Hinojo

El hinojo es una planta medicinal de la familia de las umbelas. Con muchas aplicaciones en remedios caseros, es una gran aliada de nuestra salud intestinal.

El hinojo es una planta perenne, muy aromática, de hasta 120 cm de altura, muy ramificada, con las hojas plumosas y las flores amarillentas, agrupadas en umbelas. Es muy común en cunetas, bordes de sembrados y márgenes de bosques de tierras bajas.

Se cosechan las semillas, hacia finales de verano, y de manera más ocasional también la raíz y las hojas. Las semillas del hinojo contienen un aceite esencial, rico en anetol y con proporciones de otras sustancias como estragol y alfapineno. Las hojas contienen flavonoides y la raíz, cumarinas.

Propiedades medicinales

  • El hinojo es una poderosa planta medicinal que destaca por su fuerza para equilibrar las funciones del sistema digestivo, combate con éxito los trastornos estomacales y las indisposiciones tras una mala digestión, reduce la hinchazón y evita las flatulencias.
  • Por su acción eficaz y su sabor suave, resulta especialmente indicada para administrar a niños y bebés aquejados de molestias intestinales, retortijones, cólicos, flatulencias o para estimularles el apetito. Para ello basta con añadir unas gotas de una infusión sencilla de hinojo en el biberón.
  • El hinojo es al mismo tiempo un buen recurso natural para facilitar la evacuación y combatir el estreñimiento.
  • Favorece asimismo la emisión de orina y por tanto se aconseja a personas con tendencia a la obesidad por retención de líquidos.
  • Además, purifica las vías urinarias, impulsando la eliminación de toxinas y evitando la aparición de infecciones, como cistitis, uretritis u oliguria.
  • El hinojo es un aliado de la embarazada por su eficacia para disipar las náuseas y el mareo durante la gestación, y de la madre lactante, al aumentar la producción de leche.
  • Expectorante y antiinflamatoria, esta planta es muy eficaz en casos de inflamaciones oculares y bucales, especialmente de las encías.

3 remedios naturales con hinojo

El hinojo tiene múltiples aplicaciones en medicina natural y es un poderoso aliado de nuestra salud. 

Tisana para el vientre hinchado

Para aprovechar las virtudes carminativas del hinojo cuando se tienen problemas de gases y el vientre pesado, los herboristas aconsejan una fórmula mixta que se prepara combinando semillas de hinojo con otras plantas carminativas como el anís verde, la alcaravea y el cilantro, con el refuerzo del anís estrellado.

Cómo prepararla: Se hierve durante 3 minutos una cucharada sopera rasa de la mezcla por taza de agua, ampliable a dos cucharadas por medio litro de agua en caso agudo de gases. Se debe beber a sorbos, en caliente, a lo largo del día.

Infusión para purificar las vías urinarias

Los herboristas proponen una nueva fórmula en la que se combinan 25 g de hinojo y anís estrellado, con cantidades de 15 g de cola de caballo, abedul, diente de león, melisa y hojas de nogal.

Cómo prepararla: Se deben hervir durante 2 minutos dos cucharadas soperas de la mezcla por medio litro de agua. Se deja reposar 10 minutos, se cuela y se bebe cada vez que se tenga sed.

Para aliviar los ojos cansados

Podemos probar una infusión de hinojo a la que añadimos sal, que se aplica empapando algodón y dando unos toques suaves sobre los párpados cerrados.

Cómo tomarlo

El hinojo se comercializa en forma de aceite esencial, infusión, decocción, jarabe, té de hinojo, polvos, extractos seco y fluido.
 

Jordi Cebrián. Asesora: Josep Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»

 

 

suscribete Julio 2017