Leches veganas para niños

Polémica en las redes

¿Qué tipo de leches puede tomar un bebé vegano?

La polémica en torno al restaurante vegano que censuró a una madre por dar un biberón con leche de origen animal muestra el desconocimiento sobre cuál es la leche apta para un bebé. ¿Puede ser un bebé vegano?

Manu Núñez

Redes sociales y medios de comunicación bullen con los comentarios a favor y en contra del restaurante vegano El Vergel, en Tarragona, cuyo propietario recordó la prohibición de consumir alimentos de origen animal en el establecimiento a una madre que estaba dando un biberón a su bebé de 4 meses.

Muchos comentarios traslucen un gran desconocimiento sobre cuál es la alimentación apropiada para un bebé menor de 6 meses. ¿Qué dicen los expertos sobre el tema?

Lo mejor: la leche materna

Existe un consenso generalizado sobre que el mejor alimento para un bebé es la leche materna. Este debe ser su alimento en exclusiva hasta los 6 meses de edad, tal como recomienda la Organización Mundial de la Salud y el Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría.

A partir de los 6 meses, la leche materna se debe complementar con otros alimentos hasta los 2 años o más. Por supuesto, la leche materna es apta para veganos (aunque parezca increíble, esto también puede ser objeto de discusión).

En los casos extraordinarios –muy extraordinarios, pues casi siempre es posible amamantar– en que la madre no pueda dar su leche al bebé menor de 6 meses, existe la opción, cada vez más accesible, de recurrir a leche humana de otras madres. Esto puede hacerse a través de los bancos de leche gestionados por hospitales públicos, aunque en estos tienen prioridad los bebés prematuros, con bajo peso, alérgicos, intolerantes o con otras enfermedades.

¿Hay preparados veganos para lactantes?

Para un menor de 6 meses, los preparados de inicio para lactantes es la única alternativa a la leche materna. Ni la "leche de vaca" ni las "leches vegetales", así, sin más, son aptas para un menor de 6 meses, pues no contienen los nutrientes imprescindibles.

La mayoría de preparados o leches para lactantes se elaboran a partir de materias primas de origen animal. Pero existen fórmulas vegetales que se pueden utilizar cuando el bebé presenta alguna intolerancia o alergia a la leche de vaca o en el caso de que la madre opte por una alimentación de tendencia vegana –sin ningún ingrediente de origen animal o los mínimos posibles– para su hijo. ¿Cuáles son estas alternativas?

La primera es el preparado con proteína de soja. No obstante, esta leche infantil contiene vitamina D3 (colecalciferol) que puede ser de origen animal (en concreto, se obtiene de la lanolina de oveja), por tanto, no es absolutamente vegana. La vitamina D3 puede obtenerse de algunas algas y líquenes, por lo que producir un preparado para lactantes es posible, y en ese caso podría llevar una certificación vegana, pero hasta el momento no conocemos ningún producto con estas características.

Por otra parte, algunos expertos en nutrición infantil objetan que el contenido en fitoestrógenos de la soja y su potencial alergénico no lo convierten en un alimento ideal para un bebé ("Soy infant formula and phytoestrogens", J Paediatr Child Health. 2003 Aug;39(6):401-5).

La segunda alternativa es el preparado con hidrolizado de proteína de arroz. Ana M. Morales, consultora certificada en Lactancia Materna desde 2006 considera que esta preparación es la más recomendable como alternativa a la leche humana porque es más digestiva y suave que las de vaca y soja (pero, insiste, siempre hay que hacer todo lo posible para que la madre pueda amamantar).

Sin embargo, este producto con hidrolizado de proteína de arroz también contiene vitamina D de origen animal. A día de hoy, todavía no existe en el mercado español ningún preparado para lactantes que sea completamente vegano.

Ni la "leche de vaca" ni la "leche vegetal" son para los bebés

En cualquier caso, es importante tener muy claro que ni la leche de vaca ni la leche de soja convencional que toman los adultos, ni otras bebidas vegetales elaboradas con avena, arroz, almendras, etc., ni los zumos de frutas ni las mezclas que se puedan preparar en casa son alternativas a la leche materna o a las fórmulas infantiles.

Nunca, en ningún caso, se debe alimentar con ellas a un bebé. La leche de vaca no es adecuada porque el exceso de proteína puede dañar el riñón y no aporta las suficientes cantidades de hierro, ácidos grasos, glúcidos y vitaminas C y E.

Las otras opciones vegetales tampoco contienen determinados ácidos grasos esenciales ni vitaminas B12, C y D, ni suficiente cantidad de hierro o proteína. Sí pueden ser alimentos complementarios a partir de los 6 meses.

Existen diferentes opiniones sobre hasta cuándo es necesario mantener los preparados de continuación. Algunos expertos recomiendan tomarlos hasta los 3 años (pero recuerda que la leche materna siempre es mejor opción).

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017