Pao d'Arco

Antibiótico natural y poderoso anti-hongos

Cada vez se está haciendo más popular en las herboristerías españolas la corteza del árbol denominada lapacho o pao d’arco.

El lapacho (Tabebuia avellanedae, T. impestiginosa, T. altissima) crece en los bosques tropicales de montaña y las laderas andinas en Brasil, Ecuador, Argentina y Paraguay.

Es un árbol de hoja caduca –o perenne, según la especie–, que alcanza los 30 metros de altura.

Propiedades medicinales

  • La corteza del pao d'arco resulta un magnífico remedio antiinfeccioso y antimicótico. Las naftoquinonas ejercen un efecto paralizante de la acción de virus, bacterias y hongos, con una actividad inhibitoria sobre estafilococos y estreptococos, cándida, salmonella y leishmania.
  •  
  • La corteza de pao d'arco se aplica con eficacia sobre heridas infectadas, aftas bucales, eccemas, herpes simples y forúnculos con pus.
  •  
  • Es un antibiótico natural utilizado en afecciones respiratorias con infección, desde gripe a bronquitis crónicas, y en infecciones urinarias, como la cistitis, y la inflamación de la próstata.
  •  
  • Decocciones, tinturas y pomadas con pao d’arco se han indicado en aplicación tópica para rebajar el dolor de inflamaciones artríticas y en ataques de gota.
  •  
  • Como tónico digestivo, se emplea asimismo contra los cólicos y diarreas, pero al mismo tiempo tiene la virtud de estimular el movimiento de intestinos y colon y favorece una cómoda evacuación de las heces, por lo que se indica también en estreñimientos suaves.
  •  
  • El pao d’arco está considerado también antihemorrágico, antianémico e hipotensor.
  •  

Otros usos

  • Recientes investigaciones están intentando demostrar la validez de esta planta para tratar diferentes tumores cancerígenos y la leucemia, tanto en tratamientos preventivos como paliativos; no obstante la dosis que debería utilizarse para conseguir los fines deseados es potencialmente tóxica.
  •  

Fórmulas de herbolario

  • Para combatir los hongos de piscina: Se recomienda una decocción de dos cucharadas soperas rasas de corteza de pao d'arco triturada por medio litro de agua.
  • Cómo prepararla: Se hierve durante 10 minutos y se deja reposar. Una vez filtrada, se trata de hacer baños de pies (o manos), sin aclarar luego, repitiendo la operación al menos unos 10 días para que tenga efecto.
  •  
  • Tisana para tratar la candidiasis vaginal y bucal. Se combinan tres partes de pao d’arco por dos de zarzaparrilla, y se dispone una cucharada sopera de la mezcla por medio litro de agua.
  • Cómo prepararla: Se hierve la mezcla durante 5 minutos y se deja 10 más en reposo. Se toma antes de las comidas, tres veces al día, en periodos breves y discontinuos. Esta fórmula ejerce un efecto anticoagulante, con lo cual es incompatible con el tratamiento de fármacos con esta prescripción.
  •  

Precauciones

En dosis altas el pao d’arco puede provocar náuseas, vómitos y hemorragias gástricas. No debe tomarse durante el embarazo, por ser potencialmente abortivo, ni durante la lactancia.

Presentación

  • El pao d’arco se encuentra en forma de cápsulas o en frascos de extracto fluido.
  •  
  • Para las afecciones gripales se recomienda tomar 3 cápsulas de 400 mg al día o bien 15 gotas de extracto.
  •  
  • También existen cremas y geles desinfectantes para la piel, que contienen los principios activos de esta planta.
  •  


Jordi Cebrián. Asesora: J Mª Teixé, herborista de «El Manantial de Salud"

 

 

suscribete Julio 2017