Infusión de hibisco y jengibre

Favorece la digestión

Infusión fría de hibisco y jengibre

Una infusión fría con un sabor deliciosamente frutal.

Jordi Cebrián

Ingredientes para dos tazas

Tiempo: 3' y de nevera 3-4 h

  • 15 g de flores de hibisco
  • 15 g de jengibre en polvo
  • 15 g de manzanilla
  • Media mandarina desgajada
  • 1 vasito de zumo de limón
  • 500 ml de agua
  • Unas hojas de menta o estevia para decorar

Preparación

  1. Sumerge las hierbas y la mandarina desgajada en el agua fría.
  2. Mantén en la nevera durante 3 o 4 horas para dar tiempo a que se infusione bien. Luego filtra esta infusión y agrégale el zumo de limón.
  3. Puedes decorarla con unas hojas de menta o estevia y, si lo deseas, con una rodaja de limón o unos gajos de mandarina.

Cómo tomarla

Fría o muy fría, sacada de la nevera, o mantenida un rato en el congelador. Resulta muy apetecible a media tarde o tras un esfuerzo físico. Tiene un sabor intenso, con el requerido matiz alimonado.

Propiedades

Es una infusión muy adecuada para favorecer la digestión y combatir la pesadez estomacal, la inflamación gástrica y las náuseas.

suscribete Julio 2017