Masaje shantala para bebés

Conectados

Bebés más sanos con el masaje Shantala

Este milenario masaje infantil de origen indio favorece el desarrollo físico y emocional del bebé a la vez que estrecha el lazo con los padres.

Alejandra Vidal

Un ginecólogo francés viaja a la India y, en las calles de Calcuta, se queda prendado de la belleza de los movimientos de una madre que masajea a su bebé con aceites y tiernas caricias. El médico, Frédérick Leboyer, se fascina con la técnica, bautiza a este masaje infantil con el nombre de la madre, Shantala, y lo introduce en Europa en la década de 1950.

Aunque el relato puede parecer el guion de un libro, es la historia de cómo este arte milenario practicado en Oriente se dio a conocer en Occidente a mediados del siglo pasado.

Un masaje de origen ayurvédico

En India este "regalo de dar amor", como lo definió el propio Leboyer, se trasmite de generación en generación desde tiempos remotos. Su origen proviene del Ayurveda, medicina tradicional india con una visión holística de la salud.

Consiste en masajear con aceites vegetales tibios todo el cuerpo desnudo del bebé, que reposa sobre las piernas de la madre.

Es un masaje terapéutico que le proporciona bienestar físico y psíquico, y a la vez potencia el vínculo con la madre. Una expresión de amor: el masaje infantil es el arte de la comunicación entre los padres y el bebé, a través de las manos, miradas, sonrisas, canciones y el contacto físico.

Es una expresión de amor por ambas partes, una técnica que ayuda a desarrollar la comunicación no verbal y consolida el vínculo afectivo tan necesario en los primeros años de vida. Durante el masaje, el niño segrega oxitocina, la "hormona del amor" responsable de forjar lazos afectivos.

Varios estudios demuestran que los bebés acunados, amamantados y masajeados de forma habitual se sienten más seguros, conocen mejor su cuerpo, duermen más profundamente y son menos propensos a infecciones.

Por un lado, el masaje le aporta relajación y bienestar emocional; por otro, estimula sus sistemas inmunitario, circulatorio, digestivo y respiratorio. Los beneficios acompañan al niño toda la vida, pues también se reflejan en la edad adulta.

Numerosos testimonios revelan que los bebés que son masajeados sufren menos problemas emocionales, con lo que pueden llegar a convertirse en personas más seguras, cooperadoras y compasivas.

Tuina, el masaje terapéutico ancestral

Relajante y estimulante

Tuina, el masaje terapéutico ancestral

Cómo se realiza el masaje Shantala a los bebés

El masaje shantala se basa en caricias espontáneas. Es bastante intuitivo y no sigue un orden estricto. Eso sí, la madre, el padre o la persona que realiza el masaje deben estar relajados; de lo contrario, el bebé percibirá la tensión o el estrés.

Cuándo comenzar: se puede iniciar tan pronto como deseen los padres. A partir del nacimiento y hasta los seis o siete meses conviene un masaje diario. Cuando comienza a andar a gatas se reduce la frecuencia y se adapta el masaje al cuerpo más grande y sus necesidades.

La mejor hora: aunque dependerá del tiempo libre de la madre o el padre, suele realizarse por las mañanas o en las últimas horas de la tarde para ayudarlo a dormir plácidamente, y siempre al menos una hora antes o después de comer.

Un lugar tranquilo: el ambiente es esencial y debe ser una habitación tranquila, silenciosa y con luz tenue. Es fundamental que la temperatura sea cálida, ya que el bebé recibirá el masaje totalmente desnudo.

La buena posición: tradicionalmente las madres indias colocan al bebé sobre sus piernas mientras ellas permanecen sentadas en el suelo con la espalda erguida. Si no resulta cómodo, puede realizarse sobre el cambiador, o frente al bebé, sentados en la cama con las piernas cruzadas.

Qué se necesita: aceite para el masaje, toallas, unos cuantos pañales y una muda de ropa para el niño.

Cuánto dura: de 15 a 25 minutos bastan para obtener los beneficios.

Con aceite vegetal: lo más recomendable es elegir un aceite natural suave como el de almendras, pepitas de uva o albaricoque que, además, se absorben con rapidez. Se aplica una buena cantidad en las manos y se entibia frotándolas con rapidez.

La presión óptima: los movimientos deben resultarle agradables al bebé pero estimulantes al mismo tiempo. Aunque suave, la presión debe ser firme y los movimientos rítmicos, lentos y amplios.

¡Al agua patos! Si bien no es necesario, se recomienda bañar al bebé después del masaje para eliminar los restos de aceite que no hayan sido absorbidos por su piel y aportarle mayor relajación y bienestar.

Mini masaje Shantala en 9 pasos

Pruébalo, puedes dárselo al bebé mientras le cambias el pañal o justo antes de dormir.

  1. Rodea con las manos la cabeza del bebé y realiza círculos suaves.
  2. Desliza las manos planas desde el centro de la frente hacia los lados.
  3. Dibuja circulitos alrededor de la mandíbula con las yemas de los dedos.
  4. Con los pulgares ve del ombligo hacia los lados.
  5. Haz rodar varias veces entre tus manos sus brazos, de arriba abajo.
  6. Con la izquierda, dibuja un círculo en la barriga desde las 7 horas. Con la derecha traza una "C" invertida desde abajo.
  7. Presiona con los pulgares la planta de los pies.
  8. Frota la espalda subiendo una mano por un lado mientras la otra baja por el otro, y viceversa.
  9. Con los dedos separados peina suavemente la espalda de arriba abajo.

Aceite de masaje con almendras

Para realizar un masaje Shantala es indispensable usar un aceite de calidad. Puedes elaborar en casa, de forma muy sencilla, un aceite de almendras con aceite de oliva.

Ingredientes

  • 2 buenas tazas de almendras sin tostar
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva

Preparación

  1. Tritura las almendras hasta obtener una pasta cremosa. Es mejor comenzar a baja velocidad e ir aumentándola gradualmente.
  2. Agrega una cucharadita de aceite para suavizar la pasta. Sigue batiendo y, si es necesario, agrega otra.
  3. Deja reposar la pasta en un recipiente en un lugar seco para que pulpa y aceite se separen.
  4. Transcurridas dos semanas, utiliza un colador para filtrar el aceite.

Etiquetas:  Niños Masaje

Artículos relacionados

suscribete Julio 2017