receta pudding de chia

Grasas sanas y buena fibra

Pudin energético con semillas de chía: campeón en omega-3

10 gramos de semillas de chía al día proporcionan todos los omega-3 necesarios: ¡esta receta contiene el doble y además mejora el estreñimiento!

Carla Zaplana

Ingredientes para 1 ración

  • 2 cucharadas generosas de semillas de chía
  • 250 ml de bebida vegetal a tu elección (puede ser de almendras, coco, avellanas, avena…)
  • Media cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de sirope de arce
  • 1 cucharadita de pipas de calabaza
  • 5 moras y 5 frambuesas para decorar (opcional)

Preparación

  1. Vierte la chía, la leche vegetal, la canela y el sirope en un bol y mézclalos bien o tritúralos en una batidora.
  2. Pasados 5 minutos vuelve a mezclar.
  3. Añade por encima las pipas de calabaza.
  4. Reserva en el frigorífico durante un mínimo de 30 minutos para que tome consistencia.
  5. Si lo deseas, en el momento de servir, decora con unas moras y frambuesas.

Si prefieres un pudin más espeso déjalo en reposo alrededor de 8 horas o incluso durante toda la noche.

Incluye semillas de chía en otros platos

La semillas de chía, aunque diminutas, son muy potentes nutricionalmente hablando. No solo constituyen una estupenda fuente vegetal de ácidos grasos poiinsaturados omega-3 y omega-6 sino que también aportan minerales como calcio, magnesio y boro.

Sus elevados contenidos en fibra nos ayudan a saciarnos y a regular el tránsito intestinal, lo que las convierte en buenas aliadas contra el estreñimiento. Además proporcionan una gran cantidad de antioxidantes en comparación con otras semillas.

Por todo ello es altamente recomendable que incorpores semillas de chía a tus platos. Puedes agregarlas a panes, galletas, bizcochos o púdines, por ejemplo. También te pueden servir para enriquecer mueslis y otros desayunos, sopas, ensaladas, un cuscús y tus batidos.

Otro uso muy habitual de estas pequeñas semillas es como espesante y como sustituto del huevo en recetas veganas, ya que la entrar en contacto con un líquido, como una leche vegetal o un caldo, libera sus mucílagos y ayuda a espesar y a ligar. Así se ha utilizado en esta receta, en la que la chía combinada con la leche vegetal y dejada reposar un rato permite obtener la textura de pudin.

suscribete Julio 2017