Arándano rojo

Remedio natural frente a la cistitis

En las montañas del este de Norteamérica crece una variedad silvestre de arándano que se vende en los herbolarios como alternativa natural a los antibióticos para tratar las infecciones urinarias, con la ventaja de que no tiene efectos secundarios. Se trata del arándano rojo americano (Vaccinium macrocarpon) o small cranberry, una mata baja y reptante, de apenas 30 cm de alto, con las hojas oval lanceoladas, verdes y brillantes por el haz y blanquecinas por el dorso, flores de cuatro pétalos blancos doblados hacia atrás y largos estambres ocres que miran al suelo. Los frutos son esféricos, carnosos, rojos y ácidos.

En las montañas del centro y el norte de Europa también crece un arándano rojo (Vaccinium vitis idaea) muy raro en los Pirineos, pero su composición bioquímica es diferente. El fruto o cranberry contiene flavonoides, antocianinas, proantocianidina –responsable de su efecto antibacteriano–, taninos, vitamina C y carotenoides. Según diversos estudios, dificulta que las bacterias se adhieran a la pared de la vejiga urinaria, lo que ayuda a impedir la infección.

Propiedades medicinales

  • La Agencia Francesa de Seguridad Alimentaria ha confirmado que el zumo de arándano rojo contribuye a disminuir la adherencia de los focos de infección por ciertos tipos de Escherichia colli a las paredes de las vías urinarias, siempre y cuando el zumo contenga dosis suficientes de proantocianidinas (unos 40 mg). Se considera, por tanto, un remedio óptimo para la cistitis, pero más a nivel preventivo que curativo. Esta dolencia, muy molesta, suele conllevar presión y dolor al orinar, necesidad de hacerlo a menudo y, en ocasiones, pequeños sangrados.
  •  
  • Su acción antibacteriana puede ayudar asimismo a detener focos de infección de la bacteria H. pylori en el epitelio del estómago y la placa dental.
  •  
  • El arándano rojo, rico en antioxidantes, contrarresta la acción de los radicales libres, favorece la salud cardiovascular y contribuye a regular el colesterol LDL
  •  
  • Como el arándano negro, es astringente y hemostático local, mejora la circulación y tonifica las venas. Se indica en casos de insuficiencia venosa, en varices y hemorroides.
  •  
  •  Además es digestivo, ayuda a equilibrar la flora intestinal y alivia el estreñimiento.
     

Fórmulas de herbolario

  • El arándano rojo se comercializa en cápsulas, pero seco o en zumo también ayuda a prevenir la cistitis. Lo más eficaz es beber el zumo, que se elabora con los frutos. Se recomienda tomar un mínimo de dos o tres cucharadas diarias, sin mezclar con agua. Aunque tiene un sabor algo ácido, tampoco conviene añadirle azúcar, ya que éste le resta eficacia. Los frutos secos se pueden mezclar con yogur natural; también los frescos, si bien pueden ser difíciles de encontrar. 
     

Presentación

Además del fruto deshidratado y el zumo, se venden concentrados en cápsulas y extracto líquido. 

Jordi Cebrián. Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»

 

 

 

suscribete Julio 2017