Respirar mejor

6 ejercicios de chikung que activan tu energía

Practicar cada día esta sencilla serie de movimientos aumentará tu potencia vital y te permitirá ampliar tu respiración

Xavier Julià Eggert

Ejercicio para relajar la zona pectoral. 1. Relaja la zona pectoral

1 / 6

1. Relaja la zona pectoral

  • Con los pies separados ligeramente, flexiona las rodillas y relaja los hombros.
  • Con la yema de los dedos, contacta con tu esternón en la zona de la línea media de la caja torácica.
  • Fricciona enérgicamente en sentido ascendente y descendente hasta que notes un cambio de temperatura en la zona.

Esta técnica, que actúa sobre el meridiano Ren Mai, libera tensión miofascial de la zona media del tórax. Destaca la importancia del punto Dan Zhong.

Fricciona la región lateral. 2. Fricciona la region lateral

2 / 6

2. Fricciona la region lateral

El punto 21 de bazo (Dà Bāo) es de gran importancia para una buena movilidad de la región lateral con el fin de mejorar la función respiratoria. Está situado a la altura del sexto espacio intercostal en la línea media axilar.

  1. Mantén ligeramente separado el brazo del cuerpo.
  2. Con la yema de los dedos, toma contacto con la línea que forman las costillas con el centro de la axila y fricciona en sentido ascendente y descendente hasta que sientas un aumento de la temperatura.
  3. Al mismo tiempo, realiza pequeños movimientos rítmicos con la caja torácica. Te ayudarán a detectar las zonas de mayor tensión.

Esta región se relaciona con el músculo serrato anterior y los músculos intercostales. Una buena regulación del tono de toda esta zona facilita una adecuada libertad de movimiento del tórax.

Friccionar la espalda con un cepillo. 3. Frota la espalda con un cepillo

3 / 6

3. Frota la espalda con un cepillo

Los puntos Shu de la zona interescapular se relacionan con el pulmón, el pericardio, el corazón, el meridiano Du Mai y el músculo diafragma.

  • En contacto con la piel, fricciona con un cepillo, en sentido ascendente y descendente, el espacio interescapular correspondiente a estos puntos.
  • Realiza esta fricción hasta que notes un cambio de temperatura.
  • Si haces a la vez micromovimientos del tórax podrás localizar más claramente las zonas que guardan mayor tensión. Alterna los brazos.

Ejercicio para abrir la zona pectoral. 4. Abre la zona pectoral

4 / 6

4. Abre la zona pectoral

El punto 1 del meridiano de pulmón (Zhōng Fŭ) está a unos seis pulgares transversales del esternón y uno por debajo de la clavícula. Se sitúa en la zona que delimitan los músculos pectoral mayor y deltoides anterior.

Para este ejercicio solo necesitas colocar el dedo medio sobre el índice y presionar varias veces este punto.

Se relaciona, desde una visión miofascial, con los músculos pectorales mayor y menor. El acortamiento de su tejido favorece una posicion de rotación interna del hombro y elevación de la escápula, lo que tiende a provocar una respiración mas superficial.

La relajacion del tejido de la zona pectoral facilita la situación contraria: una respiración más profunda.

Ejercicio para reforzar el chi del pulmón. 5. Refuerza el chi del pulmón

5 / 6

5. Refuerza el chi del pulmón

  1. De pie, con las piernas ligeramente flexionadas, pon una pelota de goma en la zona interescapular, entre los omoplatos.
  2. Realiza pequeños movimientos para presionar los puntos Shu de la espalda.
  3. Insiste en el espacio del punto 13 de vejiga (Fei Shu), a la altura del borde inferior de la apofisis transversa de la tercera vertebra torácica.
  4. La presion relaja la zona del trapecio y el romboides y mejora la movilidad de vertebras y costillas.
  5. Alterna el lado derecho y el izquierdo para equilibrarlos.

Ejercicio para abrir la zona torácica. 6. Moviliza la caja torácica

6 / 6

6. Moviliza la caja torácica

  • Con los pies en paralelo y alineados con el centro de las caderas, flexiona las rodillas y alza los brazos.
  • Mientras respiras, ampliamente y sin forzar, mueve tu caja torácica con fluidez.
  • Expande y retrae los brazos para descubrir zonas con restricciones.
  • Busca la sensación de apertura y movilidad que te aporta la integración entre tu respiración y la libertad de movimiento. Para finalizar, realiza la apertura del meridiano tendino muscular de pulmón.
  • Alarga la columna mantén la columna alineada en un eje vertical. relaja los hombros, el mentón y el pecho.
  • Sube los brazos al inhalar, sube los brazos por delante hasta que estén paralelos al suelo y formen un círculo frente al tórax (foto superior).
  • Gira las palmas Desde esta posición, abre los brazos hasta la altura de los hombros, inhalando y girando las palmas hacia arriba. el pulgar se abre hacia atrás sin crear tensión (foto inferior). Al exhalar, vuelve a la posición anterior relajando el tórax. Repite varias veces.
  • Al final de la sesión cierra los ojos y siente el efecto de los ejercicios.

Ejercicios de chikung para activarte

Vamos a activar la respiración pulmonar con cinco ejercicios enmarcados en la tradición china. Bajo el concepto de yang sheng ("nutrir o cultivar la vida"), que es cultivar hábitos saludables a través de diferentes prácticas, encontramos ejercicios de chikung ("el trabajo de la energía interna o vital") asociados al pulmón que favorecen el zhong chi (la energía vital relacionada con la respiración).

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017