Ortosifón

Gran depurativo natural

El ortosifón (Orthosiphon stamineus), también conocido como Té de Java, se ha popularizado en los últimos años por su utilidad para eliminar el exceso de grasa. Es originario de Malasia e Indonesia, si bien se usa desde antiguo en la India en enfermedades renales y hepáticas.

Se trata de una mata muy aromática, con flores de color blanco azulado o púrpura y largos estambres. Con fines medicinales se utilizan las hojas y sumidades floridas.

Contiene sales potásicas, un aceite esencial, flavonoides, ácidos orgánicos como el rosmarínico, cafeico y ursólico, glucósidos, saponinas y taninos. 

Propiedades medicinales

  • Al ortosifón se le considera un potente diurético y antiinflamatorio, apropiado para favorecer la emisión de orina y la eliminación de urea y ácido úrico, rebajar la inflamación por retención de líquidos o edemas, ayudar a disolver las piedras del riñón y, por su acción bacteriostática, frenar las infecciones urinarias.
  •  
  • Se indica en cistitis, uretritis, prostatitis y urolitiasis, pero también como apoyo en el tratamiento del adenoma benigno de próstata.
  •  
  • El ortosifón se indica también para ayudar a bajar la tensión sanguínea y el colesterol LDL, así como en reumatismos, gota y trastornos hepatobiliares, como los cálculos en la vesícula.
  •  
  • Pero su uso más popular es como coadyuvante en el tratamiento del sobrepeso, acompañando a dietas de adelgazamiento. El té de Java posee cierta acción lipolítica, pues ayuda a deshacer el exceso de grasa acumulado en las células y a perder líquidos
  •  

Fórmulas de herbolario

  • Tisana para eliminar grasas: Combinado con abedul, fucus, frángula y anís estrellado, el ortosifón ayuda a depurar el organismo. Para ayudar a combatir la retención de líquidos y eliminar el exceso de grasa, se prepara el ortosifón con hojas de abedul, alga fucus, frángula y un corrector de sabor, el anís estrellado.
  • Cómo prepararla: Se añade una cucharada sopera por taza de agua y, cuando ésta arranca a hervir, se echa la planta y se deja reposar unos 8-10 minutos. Se toman dos vasos diarios, después de comer y de cenar. 
  •  
  • Infusión para cálculos renales y dolor en cólicos nefríticos leves:  Se puede combinar ortosifón con cola de caballo, hierba de las piedras (Silene saxifraga) y menta.
  • Cómo prepararla: Se hierve durante 1 minuto una cucharada sopera de la mezcla por vaso de agua, se deja reposar otros 10 y se cuela. Se toma a lo largo del día, en pequeñas cantidades. 
  •  
  • Tisana para la cistitis: Puede asociarse ortosifón a gayuba y brecina y añadir anís estrellado para dulcificar el amargo sabor.
  • Cómo prepararla: Se hierve durante 1 minuto una cucharada sopera de la mezcla por vaso de agua, se deja reposar otros 10 y se cuela. Se toma a lo largo del día, en pequeñas cantidades. 
  •  

Precauciones

  • Por su contenido en taninos puede provocar irritación gástrica; en ese caso, se aconseja asociarlo a plantas mucilaginosas como el llantén o el malvavisco.
  •  
  • Su amargor puede llegar a ocasionar náuseas o vómitos, por lo que es preciso combinarlo con plantas que atenúen su sabor, como anís, naranjo o menta, o bien tomarlo en pastillas.
  •  
  • Debe evitarse en caso de insuficiencia cardiaca o renal, o si existe obstrucción de las vías biliares.
     

Presentación

Planta seca para infusión, en extracto líquido, tintura y cápsulas.
 

Jordi Cebrián. Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud»

 

 

suscribete Julio 2017