Mundillo

Relajante muscular y alivio frente al dolor

Los viburnos, frecuentes en claros de bosque, orlas forestales y riberas, son arbustos emparentados con el saúco. Las dos especies más comunes –la lantana y el durillo, el viburno de frutos de color azul negruzco cultivado en parques y jardines– no tienen aplicación medicinal; sí la tiene, en cambio, el mundillo o bola de nieve (Viburnum opulus), que destaca por sus inflorescencias rojas.

El mundillo es un arbusto de hasta cuatro metros de alto, con hojas partidas en lóbulos dentados, flores blancas y frutos esféricos rojos. Los herbolarios ofrecen a menudo viburno negro (Viburnum prunifolium), especie de Estados Unidos de efecto más contundente, con hojas ovales, agudas, y flores color crema; los nativos de Norteamérica lo usaban para el dolor de calambres y torceduras.


Propiedades medicinales

  • Con fines medicinales se emplea la corteza de ambas especies, que contiene ácidos salicílico, málico y clorogénico, cumarinas, flavonoides, aceite esencial y taninos. Es sedante, antiespasmódica, antiinflamatoria, antiséptica, diurética, antirreumática y febrífuga.
  •  
  • Los herbolarios combinan el viburno con otras plantas para calmar el dolor y como relajante muscular. Resulta útil en lesiones deportivas –calambres, hinchazón, golpes y contusiones–, así como en reumatismos, mialgias y neuralgias. Relaja los músculos, mejora la circulación y ayuda a eliminar el ácido láctico de las agujetas.
  •  
  • Al contener ácido salicílico, el viburno rebaja la fiebre en gripes y alergias. Además, se considera un gran tónico venoso, muy útil frente a varices, flebitis y hemorroides.
  •  
  • También se puede aplicar sobre heridas, desgarraduras, eccemas y vulvovaginitis, o usar como colutorio en caso de estomatitis o encías inflamadas.
  •  
  • El mundillo se indica en el estreñimiento, el colon irritable y las migrañas nerviosas.
  •  

Fórmulas de herbolario

  • Tisana para el dolor muscular: El viburno, analgésico y relajante muscular, se usa con otras plantas en esta tisana para calmar el dolor. Para preparar la infusión, se mezcla el viburno con sauce blanco, harpagofito y anís estrellado, a partes iguales (el anís se incluye para suavizar el sabor).
  • Cómo prepararla: Se hierve una cucharada sopera de esta mezcla por medio litro de agua durante 2 o 3 minutos, se mantiene 10 más en reposo y se cuela. Se toman tres tazas al día, en ayunas, hasta que remita el dolor.
  •  
  • Infusión para la tensión menstrual: El viburno, mezclado a partes iguales con milenrama, salvia, manzanilla e hinojo, alivia la tensión menstrual en la dismenorrea.
  • Cómo prepararla: Se infunde la mezcla 10 minutos y se toman dos tazas al día en la segunda mitad del ciclo.
  •  
  • Baño de asiento para las hemorroides: En uso externo, el mundillo se combina con castaño de Indias, gálbulos de ciprés y rabo de gato (Sideritis tragoriganum), a partes iguales.
  • Cómo prepararlo: Se hierven seis cucharadas de la mezcla en tres litros de agua durante 3 minutos y se realiza un baño de asiento tibio, una o dos veces al día.
  •  

Presentación

En planta seca para decocción, en tintura, extracto líquido y la decocción para uso externo en friegas, compresas, baños de asiento, lociones, colutorios y gargarismos.
 

Jordi Cebrián. Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»

 

 

suscribete Julio 2017