elegir terapias alternativas

Guía práctica

¿Vas a probar la medicina alternativa? Te decimos cómo elegir terapia y terapeuta

En medicina natural hay mucho donde elegir, pero ni todas las terapias son iguales ni todas te convienen. Con estos consejos básicos podrás escoger con mejor criterio.

Josep Lluís Berdonces

Si optas por elegir terapias alternativas, deberías tener muy en cuenta algunas cuestiones. Fundamental: las panaceas no existen. No te fíes de las terapias que lo curan todo. Si te ayudan a sobrellevar una enfermedad, ya es algo importante. 

No vayas a la alternativa solo porque te da repulsión la medicina ortodoxa, pues a veces la medicina convencional y la alternativa se combinan de forma excelente. Eso sí, cuando la medicina convencional no te ofrece un diagnóstico, o solo te proporciona química que no mejora los síntomas, busca otras opciones dentro de la medicina natural.

Pero ¿cómo hacerlo? Cuando nos preocupa un síntoma o simplemente necesitamos el consejo de un profesional que cuide de nuestra salud tenemos que elegir entre la variada oferta de opciones naturales a nuestra disposición.

Guía para elegir terapias alternativas y terapeutas

Recurre siempre al método de diagnóstico más válido y fiable, independientemente de si proviene de la medicina ortodoxa o de la alternativa. Por ejemplo, la única forma de diagnosticar una diabetes es haciendo un análisis de la glucosa sanguínea y no mediante biorresonancia. Por otra parte, ningún método puede prescindir de escuchar al paciente. 

El reequilibrio de la salud difícilmente se consigue si no hacemos un cambio personal. Además de someternos a terapia, es importante hacer los cambios necesarios para recuperar la ecología de nuestro medio ambiente interno. La salud es demasiado importante como para dejarla solo en manos de los profesionales. Como pacientes podemos actuar en sentido positivo.

Medicina solo hay una: la que cura

La medicina natural, la medicina china y la homeopatía son los tres grandes sistemas generales con una larga tradición. Entre los practicantes conviene elegir profesionales titulados y con experiencia.

Junto a estas grandes medicinas encontramos infinidad de terapias específicas. Antes de seguir otras opciones debemos estar seguros de que no impide o interfiere con un tratamiento vital (por ejemplo, a un diabético no se le puede retirar la insulina).

Fitoterapia

Las plantas medicinales pueden ser útiles en casi todas las enfermedades. En unos casos la fitoterapia será un tratamiento exclusivo sin tener que recurrir a fármacos; en otros, como complemento que potencia al medicamento.

Las plantas se pueden administrar en forma de infusión o en extracto o cápsula con un contenido controlado de los principios activos.

Flores de Bach

Las flores de Bach son un método de diagnóstico y tratamiento tan popular como controvertido. Se orienta a las afecciones emocionales, incluso psiquiátricas, con buenos resultados según muchos pacientes.

Se deben evitar los medios diagnósticos demasiado extraños (como el que se realiza con la ayuda de un péndulo).

Medicina bioenergética

La medicina bioenergética suele recurrir a tecnologías de diagnóstico y tratamiento más o menos sofisticadas. La medicina natural suele evitar estas complejidades, sobre todo si se proponen tratamientos que no modifican los hábitos de vida.

Etiquetas:  Terapias Salud

suscribete Julio 2017