante 10 minutos. Se toma un vaso caliente después de las comidas principales. En muchas comarcas mediterráneas sustituyen la hierbaluisa por el té de roca.
  •  
  • En problemas respiratorios: Un remedio útil es la tisana que combina a partes iguales ajedrea con tomillo, agujas de pino silvestre, eucalipto y semillas de anís verde.
  • Cómo preparar la infusión: Se vierte una cucharada sopera de la mezcla en un vaso de agua hirviendo. Se tapa y se deja reposar 10 minutos. Después se cuela, se endulza con una pizca de miel y se le añade una rodaja de limón. Se recomiendan hasta tres tazas después de comer, bien calientes.
  •  
  • Tisana vigorizante: Utilizada como tónico sexual, la ajedrea se combina con romero, menta y canela.
  • Cómo prepararla: Se disponen dos cucharadas soperas rasas de la mezcla anterior por medio litro de agua. Se hierve un par de minutos y se deja en reposo, tapada, cinco minutos más. Se puede ir bebiendo a lo largo de la jornada, en pequeñas dosis.
  •  

Otros usos

  • En aplicación externa, la infusión de ajedrea se utiliza para la limpieza de heridas cutáneas, picaduras de insectos y quemaduras. También se recomienda para tratar las infecciones por hongos.
  •  
  • Un uso tradicional muy extendido de esta planta es para aromatizar las olivas. Se disponen 20 g de sumidades floridas de ajedrea, tomillo e hisopo para cada kilo de aceitunas. Se las mantiene en maceración 9 días, cambiando el agua cada jornada, y se añade la sal el último día.
  •  

Precauciones

Las embarazadas, lactantes y los niños menores de 3 años deben evitar el aceite esencial por vía oral.

Jordi Cebrián. Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud».

suscribete Julio 2017