Crudipaté de champiñones y pipas de girasol

Paso a paso

Crudipaté de champiñones y pipas de girasol

Muy natural y sencillo de preparar, con todo el olor y sabor real de los alimentos, pero ten en cuenta el largo tiempo de remojo que requieren las pipas

Ingredientes

  • 200 g de pipas de girasol
  • 150 g de champiñones
  • 40 ml de tamari
  • 40 ml de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado
  • Pimienta negra

1. En un bol con agua

Crudipaté-de-champiñones-y-pipas-de-girasol1

Pon previamente en remojo las pipas de girasol, durante un mínimo de 4 horas y un máximo de 8. Utiliza agua filtrada o de calidad.

El remojo ablandará las pipas, lo que dará una textura cremosa al paté. También ayudará a activarlas, es decir, a que los nutrientes estén más disponibles y el organismo los asimile mejor.

Si no tienes pipas de girasol, puedes usar pipas de calabaza, sésamo o nueces.

2. Desecha el agua del remojo

Crudipaté-de-champiñones-y-pipas-de-girasol1

Lava las pipas y escúrrelas bien. Después limpia y lamina los champiñones y tritúralos junto con las semillas y el resto de ingredientes en un vaso triturador o de mano hasta obtener una consistencia cremosa.

Si trituras a baja velocidad se conservarán mejor los nutrientes de los alimentos.

3. Listo para disfrutar

Crudipaté-de-champiñones-y-pipas-de-girasol3

Una herramienta muy útil es una espátula de goma. Con ella podrás aprovechar hasta la última gota al pasar el paté de la máquina procesora al bol de servir.

Puedes utilizar otras setas, como champiñones portobello, shiitakes o setas ostra.

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017