Calaguala

Para subir las defensas

La calaguala (Polypodium leucotomos) es un helecho que habita los bosques tropicales de Centroamérica. Los antiguos mayas ya se valían de su rizoma para realizar curas depurativas y en tiempos más recientes se indicó en enfermedades de transmisión sexual como la sífilis.

En Europa contamos con un helecho muy parecido, el polipodio, frecuente en bosques y roquedos, que se había usado como purgante.

No obstante las cualidades medicinales de la calaguala son muy superiores. Diversos estudios científicos han demostrado el efecto antioxidante, antiinflamatorio y antiespasmódico de sus principios activos, como la calagualina, la polipodina y los ácidos grasos que contiene el rizoma. 

Propiedades medicinales

  • A la calaguala se le atribuye la capacidad de estimular los linfocitos o células del sistema inmunitario que ayudan a combatir las infecciones, lo que la hace muy útil para prevenir y mitigar infecciones en personas con las defensas bajas.
  •  
  • Se usa como antiespasmódico y sudorífico en afecciones respiratorias de tipo alérgico, como bronquitis con espasmos, y en procesos gripales.
  •  
  • También se utiliza como diurético y antirreumático para eliminar ácido úrico y bajar la inflamación en artritis reumatoide y gota.
  •  
  • La calaguala es asimismo eficaz para tratar el herpes zoster.
  •  

Otros usos

  • Con frecuencia la calaguala se emplea en alteraciones de la piel, asociadas sobre todo a crisis nerviosas y a estrés. Modula la activación de las células de la piel y previene la proliferación de células muertas y la escamación. Es un remedio natural contra la psoriasis y el vitíligo o despigmentación parcial de la piel. 
  •  
  • También se ha ensayado como regenerador de la piel después de tratamientos con radioterapia y, por su acción similar a la de los corticoides, para aliviar reacciones alérgicas como urticarias, eccemas atópicos y dermatosis. 
  •  

Fórmulas de herbolario

  • Para bajar la inflamación en artristis reumatoide y gota: La calaguala se combina en una tisana con harpagofito, uña de gato y anís estrellado, a partes iguales.
  • Cómo prepararla: Se hierve una cucharada de la mezcla por un cuarto de litro de agua 5 minutos, se deja reposar toda la noche y se cuela. Se toman dos o tres tazas al día, en ayunas. 
  •  
  • Para tratar el herpes zoster: La calaguala se combina con valeriana y anís estrellado.
  • Cómo prepararla: Se hierve una cucharada de esta mezcla por medio litro de agua durante 5 minutos y se macera la noche entera. Se toman dos tazas al día, en ayunas.
  •  
  • Tisana de calaguala para la psoriasis y el vitíligo: La calaguala, con su efecto modulador sobre las células de la piel, ayuda a prevenir la escamación y la despigmentación.
  •  
  • Como apoyo en el tratamiento de la psoriasis, se hierve una cucharada de calaguala con anís estrellado en medio litro de agua durante 5 minutos y se deja reposar toda la noche. Se cuela y se toma un vaso antes de cada comida, tres meses como mínimo.
  •  
  • Para el vitíligo, lo mismo o bien el extracto líquido, tomando dos cucharadas al día, mezcladas con agua o zumo de frutas.
  •  

Precauciones

Por su riqueza en taninos, debe evitarse en caso de gastritis y úlcera gastroduodenal. Se desaconseja igualmente si se toman medicamentos para el corazón y en mujeres embarazadas. Se han descrito efectos secundarios leves en tomas continuadas, como la aparición de somnolencia.
 

Presentación

En planta seca y troceada para decocción y macerado, y en extracto líquido o lípido-hidrosoluble.

Jordi Cebrián. Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»

 

 

suscribete Julio 2017