Moxibustion para girar a un bebé cuando viene del revés

Mejor parto

Moxibustión para cuando el bebé viene de nalgas

Uno de los problemas más frecuentes, en los embarazos, es que el bebé venga de nalgas. La comadrona tiene un secreto para solucionarlo.

Ángel López Hanrath

Un puro de moxa es la herramienta necesaria para dar la vuelta a un feto que viene de nalgas. Así de simple. Poco a poco esta idea se va conociendo entre las comadronas.

La moxa se aplica en el dedo meñique de cada pie, en su parte externa. Ese punto, llamado zhiyin ("al encuentro del yin"), es el último del canal de la vejiga y se calienta con un puro de moxa varias veces al día.

Según estudios occidentales, se incrementa así el riego sanguíneo del útero y los tejidos se vuelven más elásticos. Para el bebé, es más fácil girar y situarse en posición cefálica.

Es importante hacerlo en la semana 30 a 32 del embarazo porque, cuanto más tarde, más complejo será. Requiere, eso sí, el consejo inicial de un profesional sobre cómo realizarlo.

¿Qué es la moxibustión?

La moxibustión se considera el compañero de la milenaria acupuntura china. Consiste en aplicar calor acercando una moxa encendida.

La moxa es elabora a partir de la hoja de artemisa (Artemisa vulgaris), una planta muy valorada tanto en Occidente como en Oriente.

Se secan las hojas de la artemisa y después se deshacen en pequeños filamentos o se machacan. El resultado es la "lana de moxa", a la que se da forma de "puro" o de cono.

Una forma alternativa es la moxa sin humo, es carbón de artemisa mezclado con alguna resina que mantiene la consistencia.

Artículos relacionados

suscribete Abril 2018

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Cuerpomente?