Guía de plantas

Citronela

Un antimosquitos natural

El intenso aroma alimonado de la citronela (Cymbopogon nardus justifica plenamente el nombre con el que se conoce a esta planta, y también a la muy parecida hierba limón (Cymbopogon citratus), en inglés lemongrass

La citronela es una gramínea originaria del sur de la India y Sri Lanka, muy cultivada en el sudeste asiático y en Latinoamérica. Se trata de una planta de hasta metro y medio de alto, con las hojas acintadas, rígidas, de color verde glauco.

Propiedades medicinales

  • La citronela destaca su riqueza en aceite esencial, con citronelol, citral, eugenol, nerol, geraniol y limoneno. Es muy apreciada en perfumería y en aromaterapia, y se le atribuyen virtudes antisépticas, antibacterianas, antifúngicas, diuréticas, antiespasmódicas, digestivas y tónicas.
  •  
  • Ayuda a relajar los músculos del estómago, alivia los espasmos y contribuye a frenar la infección bacteriana. La hierba limón se ha ensayado con éxito para combatir la infección por Helicobacter pylori, la bacteria responsable de gastritis y úlceras gástricas.
  •  
  • Uno de los principales usos de la citronela es como aceite esencial utilizado como insecticida natural contra los mosquitos, tanto para prevenir las picaduras como para desinfectarlas. Llevar una provisión de aceite de citronela y aplicarse un poco sobre las zonas descubiertas de la piel, cuando se visitan zonas donde abundan los insectos, es una excelente medida preventiva y una alternativa válida a los repelentes de insectos convencionales.
  •  
  • El aceite esencial de citronela  se aplica también como analgésico sobre golpes y contusiones, para aliviar dolores reumáticos como la artritis y musculares, para la lumbalgia y la tensión cervical.
  •  
  • También resulta eficaz para aliviar la migraña y para combatir problemas de la piel, como acné juvenil y la hipersudoración.
  •  
  • El aceite de citronela, como el de hierba limón y el de palmarrosa, son muy valorados en aromaterapia para el cuidado de la piel, en caso de líneas de expresión, arrugas, piel grasa y labios agrietados. Estos aceites también se utilizan en caso de fatiga y estrés. 
  •  

Fórmulas de herbolario

  • Para tratar la gastritis y los espasmos gastrointestinales: La citronela puede combinarse con milenrama, manzanilla, llantén mayor y menta a partes iguales.
  • Cómo prepararla: Se hierve una cucharada sopera de la mezcla por taza de agua 1 minuto, se deja reposar, se cuela y se toma tras las comidas. Menta y citronela contribuyen a dar a la tisana un sabor intenso y muy agradable, que puede permitir que se prescinda de edulcorante. Tanto es así que en Canarias se ha recomendado como sustituto del azúcar para pacientes con diabetes. 
  •  
  • Tisana digestiva de las islas Canarias: En zonas de clima cálido, como las islas Canarias, con la citronela se prepara una infusión digestiva y refrescante, pues alivia alivia la pesadez estomacal a la vez que ayuda a reducir el calor corporal. La citronela se toma sola.
  • Cómo prepararla: Se hace servir una cucharadita de sus aromáticas hojas por cada taza de agua. Se hierve durante apenas 1 minuto y se deja que repose otros 5. La infusión se puede tomar tanto caliente como fría de la nevera.
  •  

Precauciones

El aceite esencial no debe tomarse por vía oral, en especial durante el embarazo y la lactancia. Puede provocar dermatitis en personas propensas. 

Presentación

La planta seca y troceada para infusión, en sobres como repelente de insectos, y el aceite esencial, de venta en herbolarios.

Jordi Cebrián. Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»