Supervitamínico

Zumo pura vida de zanahoria y remolacha

Este zumo es fácil de preparar y muy nutritivo, un concentrado cóctel de vitaminas y minerales en estado líquido. Solo necesitas 5 ingredientes que seguro que tienes en tu cocina.

Javier Medvedovsky y Gloria García Lerma

Zumo zanahoria remolacha ingredientes. Ingredientes para un vaso grande

1 / 4

Ingredientes para un vaso grande

A ser posible elígelos de cultivo ecológico:

• 300 g de remolacha

• 200 g de zanahoria

• 150 g de pepino

• 2 ramas de apio

• 1 limón

receta-zumo-zanahoria-remolacha-primer-paso. Paso 1: Prepara las verduras

2 / 4

Paso 1: Prepara las verduras

Pela y corta en trozos tanto la zanahoria como la remolacha.

Trocea el pepino sin pelar, para aprovechar la piel

Limpia el apio y córtalo en trozos.

El tamaño del corte de las hortalizas dependerá del tamaño que tenga el orificio de tu extractora de zumo. De todas formas, cuanto menos voluminosos hagas los trozos, más facilitarás el trabajo a la máquina.

receta-zumo-zanahoria-remolacha-segundo-paso. Paso 2: Extrae el zumo de forma ordenada

3 / 4

Paso 2: Extrae el zumo de forma ordenada

Una vez cortadas, pasa todas las hortalizas por la extractora de zumos.

Si vas a utilizar la pulpa de alguno de los ingredientes, te recomiendo pasar los trozos de cada una por separado. Así obtendrás las pulpas sin que estén mezcladas.

En ese caso pasa la remolacha en último lugar para no teñir el resto de la pulpa.

receta-zumo-zanahoria-remolacha-tercer-paso. Paso 3: Exprime el limón

4 / 4

Paso 3: Exprime el limón

Exprime el limón y añade el zumo a la mezcla anterior. ¡Ya tienes el zumo hecho y listo para tomar!

Si no lo vas a beber todo y lo quieres conservar para consumirlo más tarde, guárdalo en una botella de vidrio con tapa y déjalo en la nevera.

Tómalo en el día para beneficiarte de sus nutrientes.

Ideas frescas para elaborar tus zumos vegetales

Para elaborar este zumo te recomendamos utilizar un extractor de zumos cold-press, pues te permitirá sacar el máximo partido a los nutrientes y extraer todo el sabor de las hortalizas. El resultado será exquisito.

Ahora bien, los zumos de vegetales frescos te ofrecen un gran abanico de frescas posibilidades con las que nutrir tu organismo. Este zumo de zanahoria y remolacha es solo un ejemplo. Un zumo de color intenso, ligero y rico en betacarotenos y otros antioxidantes.

Te animamos a que investigues qué otras combinaciones para que averigües cuáles te gustan más. Aquí te proponemos un par más para que empieces a probar. Sigue el mismo procedimiento que para la receta anterior:

Zumos de sandía refrescante

  • 700 g de sandía con las pepitas
  • 1 cucharadita de cardamomo molido
  • unas hojitas de menta

Zumo de manzana muy verde

  • 3 manzanas
  • un puñado de hojas de espinaca
  • el zumo de 1 lima

Lo ideal es consumirlos en el momento, pero si los vas a tomar más tarde consérvalos en la nevera, a ser posible en botella de vidrio.

suscribete Abril 2018

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?