bombon

Paso a paso

Chocolate sin culpa

Al tomar el cacao puro, sin calentar más allá de los 42 grados, nos beneficiamos de todas sus bondades. Y se puede añadir frutos, semillas y ¡flores!

Necesitas un bol, moldes para bombones u otras formas, una espátula de goma, una cuchara y estos ingredientes:

  • 120 g de manteca de cacao
  • 80 g de cacao crudo
  • 50 g de lúcuma (opcional)
  • 50 ml de sirope de agave
  • 1 pizca de sal
  • Frutos y frutas secas, semillas, flores… para más sabor.

1. Derrite la manteca de cacao

bombon1

Hazlo lentamente al baño maría. Si cuentas con un deshidratador, también puedes fundirla cómodamente en él a baja temperatura. En el baño maría es importante que el agua no hierva.

Caliéntala muy poco a poco y evita que supere los 42 °C. También debes evitar que el agua salpique la manteca.

Si no tienes termómetro de cocina, toca la manteca con el dedo. No debería quemarte.

2. Ya puedes mezclar

bombon2

En un bol mezcla el cacao, la lúcuma y la sal. Agrega la manteca derretida mezclando lentamente con una varilla. Luego agrega el sirope de agave.

La lúcuma sirve para suavizar el sabor a cacao. Puedes sustituirla por otros superalimentos en polvo, como más cacao, algarroba, leche de coco en polvo, maca o mezquite.

3. Vierte la mezcla

bombon3

En los moldes y dales el gusto que prefieras. En este caso hemos puesto fresa seca. Llévalo al congelador y, una vez endurecido, desmolda y conserva en el frigorífico.

Hemos preparado unos bombones, pero puedes darle otras formas o utilizar la mezcla para bañar frutas o realizar coberturas.

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017