Berro

Para superar la debilidad

Del berro son bien conocidas sus posibilidades culinarias, pero no tanto sus virtudes medicinales. Las hojas del berro se consumen frescas en ensalada o como ingrediente de sopas y cremas de verdura.


El berro (Nasturtium officinale) es una planta acuática que crece en riachuelos, acequias y fuentes de aguas limpias de toda la península Ibérica y Baleares.

Es una planta carnosa, de apenas dos palmos de alto, que suele aparecer también tendida en la superficie del agua. Tiene las hojas partidas (liradas) en segmentos irregulares y las flores blancas, reunidas en racimos terminales. Florece desde principios de la primavera hasta finales del verano y con fines medicinales se cosechan las hojas y las flores.

Los atributos curativos del berro son conocidos desde la Antigüedad. Se utilizaba junto a la fumaria, la achicoria y la lechuga en curas depurativas, y por su riqueza en vitamina C se valoraba mucho para combatir el escorbuto, una enfermedad frecuente en la Europa medieval.

Es una planta muy rica en sales minerales, como hierro, sodio, yodo, fósforo y manganeso, y contiene además glucósidos (gluconasturtósido), enzimas y principios amargos.

Propiedades medicinales

  • Destaca ante todo por sus virtudes remineralizantes y vitamínicas, muy útiles como apoyo en estados de debilidad, anemia, convalecencia y falta de energía. Está indicado también para mujeres afectadas de reglas abundantes y debilitantes y en situaciones de fatiga por estrés o sobreesfuerzo físico.
  •  
  • Se muestra además como un eficaz diurético, indicado en casos en que sea preciso aumentar la diuresis, por problemas de retención de líquidos, dificultades para orinar con normalidad, edemas, cistitis y como medio natural para tratar la hipertensión arterial, la gota y los excesos de urea en sangre.
  •  
  • Para pieles grasas, el jugo fresco se emplea como loción para estimular el cuero cabelludo y así combatir la dermatitis seborreica y prevenir la caída del cabello. El extracto de berro se incluye en la formulación de cremas, geles y jabones que se utilizan para tratar las pieles grasas.
  •  
  • El berro fresco se utiliza tanto para tratar el acné como la dermatitis seborreica.
  •  
  • Las hojas mascadas durante un rato, se indican para favorecer la salivación y para combatir la inflamación de las encías en caso de gingivitis
  •  

Fórmula de herbolario

  • Caldo y jugo de berro para la fatiga: Indicado como depurativo y remineralizante, para que resulte efectivo se recomienda tomar un litro o más al día de la decocción o del caldo de la planta hervida, o bien unos 150 gramos del jugo de la planta fresca. Pero es preciso tomarlo fresco, porque una vez seco pierde parte o la totalidad de sus propiedades y mejor aún adquirirlo de cultivo biológico.

Precauciones

  • Los preparados con berro, por vía interna, deben ser evitados por personas con gastritis, úlcera gastroduodenal e hipotiroidismo.
  •  
  • Los expertos alertan de que el gluconasturtósido puede interferir en la oxidación de los yoduros a yodo, lo que puede afectar al transporte de yodo a la glándula tiroides y disminuir la producción de tiroxina.
  •  
  • No se recomiendan dosis altas ni tratamientos prolongados para evitar posibles irritaciones gástricas o renales.
     

Jordi Cebrián. Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»

 

suscribete Julio 2017